S?bado, 30 de diciembre de 2006
Daniel Gilbert, psic?logo de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, acaba de publicar un libro donde trata de develar qu? nos hace felices. Para ?l, cada vez que caminamos hacia la felicidad, tropezamos con ella.

Desde peque?os a?oramos el instante en el que empezaremos a vivir "felices para siempre". El momento preciso en el que entrar?amos en ese estado maravilloso que empezaba, parad?jicamente, al final de cada cuento. Con todos estos avances tecnol?gicos del ?ltimo siglo, ?c?mo es que no hemos descubierto la dichosa f?rmula para la felicidad eterna, instant?nea? Hemos llegado a la Luna para damos cuenta de que all? no estaba, tampoco hundida en el fondo del mar junto al Titanic, ni en los infinitos rincones virtuales de Google, ni en los espirales del genoma humano. Nada por all?, nada por ac? ... "No va por ese lado", interrumpe Daniel Gilbert, un reconocido psic?logo de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, en su ?ltimo libro Tropezar con la felicidad. "La felicidad es un tema mental, explica. Y si no la logramos es porque deseamos desesperadamente las cosas que no nos van a producir felicidad e ignoramos las que s?. Entonces cuando caminamos hacia la felicidad, tropezamos con ella".

-?Es posible evitar estas decisiones que atentan contra la propia felicidad? -Lo primero, hay que ser esc?pticos de lo que nos dice nuestra mente porque esta es muy susceptible de cometer errores. Esto tiene que ver con las ilusiones en su memoria y en la percepci?n del presente, y, seg?n demuestro en mi libro, lo mismo ocurre con nuestra proyecci?n al futuro. La memoria tiende a editar los recuerdos al almacenados. No s?lo los fragmenta, sino que tambi?n favorece los aspectos m?s positivos,por eso, cuando proyectamos el futuro en relaci?n a nuestro pasado, lo hacemos partiendo de una base incorrecta, idealizada.

-?y es ah? donde nos equivocamos?
-Claro. Nos equivocamos, adem?s, porque el cerebro no es capaz de reconocer qu? opci?n de futuro ser?a la mejor; en el momento de elegir, se parte de un concepto que tiene que ver con el momento presente. ?Lo ir?nico? Vivimos con la ilusi?n de que podemos controlar nuestra vida.

-Siempre buscando la felicidad, por supuesto ...
-Exactamente. Todos deseamos aquello que nos hace felices. La felicidad es, sin dudas, el objetivo de la vida, siempre y cuando no se la limite a los placeres materiales. Un rico chocolate o el sexo pueden hacemos felices, as? como los actos solidarios o una muestra de coraje. No hay nada en este mundo que valga la pena hacer si no trae aparejada la felicidad, sea en el corto o largo plazo.

-?Pero ... ?
-El problema es que, como seres humanos, pretendemos abrir un libro y descubrir que la felicidad aparece por usar un sombrero verde o pararse en una pata. Si fuera as? de f?cil, todos ser?amos felices desde siempre.

-?Entonces no habr?a m?s miedo y dolor?
-y s?, ser?a bueno sentirse plenamente feliz en todos los momentos de la vida. Pero hay una palabra para los animales que no sienten estr?s, ansiedad, miedo o dolor: extinci?n. Estas emociones "negativas" tienen un papel fundamental en nuestras vidas, porque son las que nos gu?an hacia donde no debemos ir. Si tom?ramos una pastilla que nos hiciera
estar?amos destinados a la cat?strofe. Las emociones son una br?jula que nos indican qu? hacer y qu? no, y si esta siempre apuntara el mismo "norte", no servir?a de mucho.

-Aun as?, ?en su libro hay alguna sugerencia que nos ayude a no equivocarnos en nuestras decisiones?
-Creo que la informaci?n que doy en mi libro puede hacemos m?s inteligentes en la b?squeda, pero no, no nos dar? una receta simple para algo tan complejo.

-?Alg?n consejo?
-S?, y es que para tomar una decisi?n
acertada, lo mejor es escuchar a quienes est?n viviendo una situaci?n similar, en vez de confiar exclusivamente en nuestra imaginaci?n.
-?De alguna manera podr?a decirse que "la humildad" es un buen comienzo en esta b?squeda?
-Solemos sobreestimar nuestra individualidad y, entonces, rechazamos las lecciones que las experiencias emocionales de otros tienen para damos. Pero ojo, no nos confundamos, por todas partes abundan las personas dispuestas a garantizarnos la felicidad absoluta si compramos sus productos, votamos por ellos o nos unimos a su religi?n, pero no pasa por ese lado.
-Con relaci?n a la gen?tica, ?podr?a hablarse de una predeterminaci?n a la felicidad en relaci?n con factores como la cultura, el sexo o la edad?
-De alguna manera s?, ya que los genes juegan un papel preponderante -las estad?sticas aseguran que hasta un 50 % depende de ellos-, y, si se tiene en cuenta que la felicidad se produce en la mente, y la estructura del cerebro es producida por nuestros genes. Pero el 50% restante depende de muchas cosas, como la cultura y la edad. En cuanto a esta ?ltima, la buena noticia es que la gente tiende a ser m?s feliz a medida que crece.
El precio de la felicidad
"Hay dos cosas que se vienen diciendo por cientos de a?os por economistas y psic?logos: las posesiones materiales tienen una relaci?n nimia y complicada con la felicidad, no as? los v?nculos sociales, cuya relaci?n es simple y poderosa", contin?a Gilbert y pone en la mesa un tema recurrente: la relaci?n entre el dinero y la felicidad. Relacionado con eso, hace unos a?os la Universidad de Michigan en Estados Unidos public? un estudio con el t?tulo Si somos tan ricos, por qu? no somos felices, donde sentaba evidencias de que en ciertos pa?ses los niveles de calidad de vida hab?an aumentado de manera dram?tica, no as? los ?ndices de felicidad de sus habitantes, aunque la mayor?a siguiera equiparando dinero con felicidad. ?Por qu?? "Por cuatro razones", explicaba el doctor Mihaly Csikszentmihalyi a cargo de la investigaci?n. "En primer lugar, porque cuando los recursos no son distribuidos equitativamente, el normal de la gente se compara con la m?s rica en lugar, de apreciar lo que ellos tienen; en segundo lugar porque hoy en d?a, el ?xito se mide en t?rminos econ?micos, por lo que se deduce que una persona con dinero, necesariamente es feliz; en tercer lugar, porque las personas nunca est?n conformes con lo que tienen, y una vez que logran algo comienzan a pensar que algo mejor los har? m?s felices a?n, lo que genera un importante nivel de frustraci?n y, por ?ltimo porque en la b?squeda desenfrenada por conseguir la riqueza material descuidan otros factores necesarios para una vida satisfactoria como la amistad, el amor, la m?sica, los deportes, la literatura, etc."

