Lunes, 29 de diciembre de 2008


Versión 1: Selena y Severus Snape

ACLARACIÓN MUY IMPORTANTE:

En este capi va a ver una escena Lemons, (Es decir, de sexo explicita) sino les gusta, ya saben que pueden salteársela o saltearse el capi. En cualquiera de los dos casos, nos leemos al final del capi o en el próximo.
Hasta luego.
Miaka

Disclaimer: esta es una historia que se basa en uno de los mejores personajes creados por la adorada J.K. Rowling. No, no es Harry Potter, es Severus Snape. (Desearía que Rowling me lo regalara. Jeje.)

Aclaraciones: es un fic que comienza romántico y algo lento para luego haber situaciones bien explicitas. Así que quedan advertidos. Puede haber ocasionales escenas de torturas y violaciones, por lo tanto esta clasificado para mayores de 18.
Los pensamientos van entre comillas.

Pareja: Severus Snape y Selena.

Capítulo 25: Llegaron las vacaciones.

Selena regresó junto a sus amigos y a su hermano, mientras Severus se dirigió hasta las tres escobas algo preocupado.
“¿Qué haré si ella se entera sobre el significado de un patronus? Quizás hubiera sido mejor que se lo explicara, pero … ¿Cómo le digo, que la cierva representa a Lily?”
- Severus, ¡Qué cara! ¿No me digas que mi pequeña te ha mandado de viaje?-
- No. Para tu información, estoy muy bien con ella.- Gruñó el morocho.
- ¿Entonces?-
- No es asunto tuyo.-
- Más te vale, que lo que te sucede, no ocasione que mi niña vuelva a llorar.-
- ¿Qué haces tú aquí?-
- Que bien que cambias de tema. Mi pequeña me avisó que hoy venían al pueblo.-
- Y vos no pudiste contenerte y vienes a acosarla.-
- Para que lo sepas, fue idea de ella que nos juntáramos a almorzar, ¿Y bien?-
- ¿Qué?-
- ¿Dime por qué tienes esa cara?-
- Ya te dije que …-
- Sí, lo hiciste, pero quiero saber.-
- No te diré nada y no te pongas pesado.-
- Solo te voy a dar un consejo. Si le estas ocultando algo a mi niña … te va a ir mal, recuerda lo que ocurrió conmigo. Lo mejor es que seas sincero.-
- Aún no es tiempo.-
- Lo ves, sabía que por ahí venía la mano.-
- Cállate.- Siseó el morocho.
- Recuerda, que si la haces llorar …-
- Lo sé, me asesinas.-
Un rato más tarde, los chicos y Selena entraron al local.
- Mira, ahí esta padre.- Dijo Draco, señalando una mesa.
- Vamos.- Respondió la morocha.
- ¡Genial!- Exclamó con ironía Nott. - Primero nos acompaña Snape por todo el pueblo, y ahora tenemos que comer con él y con tu padre.- Agregó Theodore, mirando a Selena.
- Bueno, yo no los obligo, pueden ir a otra mesa. Pero yo me voy con ellos.-
- ¿No crees que es algo enfermizo, querer estar con esos dos?- Dijo Blaise.
- No. Lu es mi familia, y por primera vez, es una familia que me acepta tal cual soy. Y Severus es mi novio y lo adoro.-
- Tenías que ser una Gryffindor.- Dijo Draco.
- Hagan lo que quieran, nos vemos luego.-
- ¡Oye! Espera.- Dijo Nott. - Iremos contigo.-
Los chicos saludaron a Lucius y se sentaron a la mesa. Sele se ubicó entre Lu y Sevi, y estaba tan feliz de estar con ellos, que pensaba que haber tenido que pasar cerca de los dementores no había sido tan malo.
- Tú si que eres una gryffindor muy rara.- Dijo Blaise.
- ¿Por qué?-
- Haz visto, quienes están contigo en esta mesa.-
- Sí ¿Y?-
- Bien, somos cinco alumnos pertenecientes a Slytherin, Draco, Theodore, Goyle, Crabbe y yo. Además esta el jefe de Sly y el señor Malfoy que también perteneció a nuestra casa.-
- ¿Y?- Volvió a decir la morocha.
- Se supone que los gry y los sly se odian a muerte, tu sí que rompes todas las reglas.-
- Bueno, si mi presencia molesta a este grupo de fieles seguidores de los ideales sly, me voy.- Respondió la morocha muy seria y simulando que se levantaba. En ese segundo, Blaise comprendió que no había sido una buena idea su comentario, cuando notó la mirada asesina de Severus y Lucius.
- No quise decir eso.- Se apresuró a decir.
- Blaise, no quiero alarmarte, pero creo que tienes los segundos contados.- Dijo Nott divertido, observando la mirada de los adultos hacia su amigo.
- Pequeña, antes de que vos tengas que retirarte de esta mesa, yo asesinó a este mocoso …- Decía Lucius, cuando la morocha, lo tomó de la mano.
- Lo sé, Blaise solo quería molestarme. No lo dijo enserio.-
- Señor Zabini, esta castigado.- Dijo Severus muy serio. No iba a permitir que Lucius se luciera.
- Pero …- Dijo Blaise.
- No voy a permitir, que le haga bromas pesadas … a mi novia. Mañana deberá venir a mi oficina y ponerse a limpiar gusarapos para la clase de pociones.- Sentenció Severus, y los otros chicos no pudieron evitar echarse a reír, al ver el destino que le esperaba a Blaise.

