Mi?rcoles, 17 de diciembre de 2008

Disclaimer: esta es una historia que se basa en uno de los mejores personajes creados por la adorada J.K. Rowling. No, no es Harry Potter, es Severus Snape. (desearía que Rowling me lo regalara. Jeje.)

Aclaraciones: es un fic que comienza romántico y algo lento para luego haber situaciones bien explicitas. Así que quedan advertidos. Puede haber ocasionales escenas de torturas y violaciones, por lo tanto esta clasificado para mayores de 18.
Los pensamientos van entre comillas.

Pareja: Severus Snape y Selena.

Capítulo 23: Tercer año.

La lluvia caía torrencialmente y el viento frío comenzaba a calarle los huesos a los chicos que se quedaron en la entrada del colegio.
- Lo siento, puedo quedarme sola.- Dijo la morocha.
- ¿Crees qué te dejaría aquí sola?- Preguntó Blaise, pero se dio cuenta de que la muchacha no lo miraba a él.
- Te acompañaremos.- Sentenció Fred.
- Iré por McGonagall.- Dijo George.
- Theodore fue por Snape.- Explicó Blaise.
- ¿Snape? ¿Quieres ayudarla o asustarla?- Preguntó Lee.
- Ella confía en Snape, me quedaré hasta que venga, ustedes pueden irse.-
- Ya dije que nos quedaríamos.- Gruñó Fred.
- Ojala que esos bichos se fueran.- Dijo George.
- Gracias por quedarse.-
- ¿Qué demonios hacen todos aquí?- Gruñó Snape.
- Estábamos cuidando a Selena.- Explico Fred, cuando la morocha se levantó del tronco en que estaba sentada con Blaise y se abrazó a Severus, sorprendiendo a los tres Gryffindors.
- No se preocupe señorita Malfoy, la escoltaré hasta el castillo.- Sentenció Severus, correspondiéndole el abrazo.
- En verdad la traumaron los dementores.- Murmuró George, al ver a la muchacha, aferrada al desagradable profesor de pociones.
- Profesor, esta así desde el tren, un dementor entró en nuestro compartimiento.- Dijo Blaise, mientras subían las escaleras de piedra.
- Yo me haré cargo.- Sentenció Severus. Al llegar al gran salón … - Entren, llevaré a la señorita Malfoy a la enfermería.- Gruñó.
- Nosotros podemos llevarla.- Dijo George.
- VALLAN A SU MESA.- Bramó Snape y los cuatro muchachos entraron al salón. El morocho llevó a Selena hasta su despacho.
- Amor ¿Te encuentras bien? Estás empapada.- Dijo Severus, aplicándole un hechizo secador. - Toma, debes comer chocolate, te hará bien.-
- Me dan miedo, no dejes de abrazarme.-
- Amor, no lo haré.- Dijo Severus y la abrazó por varios minutos. - Bebe esto, es una poción que preparé durante las vacaciones, te ayudara a soportar la presencia de los dementores.-
La morocha la bebió, aún prisionera de los brazos del adulto. - Gracias.-
- ¿Te sientes mejor?-
- Si, pero no te alejes.-
- Tranquila, te abrazaré un rato más. Debes tomarla todo los días, esta preparada en base a chocolate, este frasquito te alcanzará para otros tres días. No olvides pedirme más, cuando se te acabe, ¿De acuerdo?-
- Lo haré.-
- Amor, te quiero tanto. - Dijo Severus, dándole un tierno beso.
- Ya recordé.-
- ¿Qué cosa?-
- Me debes muchos besos.-
- ¿Y, se puede saber por qué?-
- Ayer te fuiste sin despedirte.-
- Sí, te hubiera despertado, todavía estaría despidiéndome.
- Severus, ¿Beso? ¿Sí?-
- Abusiva, no pongas esa carita.-
- Pero el dementor casi me come.-
- Un dementor no va a comerte, no seas tonta.- Dijo Severus, pero su expresión cambió repentinamente. “No puede comérsela en el sentido en que ella lo dijo pero … podría robarle su alma.”
- ¿Severus? ¿Qué sucede?-
- Nada, no te preocupes. Te daré un beso más y luego iremos al gran salón.-
- ¿Uno solo? Tacaño.-
- Sí, uno solo o nos quedaríamos toda la noche aquí.-
- A mi no me molestaría.-
- Selena …-
- ¿Qué?-
- Tienes que comportarte, no estamos en tu casa, estamos en el colegio.-
- ¿Qué hice?-
- Tú sabes lo que hiciste.-
- Gruñón.-
- Por eso, ahora no te doy ningún beso.-
- Malo.-
- Vamos.-
- ¿En serio no me vas a dar un beso?-
- Así es, vamos.- Sentenció Severus y la morocha lo miró molesta.