-?Qu? hay de cierto en esto?
-Hay estudios realizados por economistas y psic?logos que revelan que el dinero s? puede comprar la felicidad, pero solo cuando no se tienen satisfechas las necesidades b?sicas. Obviamente, a una persona pobre un d?lar la har? inmensamente feliz. Pero en otro nivel, una vez que se cubren estas necesidades la curva es decreciente, y a una persona rica m?s dinero no le reportar? mayor felicidad. Pero hay algo m?s, porque es en esta instancia cuando a estas personas no les importa cu?nto dinero tienen ellos, sino, m?s bien, cu?nto tienen los dem?s.

-?Ya no pasar? m?s por la cantidad que se tenga?
-Exactamente. Para ser m?s espec?fico, me gusta comparar el dinero con el acto de comer. Es muy claro: para una persona con hambre una hamburguesa ser? sin?nimo de felicidad, dos tambi?n, tres, cuatro, pero lo sexta no nos hace m?s feliz que la quinta, y ?sta, quiz? s?lo un poquito m?s que la anterior. Lo que demuestra que cuando se logra la saciedad, lo que sigue es m?s o menos lo mismo.
El amor es m?s fuerte
Otro investigador que puso la felicidad bajo la lupa del microscopio es Robert Biswas Diener, otro de los gur?es de la psicolog?a positiva, que ha dado la vuelta al mundo para averiguar qu? se entiende por felicidad en las distintas culturas y descubrir que las emociones, en general, se viven de una manera similar en todo el planeta y, en lo que a la felicidad se refiere, esta depende de los v?nculos con los afectos.
-?Qu? opina de esto?
-Definitivamente, somos animales sociales, por eso no me sorprende que las relaciones e in ter acciones entre personas sean las principales fuentes de felicidad. Las relaciones sociales son poderosas fuentes de felicidad; si observas a tu alrededor, las personas que describir?as como felices tienen grandes c?rculos de afecto y relaciones profundas con ellos. Lo que resulta sorprendente es ver c?mo la gente la busca en otra parte.
-Si es tan obvio ?por qu? lo hacen?
-Porque los individuos tenemos objetivos diferentes a los de lo sociedad. Nosotros queremos ser felices, la sociedad necesita que consumamos. Esta diferencia es el verdadero dilema que se nos plantea cuando nos encontramos frente a "las cosas" que nos van a hacer felices.
-Aun as?, siendo un concepto tan subjetivo ?es posible definirla?
-La felicidad es, sin dudas, un estado subjetivo, y, por lo tanto, es imposible definirla de la manera en que se har?a por ejemplo, el hidr?geno o un n?mero. Pero lo que es seguro es que una persona sabe cuando la est? sintiendo, y no s?lo eso, tambi?n puede graduada, lo que hace posible hablar de una ciencia de la felicidad.
-?Cu?ndo se da cuenta de que es feliz?
-Cuando me encuentro en ese estado del que no me gustar?a salir.

Extra?do de la revista Nueva N?173


Es un art?culo que le? y me pareci? interesante, desde ya que era obvio que tener mucho dinero no trae la felicidad, que complicados que somos los seres humanos. Yo creo que entre m?s una persona busca encontrar la felicidad m?s se aleja de ella, para m? la felicidad es algo que aparece de improvisto, obviamente tampoco es cuesti?n de dejar todo al destino, de vez en cuando es necesario darle una manito.
Publicado por miakayuki2006 @ 16:42  | general
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 08 de diciembre de 2010 | 23:00

Realmente,  me parecio muy interesante eso de tropezar con la felicidad. Cuantas veces estamos mas preocupados de  atesorar cada vez mas y nos olvidamos de lo central, esencial , nuestra familia, pareja, amigos, etc, y eso a la larga nos hace sentir a la larga vacios e insatisfechos, en realidad creo mas en los momentos, en esos espacios màgicos de gozo, dicha etc, que despues se convierten en normalidad.....

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.