Hacia el anochecer, los chicos regresaron al castillo en compañía de Severus, previa despedida extensa de Sele con Lu.
- Ves, ya se hizo de noche, por poco y nos perdemos el banquete.- Dijo Nott.
- Te tardaste demasiado en despedirte de padre.- Dijo Draco.
- Te diría algo, sino fuera porque me arriesgo a otro castigo.- Dijo Blaise.
- Oigan, no sean tan malos, hace mucho que no lo veo.-
- Sí, una semana.- Dijo el rubio.
- Ya no me molesten.- Respondió la morocha, acercándose aún más a Severus y poniendo carita lastimosa. Lo que ocasionó, que el morocho fulminara con la mirada a los muchachos.
- Sele …- Dijo Blaise, al ver a los dementores en el portón enrejado.
- Sigan caminando, yo la acompañaré.- Gruñó Severus.
- Sevi, no te preocupes. Solo abrázame fuerte y caminemos rápido.-
- No voy a hacer eso, usaré nuevamente el patronus y …-
- No lo hagas.-
- ¿Por qué no?-
- Porque te altero invocarlo.-
- Olvídate de eso.-
- No lo haré. No importa que sucedió, pero te afectó mucho ver la forma que adoptó.-
- Amor, yo …-
- Vamos.- Dijo la morocha, tomándolo por la cintura y acelerando el paso. Severus la cubrió con su capa, para evitar que por lo menos no pudiera verlos. Se sentía un inútil por no poder proteger a su novia y para peor, tener que ocultarle la razón de su malestar.
Durante el banquete de Hallowen, lo chicos comieron golosinas hasta atiborrarse. Cuando los gryffindors se dirigieron hacía su sala común, descubrieron que el cuadro de la dama gorda había sido atacado y que Sirius Black era el culpable. Todos debieron regresar rápidamente hasta el Gran Salón para pasar la noche, y un rato más tarde las otras tres casas se les unieron. En cuanto Sele vio a su hermano y a sus amigos, se dirigió hacia ellos.
- ¿Qué sucedió?- Preguntó Draco.
- Rompieron el cuadro de la entrada a Gryffindor, según la pintura, se trató de Sirius Black.-
- ¿En serio?- Dijo Nott.
- Sí, por eso nos trajeron a dormir aquí, para que los profesores revisen el castillo, ¿Creen que Severus este bien?-
- A dormir.- Los regañó Percy.
- Weasley métete en tus asuntos.- Siseó Draco.
- Cállate Malfoy y duérmete.-
- Tú a mi … ¡ay!- Exclamó Draco, cuando su hermana le dio un codazo en las costillas.
- Lo siento Percy, ya nos vamos a dormir.-
- ¿Qué haces tú, de este lado? Los Gryffindors están por allá.-
- Prefiero dormir cerca de mi hermano.-
- ¡Tu hermano! Cómo no.- Dijo Percy, y Draco por poco y se levanta a golpearlo, pero Theodore lo frenó .
- Ese asqueroso Weasley ...- Siseó Draco, cuando Percy se alejó.
- Draco, ¿Severus?-
- No te preocupes por el gruñón de tu novio. ¿Ya has oído la frase, Hierba mala nunca muere? Bien, se apega mucho a él.-
- ¡Draco! No digas eso.-
- Estará bien, recuerda que él … es igual a mi padre.- Dijo Nott.
- Sí, pero ese sujeto … Black, se supone que también lo es y además esta loco y …-
- Ya no te preocupes por tu novio.- Dijo Blaise. - Mira, ahí esta, vivito y coleando.- Agregó señalando a los recién llegados.
- Más vale que simulemos dormir o tendremos problemas.- Dijo Theodore.
Selena se tranquilizó al ver a Severus juntó al director, apoyó su cabeza sobre la almohada sin quitarle los ojos de encima. Un rato más tarde, Snape se acercó a ellos.
- ¿Profesor?- Dijo Blaise.
- ¿Aún están despiertos? Es muy tarde, duérmanse de una vez por todas.-
- Es su culpa que no podamos dormir.-
- ¿De qué habla Malfoy?-
- Mi hermana, ha estado muy preocupada por usted, y por eso no se ha dormido y nosotros tampoco, tratando de calmarla.-
- Amor … - Dijo Severus, observando a la morocha que se había puesto escarlata. - Todo esta bien, hemos revisado el castillo por completo y no hay señales de Black. Ahora duerme.-
- ¿Adónde vas?-
- Tengo que hacer una última ronda por el castillo y luego vendré aquí, a vigilar que duerman.-
- ¿Lo prometes?-
- Sí, lo prometo. Guarda esto y léelo mañana temprano.- Dijo Severus entregándole un pedazo de pergamino.
- Esta bien, ten mucho cuidado.-
- Lo tendré, ahora a dormir o tendré que castigarlos.- Respondió Snape y se marchó lentamente, haciendo ondular su capa.