Sin el beso prometido, la muchacha estuvo molesta durante todo el banquete, algo que a Severus lo divirtió. Sin embargo, esa noche no pudo evitar preocuparse. “No debí actuar así, tal vez termine enojándose enserio conmigo.”
Luego del banquete, la morocha se acercó a Harry Potter porque escuchó que él también había tenido problemas con los dementores.
- Harry ¿Podemos hablar?- Preguntó la muchacha en su sala común.
- ¿Tú también quieres burlarte como Malfoy?-
- ¿Draco se burló?-
- ¿Y qué esperabas? Todos los Malfoy son desagradables.-
- Yo ahora soy una Malfoy. Lamento lo que te dijo Draco.-
- ¿Qué querías?-
- Preguntarte que te pasó con el dementor.-
- Me desmayé, conformé.-
- ¿No te hizo ver nada?-
- ¿Cómo lo sabes?-
- Durante la primer semana de vacaciones me quedé en el colegio. Cuando vinieron los dementores, salí del castillo y me atacaron, me desmayé pero antes me hicieron ver imágenes.-
- ¿Hoy también te desmayaste?-
- No, pero me aterré, no podía acercarme al colegio.-
- Yo no vi ninguna imagen, pero si escuché a una mujer gritar. Creí que solo me había pasado a mí.-
- Bueno, no eres el único.-
- ¿Por qué querías saberlo?-
- Porque deseaba saber si solo me pasaba a mi, me asusté tanto que el profesor Snape tuvo que salir a buscarme para poder entrar al colegio.-
- La mujer que grita, no sé quien es.-
- Quizás sea algún recuerdo de tu infancia, deberías ir a descansar.-
- No creo que pueda dormir, no puedo dejar de escuchar ese grito.-
- ¿No te dieron chocolate?-
- Si, pero … aún no me siento bien.-
- Toma, bebe un sorbo de esto.-
- ¿Qué es?-
- Una poción que ayuda a soportar la presencia de los dementores.-
- ¿De dónde la sacaste?-
- Severus me la dio.-
- ¿Severus? ¿Te refieres a Snape?-
- Si.-
- ¿No crees que este envenenada? Snape no ayudaría a un Gryffindor.-
- Él no me lastimaría, puedes beberla, yo ya lo hice.-
- Lo olvide, ahora Lucius Malfoy es tu tutor, Snape no lastimaría a alguien que estuviera con ese sujeto.-
- Lucius no es mi tutor.-
- Vives con él, me lo contaron los gemelos.-
- Lucius me adoptó.-
- ¿Qué? Pero tú eres hija de muggles.-
- Si, pero Lu y Draco me quieren mucho, eso no les importa.-
- ¿No te han lastimado? ¿No te tratan como a un elfo domestico?-
- ¡Oye! Ellos no son tan malos, me quieren y me cuidan, y yo los quiero mucho.-
- Lo siento, es solo que … es muy raro.-
- ¿Vas a querer la poción o no?-
- Pero la hizo Snape.-
- Ya te dije que Severus no me lastimaría, él también es muy bueno y me quiere.-
- Sólo porque vives con Malfoy.-
- No, Severus ya era bueno conmigo desde antes de que viviera con Lu.-
- ¿Snape bueno? ¿En qué universo alterno?-
- Toma, bébela y cállate.-
- Gracias, lamento haber sido desagradable contigo.-
- No importa, nunca nos hemos llevado bien. Sé que no les agrado porque mis amigos son slytherins.- Sentenció la muchacha.
- Eso no es verdad, es solo que nunca hemos tenido tiempo de hablar.-
- Bueno, de todas formas eso no importa, ve a dormir, hasta mañana.- Dijo la morocha y comenzó a subir las escaleras.
- Selena …-
- ¿Si?-
- ¿Segura que te tratan bien los Malfoy?-
- Muy segura, hasta mañana.-
- Hasta mañana.- Respondió Harry.
Al llegar a su dormitorio, sus compañeras ya estaban dormidas. Corrió las cortinas de su cama y sobre la almohada encontró una nota, junto a una pequeña botellita.

