Mi?rcoles, 26 de noviembre de 2008

Cuando las cosas comienzan mal, siguen mal. El otro día tuve que llevar a mi gata al veterinario, porque se le había hinchado toda la cara, hasta quedar completamente deforme. La revisaron y resulta que su adorado hijo, le había clavado la uña por debajo del ojo, ocasionando una infección. Así que desde el sábado y hasta mañana, debo llevarla al veterinario para que le inyecte antibióticos. Por supuesto, mi viejo estuvo quejándose, de tener que llevarme hasta la veterinaria, si hubiera tenido otra persona a la cual poder recurrir, lo habría hecho pero no la tengo. La cosa no termina ahí, mi perro, o mejor dicho el de mi viejo, estuvo con reacción alérgica durante la noche, a las 3 de la mañana mi viejo me viene a despertar para decirme que el perro esta llorando y refregándose las orejas. Es común, en el verano que le agarre reacción alérgica y por lo tanto es un calvario, porque hay que correr al veterinario para que lo inyecten. Y lo peor es que, no es un perro que se deje tratar, más bien es una especie de asesino en serie, con cara de psicópata, que muerde todo lo que encuentra a su alcance.


Tags: mascotas, gatos, perros

Publicado por miakayuki2006 @ 9:42  | zona personal
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.