“Selena, amor:
Es una poción para dormir sin soñar, para que no tengas pesadillas a causa de los dementores, recuerda beber solo un sorbo. Aunque hace poco que estuvimos juntos … ya te estoy extrañando. Lamento no haberte dado el beso que me pediste, no te enojes.
Te amo,
Severus.”

La morocha bebió un poco de la poción y se acostó a dormir feliz, con la nota en la mano. Por la mañana, a la hora del desayuno, se encontró con sus amigos de Slytherins, entraron al gran salón y cada cuál se fue a su mesa. Selena miró hacia la mesa de los profesores y le dedicó una enorme sonrisa, tanto a Severus como a Pomona. El morocho suspiró aliviado al ver que la pequeña no estaba molesta con él. No había podido dormir, por la preocupación de que ella se hubiera enojado, ya no era tan fácil, ir a buscarla y preguntarle si todo estaba bien, eso era algo que debió pensar antes de actuar de ese modo.
McGonagall les entregó los horarios de clase, la primera hora era de adivinación. La morocha subió luego del desayuno hasta la torre, solo estuvo una vez ahí y no había podido soportar el ambiente pesado del lugar. El cuarto a media luz, el calor insoportable y el olor a incienso, la hacían sentir mal, todavía no sabía porque fue tan tonta de anotarse en esa materia. Trelawney les dio la bienvenida, anunciando desastres y mala suerte a medio mundo, especialmente a Harry con la cuestión del Grim. Por lo cual, Selena prefería que esa mujer se mantuviera alejada de ella, ya bastante cosas le habían pasado, pero la profesora se le acercó y tomó su taza.
- A ver veamos que ahí aquí … mmm … muy interesante … un pasado secreto.- Dijo la mujer y la muchacha se incomodo enseguida, sabía que nadie debía hablar sobre quien era en realidad, por eso estuvo a punto de quitarle la tasa a su profesora, cuando esta dijo …
- Veo a un morocho en tu futuro, querida. Alguien especial pero muy conflictivo … mmm … si … algo más, pero esto es mejor que no lo sepas.-
A Selena casi le da un ataque al oír eso. “¿Qué será lo que no quiere decirme?”
- Sele …-
- ¿Sí?-
- ¿Te gusta algún morocho?- Preguntó Lavander que estaba a su lado.
La muchacha se puso escarlata.
- Eso quiere decir que si, ¿Quién es?-
- Nadie.-
- Ese nadie, hizo que te pusieras como un tomate.- Agregó Parvati.
- No molesten.-
- Solo es curiosidad, me preocupa la advertencia que me hizo, por eso quiero saber si hay algo de verdad en lo que te dijo a ti.- Dijo Lavander.
- Esta bien, si hay un morocho, pero no les voy a decir quien es.-
- ¿Crees que el resto de las cosas que le dijo a los demás sean ciertas?-
- No lo sé.-
- ¿Qué crees que te oculto?-
- Ni idea, espero que no sea algo malo.-
- ¿Él te preocupa?-
- Un poco.-
- ¿No vas a decirnos quién es?-
- No.-
La clase de transformaciones fue muy difícil y la morocha se arrepintió de no haber practicado más, durante las vacaciones. “Soy una tonta, tendría que haberle pedido a Lu o a Sevi que me ayudaran.”
Luego del almuerzo, la clase era cuidado de criaturas mágicas, la muchacha se dirigió a la cabaña de Hagrid en compañía de Blaise y Theodore, aún no había tenido la oportunidad de ver a Draco en todo el día y se preguntaba por donde andaba ese rubio. Al llegar a donde estaban la mayor parte de los estudiantes, Sele ve a un grupo de Slytherins que estaban encapuchados haciéndolo burla a Harry. El líder del grupo se bajó la capucha y dijo …
- ¿Qué pasa Potter, le tienes miedo a un viejo dementor? ¿No vas a …- Pero Draco no pudo terminar de hablar porque una sonora cachetada se estrelló en su cara. Estuvo a punto de reaccionar, hasta que se dio cuenta de que la que lo golpeo, había sido Selena, que lo miraba con los ojos llenos de lágrimas. Todos los presentes se quedaron de piedra. Draco comprendió que su hermana, probablemente se sintiera identificada con Potter, dado lo ocurrido con el dementor.
- ¡Eres un reverendo idiota!- Dijo Selena.
- ¿Cómo te atreves asquerosa sangre sucia?- Exclamó Pansy Parkinson.
- ¡CALLATE Y AHORRATE TU VENENO! - Bramó Blaise a la muchacha, mientras Selena se alejaba del lugar.
- ¡SELE! ¡ESPERA! Por favor perdóname.- Decía Draco que trataba de seguirla.
- ¡NO! No te perdono, eres cruel, ¿También te burlaste de mi? ¿Soy tu broma favorita, la que le cuentas a Parkinson y sus amigos?-
- ¡NO! Sabes que te quiero.-
- No te creo, eres malo.- Respondió enojada con el rubio. Hagrid llegó en ese momento y la situación se calmo.
- Selena … ¿No vas a tener problemas por …?- Preguntó Harry.
- No te preocupes, aunque Draco quisiera hacerme algo, si me lastima, Lucius lo asesina. Lamento que se halla burlado nuevamente.-
- No fue tu culpa, él es desagradable.-
- ¿Pudiste dormir bien?-
- Si, la poción en verdad me ayudo.-
- Viste que no estaba envenenada.-
- Con Snape, uno nunca sabe.-

Hagrid hizo la presentación de varios hipogrifos, haciendo varias advertencias. Draco trató de disculparse nuevamente, pero Selena se había enojado aún más con el rubio, por su actitud desagradable y despectiva hacia Hagrid. Con su malhumor a cuesta, Malfoy fue a provocar problemas con el hipogrifo que estaba con Harry, como consecuencia, fue atacado por la criatura. La morocha al ver lo ocurrido, casi le da un ataque, los gritos de dolor de Draco la aterraron.
- ¡Draco!- Gritó la muchacha y siguió al semigigante y a su hermano herido hasta el castillo.
- Sele, ¡No me dejes!- Gimoteaba el muchacho. - ¡Sele!-
- No voy a dejarte.- Le respondió mientras corría a su lado.
Al llegar a la enfermería …
- Señorita Thomas, espere afuera.- Sentenció Madame Pomfrey.
- ¡NO! Ella es mi hermana, quiero que se quede.- Gimoteó el rubio.
- Esta bien, esta bien señor Malfoy, no haga tanto escándalo.-
Selena se sentó junto a Draco, mientras la enfermera lo curaba.
- Listo, ¿Cómo se siente?-
- Todavía me duele.-
- ¿Está seguro?-
- ¿Cree qué no se cuando algo me duele?-
- Entonces quédese unos días en la enfermería, el profesor Snape notificará a sus padres. Señorita Thomas, solo puede quedarse un rato más.-
- Ella es Selena Malfoy.- Gruñó el rubio.
- Lo olvide, quédese tranquilo.- Sentenció la enfermera y se retiró.
- ¿Te duele mucho?- Preguntó la morocha.
- Sí, quédate conmigo, no sigas enojada.-
- Cuando te vi en el suelo, me asusté mucho.- Respondió la muchacha y comenzó a llorar.
- ¡Sele! No llores, ya estoy casi bien, ¿Me perdonas?-
- ¡Tonto! Claro que te perdono.- Respondió y lo abrazó.
Un rato después, Lucius entró en la enfermería destilando furia.
- ¡Draco! ¿Te encuentras bien?-
- Sí padre, pero todavía me duele el brazo.-
- ¿Qué demonios te ocurrió?-
- Fue un hipogrifo, me atacó. También pudieron haber atacado a Selena, había varios.-
Malfoy miró a la morocha. - Mi pequeña, ¿Te pasó algo?-
- No, estoy bien.-
- Esto no puede quedarse así, buscaré una sanción ejemplar.- Gruñó amenazante el adulto.
- Pero Draco …- Dijo la morocha.
- ¿Qué?- Preguntó Malfoy.
- No fue culpa del hipogrifo.- Dijo Selena.
- Sé que te gustan las criaturas mágicas, pero algunas son muy peligrosas como los hipogrifos. Nunca debieron exponerlos.- Sentenció Lucius. Se despidió de su hijo y luego le dio un tierno beso en la frente a Selena y salió de la habitación.
- Draco, debiste decirle la verdad, no prestaste atención en la clase, todo fue tu culpa.-
- Ya lo escuchaste. Lo que me pasó a mi, podría haberte pasado a vos.-
- Señorita Thom … Malfoy, ya debe retirarse.- Dijo Madame Pomfrey.
- Esta bien, vendré a verte más tarde.- Le dijo la morocha al rubio y le dio un beso en la mejilla.
- Promételo.-
- Te lo prometo, ¿Sabes que te quiero mucho, verdad?-
- Si, pero es bueno que me lo digas.-
- Te quiero Draco.-
- Yo también te quiero, hermanita.-
Antes de salir de la enfermería …
- Selena.- La llamó la enfermera.
- ¿Si?-
- Veo que te llevas muy bien con el joven Malfoy.-
- Si, lo quiero mucho.-
- ¿Te han cuidado?-
- Claro que sí, gracias por preocuparse.-
- De nada, sabes que me preocupo por todos mis niños.-
- Lo sé.-
- Algo más.-
- ¿Qué?-
- ¿Te has amigado con Severus? Estuvo muy mal durante las vacaciones y últimamente lo he visto mejor.-
- Sí, hace un mes más o menos, que me amigue, ¿Tan mal estuvo?-
- Sí querida, me preocupó mucho. Tuve que ir a verlo varias veces a su casa, para asegurarme que se estuviera alimentando correctamente y darle de tomar unas pociones, sabes bien, que él no pide ayuda, ni se cuida.-
- ¿Pero ahora esta bien?-
- Sí cielo, no vuelvas a enojarte con él, lo lastima mucho. Sé que probablemente él tuvo la culpa, pero debes tenerle paciencia, aunque no quiera admitirlo, te quiere mucho.-
- Lo sé, yo también lo quiero.-
- Bien, es mejor que regreses a tu clase.-
- Lo haré, gracias Madame Pomfrey.-
- Adiós cielo.-
A pocos pasos de la enfermería …
- ¿Cómo está Draco?- Preguntó alterada Pansy Parkinson.
- Tiene que quedarse unos días en la enfermería, Madame Pomfrey lo curó, pero él sigue diciendo que le duele. Lucius estuvo hace un rato visitándolo.-
- ¿Su padre vino a verlo?-
- Sí, estaba muy enojado.-
- Bien … gracias por decírmelo.-
- De nada, adiós.- Dijo la morocha y se dirigió a la torre Gryffindor. No tenía ni idea de en donde había dejado sus cosas, si nadie las había agarrado, tendría que regresar a buscarlas. Al entrar en su sala común …
- Selena.- La llamó Harry.
- Hola.-
- Ten, son tus cosas.-
- Gracias por traerlas. No sabía donde estaban.-
- De nada.-
- ¿Cómo está Malfoy?- Preguntó Hermione que se acercó junto con Ron.
- Aún le duele el brazo.-
- Sólo esta fingiendo.- Dijo Ron y recibió un codazo por parte de Harry.
- No sé. Tal vez, solo esta un poco asustado.- Dijo Selena.
- ¿Ya le avisaron a su familia, es decir, a tu familia?- Preguntó la castaña.
- Sí, Lucius vino a verlo.-
- Seguramente, no va a pasar nada bueno.- Sentenció el pelirrojo y recibió dos codazos, uno por parte de Harry y el otro de Hermione.
- Lucius estaba furioso, dijo que los hipogrifos son demasiado peligrosos.-
- Pero Malfoy tuvo la culpa. Todos en esa familia están podridos hasta los huesos, todo el mundo lo sabe.-
- ¡Ron cállate!- Lo reprendió la castaña.
- ¿Por qué? Si todos odiamos a los Malfoy.-
- Selena, lo lamento. Ron no …- Dijo Harry.
- ¿Qué sucede? ¿Por qué se comportan tan raros?-
Selena rió. - No se preocupen. Ya sé lo que todos piensan de mi familia, pero ellos en realidad no son tan malos como parecen.-
- ¿Tu familia? ¿Sales con Draco? No creí que tuvieras tan mal gusto.- Dijo Ron y Selena no pudo evitar echarse a reír.
- Ronald, ¿En qué planeta vives?- Preguntó Hermione.
- No salgo con Draco, es mi hermano. Lucius Malfoy me adoptó.- Explicó la morocha y Ron abrió los ojos como platos.
- Creí que era una broma de mis hermanos.-
 - Es la verdad, soy muy feliz con ellos.-
- ¿Segura?- Preguntó el pelirrojo.
Selena volvió a reír. - Muy segura, los quiero mucho, tanto a Lu como a Draco.-
- Pero vos hoy …-
- Draco se comportó como un idiota y por eso me enojé con él.-
- ¿Por qué te adoptaron los Malfoy? Tu eres hija de muggles.- Preguntó la castaña.
- Sé que ellos creen en la pureza de sangre, pero conmigo son muy buenos.-
- Es extraño.- Dijo Ron.
- Quizás un poco, pero de verdad son muy buenos conmigo.-

Un rato más tarde, la morocha fue hasta las mazmorras, previo paso por la enfermería. Madame Pomfrey solo la dejo estar unos minutos con el rubio, porque habían estado demasiadas personas visitándolo.

- Permiso profesor.- Dijo la muchacha, entrando en la oficina de Snape.
- Amor, pasa. Estoy solo.- Respondió levantándose y acercándose a ella. - ¿Te encuentras bien?-
- Ahora que estoy contigo si.- Sentenció la morocha y por su respuesta, recibió un tierno beso.
- ¿No tuviste problemas con los hipogrifos?-
- Para nada, en realidad … Draco tuvo la culpa, no siguió las instrucciones de Hagrid y por eso lo atacaron.-
- ¿Se lo dijiste a Lucius?-
- No quise meter a Draco en problemas.-
- ¿Dormiste bien?-
- Sí, gracias a ti.-
- Es lo bueno, de salir con el viejo y feo profesor de pociones.-
- ¡Oye! No eres ni viejo, ni feo. No lo vuelvas a decir.- Sentenció la muchacha, acariciándole el rostro. - Haces parecer que tengo muy mal gusto.-
- Lo cual es cierto.-
- ¡Severus!-
- Te extrañé.- Dijo Snape, acercándose aún más a ella.
- Lo sé, yo también.-
- Aún no puedo creer que … quieras estar conmigo.-
- Severus … - Respondió Selena abrazándolo. - Te quiero con todo mi corazón y mi alma, siempre ha sido así.-
- Yo también te quiero.-
- ¿Severus?-
- ¿Si?-
- ¿Sabes por qué a Draco todavía le duele el brazo?-
- No lo sé, pero se pondrá bien.-
- Tengo que pedirte algo.-
- ¿Qué?-
- Me darías más poción, esa para los dementores.-
- ¿Ya te la tomaste? No deberías ingerir tanta cantidad.-
- No te enojes, yo … le di un poco a Harry.-
- ¿POTTER? LA HIZE PARA TI.-
- Lo sé, pero él se sentía mal.-
- No es problema tuyo.-
- Es mi compañero de casa, no puedo no ayudarlo sabiendo que tengo esa poción.-
- No te daré nada, si la compartes con él.-
- Como quieras. Tengo que irme, hasta mañana.-
- Espera.-
- No, estoy apurada, le prometí a los chicos que me juntaría con ellos a estudiar.-
- ¿Qué chicos?-
- Harry, Ron y Hermione.-
- ¿Por qué de repente te juntas con Potter?-
- Porque me agrada.-
- Si te sigues juntando con él, no te daré ninguna poción.-
- No lo hagas, le diré a Lu que me la compre.-
- No se consigue.-
- Entonces, tendré que afrontar mis miedos, hablaré con el profesor Lupin para ver que puedo hacer.-
- ¿Por qué le vas a preguntar a él y no a mi?-
- Porque vos, no pareces muy dispuesto a ayudarme.-
- A ti si, pero a Potter no.-
- Haz lo que quieras.-
- No te vallas.-
- Si me quedo, terminaras diciendo algo de lo que luego vas a arrepentirte. Ya bastante mal, están las cosas.-
- ¿Estas enojada?-
- ¿Y vos que crees?-
- ¿Por qué te importa Potter?-
- No es por Harry, haría lo mismo por cualquiera de mis otros compañeros.-
- Pero es Potter.-
- Ya sé que es Harry, ¿no me digas que estas así por esa estupidez de las almas gemelas?-
- Prefiero no arriesgarme, no te juntes con él.-
- No puedes prohibírmelo.-
- Soy tu novio.-
- Y en estos momentos, pareces un niño con un berrinche.-
- Ten cuidado con lo que dices.-
- ¿O qué?-
- No te gustaría averiguarlo.-
- ¿Me estas amenazando? ¿Me lastimarías?-
- Te dejaría.-
- Si es lo que quieres, hazlo.-
- ¿Lo prefieres a Potter antes que a mi? ¿Tan poco te importo?-
- ¿En verdad piensas eso?-
- No me respondas una pregunta con otra.-
- ¿Qué quieres que te diga?-
- Que nunca vas a dejarme, ni por Potter, ni por nadie.-
- Ya deberías saber eso, nunca voy a dejarte, pero al paso que vamos, es muy probable que seas vos él que me deje.-
- No lo haré.- Gruñó Severus.
- Pero me amenazaste con hacerlo.-
- Y vos dijiste que lo hiciera.-
- ¿Crees qué podría soportar que me volvieras a dejar?- Preguntó la morocha, acariciándole el rostro.
- No quiero que sigamos peleando por culpa de Potter.-
- No fue culpa de Harry, vos empezaste la pelea.-
- Estoy celoso.- Confesó Severus, molesto y gruñendo.
- Eres un tonto, no hay ninguna razón para que estés celoso.-
- Potter es el niño que vivió, es famoso y a todo el mundo le cae bien, sin contar que tiene tu misma edad.-
- No le cae bien a todo el mundo, conozco a unos cuantos que harían una fiesta cada vez que algo malo le sucede. El que tenga mi edad, no tiene nada que ver. A mi me gusta mi profesor de pociones, que siempre esta serio y gruñendo, pero que es muy inteligente, valiente y me cuida.-
- Selena …-
- No estés celoso, solo te quiero a ti.-
- Lo siento.-
- Esta bien, no te preocupes. No debí pedirte nada.-
- No digas eso, me haces sentir peor. Confías en mi y por eso me pedís ayuda, y yo lo único que hago es atacarte, en verdad lo lamento.-
- Lo sé, todo esta bien, no fue mi intención hacerte sentir peor.-
- Pero me lo tengo bien merecido.-
- No digas eso.-
- ¿Vas a seguir confiando en mi?-
- Por supuesto que si.-
- ¿Puedo besarte?- Preguntó Severus sonrojándose.
- Estaba esperando que lo hicieras.- Respondió la morocha y Snape la besó con desesperación. Se sentó en la silla, jalando a la muchacha hacía él, acariciándola suavemente y ella, le correspondió las caricias y los besos. La temperatura de ambos, comenzaba a elevarse, sino se separaban pronto, Severus perdería el juicio. Un ligero plop, interrumpió el momento.
- ¡Amita!- Exclamo Runy.
Tanto Selena como Severus, estaban muy sonrojados.
- Runy ¿Qué haces aquí? Les dije que no podían venir a verme.- Dijo la morocha, que aún estaba sentada sobre Snape y entre sus brazos.
- Runy después se va a castigar, pero Runy tenía que informarle.-
- No debes castigarte.-
- La amita es muy bondadosa.-
- ¿Qué querías decirme?-
- El señor Dumbledore, estuvo visitando los terrenos de la mansión Mafdet.-
- ¿Qué? ¿Albus?- Gruñó Severus.
- Si señor Snape, el gran mago estuvo revisando la mansión.-
- ¿Entró?- Preguntó el morocho.
- No señor, la barrera que Rogu levantó esta intacta. Rogu me ordenó que les avisara.-
- Hiciste lo correcto Runy, muchas gracias. Ahora debes regresar a la mansión y cuidar todo, dales un enorme beso de mi parte al resto de los elfos, ¿De acuerdo?-
- Sí amita, Runy lo hará.- Dijo el pequeño elfo y se retiró.
- ¿Qué crees que estuvo haciendo en esa casa?- Preguntó Selena a su novio.
- No lo sé, quizás sospeche algo. Debo avisarle a Lucius.-
- ¿Vas a decirle ahora?-
- Es lo mejor.-
- Pero … quiero quedarme un rato más contigo.-
- No, ya es tarde, ¿No tenías que ir a estudiar con esos …?-
- Me invitaron, pero nunca les prometí que iría.-
- Me engañaste.-
- Solo busque una excusa para irme y no seguir peleando.-
- Fue la peor excusa que podrías inventar, solo echaste más leña al fuego.-
- Lo sé, cuando me di cuenta, ya era tarde. Pero el resultado final … no estuvo nada mal.-
- ¿Qué resultado?-
Selena se sonrojó. - Los besos y las caricias que me acabas de dar, si siempre va a ser así … podríamos pelearnos más seguido.-
- Ni lo sueñes.- Gruñó Severus.

Nota de la autora:

Hasta aquí llega un nuevo capí, lamento que sea un poco cortito, pero espero que igual les halla gustado. Sele y Sevi, se aman pero no pueden evitar pelearse a cada rato, suerte que las reconciliaciones son tan lindas, que envidia me da Sele, en fin.

¿Qué opinan del acercamiento entre Sele y Harry?
¿Se harán amigos?
¿Sevi podrá soportarlo o volverá a sufrir de un ataque de celos?

Kia Malfoy: Lamento que en este capí Lu aparezca tan poco, pero ya va a volver. Y lo podemos consolar entre las dos, hay que compartir (Aunque me da la impresión que quiero acaparar a todos, primero a Sevi y luego a Lu, y bueno, es que los dos me fascinan, eso si a Draco te lo dejo todito para ti.)

Lady Drakos: Hola amiga! ¿Cómo te fueron con los exámenes? Me imagino que muy bien.
En algún momento, la conversación sobre Lily tiene que salir, pero aún no … jeje, algo de emoción para más adelante.

Kny: Si, Lu necesita que lo consuelen, pero ya veremos que le depara el futuro. Sobre los Dementeres ... sele ya no sufre de esas visiones, gracias a Lu y a Sevi, pero esos bichos desagradables la aterran, pero Sevi, siempre sale al rescate.

Bueno chicas eso es todo, les mando un besito y que tengan buena semana.
Miaka Snape.

 


Tags: fics, fanfics, Severus Snape, Lucius Malfoy, Drama, Romance

Publicado por miakayuki2006 @ 9:13  | Sele y Sevi vers 1
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por kia malfoy
Mi?rcoles, 17 de diciembre de 2008 | 20:10
oLA..!
NENA...
como taz.-.?
mmm..spero.. k' andes.. de maravilla..Muchas risas
sip...
bueno..si es una lastima.. k' mi Lu.. salga.. tampokito..pero..bueno.. seguire..esperando..
y si drako tmb.. es un amor.. ui..si ni se diga...!!Amor
jeje..
bueno..me voe..
kuidate.. muxo..
bzos.!

p.d.. spero.. k' sevi.. no xoke.. a sele.. con sus celos... aunk' es muy interesante cuando se reconcilian.. jiji.. por eso..se han de pelear..muxo. vdd..?...
Publicado por lady drakos
Mi?rcoles, 17 de diciembre de 2008 | 22:24
aWWWWWWWWWWW!!
>.<
que cosa tan guay!!!
tu fic es genial!!
tendras que recompensar
el capi cortito!
por uno largo!
Gi?o
xDD
ntc!
a see!
grax por lo de los ex?menes
en realidad me fue muy bien!
Sonrisa

bueno...aww esperare impaciente el sig.
capi!!

este...sobre Lily!!
>.<
aww vaya que es emocionante imaginar lo que va a suceder!!
Muchas risas
de verdad estoy superhiper impaciente!!Rebotado
aWW
sobre harry y selena!!
wow!
estaria genial que ahora las cosas fueran al reves!
;D
harry se enamora de selena!
? se super amiga!
pero ella lo deja por el maravillosos Severus!
Amor
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 17 de diciembre de 2008 | 22:29
Lady drakos:

acaso no seria algo extra?amente genial!
xDD
a see!
lo dejo a tu imaginaci?n!!!Gi?o
porque eres super guay!!
;D
de veras!! el fic esta bn genial! y se que el final ser? tremendo! aunque me gustaria que jamas terminara! xD
seee sobre Lu, ya no me cae tan mal, aunque pedirle a sele sobre lo del amor...se me hace un poco...poes como dice severus "pervertido" xDD
bien me tengo que ir!! Muchas risas
te cuidas mashineEe!!
miaka!!
un fuerte abrazo!
Gi?o


biiee! x)
Publicado por Invitado
Viernes, 19 de diciembre de 2008 | 20:36
Kny: muy weno!!!!!.....k weno k sele se ha hecho amiga de Harry...unk espero k esto no traiga consecuencias malas para la relacion k tiene cn severus...en fin...espero k esos dos se dejen de pelear ??.....espero el prox. capi!!!....cuidate muxo muxo...bye
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.