Al día siguiente …
- ¡Hola!- Dijo la morocha entrando en la oficina de su profesor y arrojándose en sus brazos.
- No debiste preocuparte tanto por mi. Sé cuidarme.-
- No puedo evitarlo, te quiero demasiado.-
- Amor …- Dijo Severus y le devoró la boca.
- ¿Qué querías decirme?-
- Sobre Black …-
- ¿En verdad es … un mortífago?-
- Al parecer sí.-
- ¿Al parecer?-
- Bueno, eso es lo que se determinó en la época en que fue capturado, pero a decir verdad, jamás lo había visto con el señor oscuro o con otros mortífagos. Aún así, es un hombre muy peligroso y si anda deambulando por el castillo … quiero que tengas mucho cuidado y que no andes sola, ¿Me has entendido?-
- Esta bien, ¿Pero, por qué habría de querer hacerme algo a mi?-
- No a ti, específicamente. Pero es un hombre y ha estado doce años encerrado … podría tratar de atacar a cualquiera de las estudiantes.-
- Oh.- Dijo Selena sonrojada, entendiendo de que le estaba hablando su novio. - ¿Crees que traté de … violar a una alumna?-
- Tal vez, aunque no creo que este aquí por ello. De todos modos, prefiero que estés advertida.-
- Tendré cuidado.-

Unos días más tarde …
- Todo es culpa del condenado de Malfoy.- Dijo Harry. - Deberías decirle que se deje de fingir.-
- Lo siento, pero él en verdad dice que le duele.- Respondió Selena.
- ¿Eres tonta? No te das cuenta de que esta fingiendo.- Dijo Fred.
- No soy tonta, y sé que ha esta altura probablemente tengan razón, pero él no va a cambiar.-
- Deberías ponerlo en evidencia.-  Dijo George.
- Es mi hermano, no puedo hacer nada.-
- No lo son. De seguro que no haces nada, porque vas a apoyar a esas mugrosas serpientes.- Dijo Ron.
- TAL VEZ LO HAGA.- Gritó la morocha y salió corriendo.
- Amor ¿Qué te ocurre?- Preguntó Severus, cuando la muchacha entró en su oficina y se arrojó a sus brazos llorando.
- En la torre, todos están enojados conmigo.-
- ¿Por qué?-
- Por culpa de Draco, porque sigue fingiendo que le duele el brazo y cambiaron los turnos de los partidos de quiddicht.-
- Pero tú no tienes nada que ver con eso.-
- Los chicos dicen, que debería demostrar que Draco esta bien.-
- Amor …- Dijo Severus y la besó. - No les hagas caso, no es tu culpa lo que haga Draco.-
- Deberías explicárselo a mis compañeros. En verdad, creo que el sombrero se equivocó de casa.-
- No lo hizo, todo estará bien.- Respondió Snape, secándole las lágrimas.
- ¿Besos?- Preguntó Selena. Severus la besó tiernamente mientras recorría con sus manos la espalda de la morocha, jalándola más hacia él. Los besos y las caricias, se volvían cada vez más intensos entre ellos, pero era algo que ninguno de los dos podía evitar.
- Te amo.-
- Yo también.- Respondió la morocha sonrojada. - Severus …-
- ¿Sí?-
- Dentro de un rato tengo que ir a ver al profesor Lupin, voy a recuperar la clase del boggart.-
- ¿Quieres que hable con él?-
- No, solo quería avisarte, por sí …-
- ¿Qué?-
- Aparece tu boggart y Lupin viene a preguntarte.-
- Esta bien, no te preocupes. ¿Quieres qué repasemos el hechizo?-
- No, prefiero seguir con los besos.-

 Media hora más tarde, Selena se dirigía hacía el despacho del profesor de DCAO.
- Adelante.-
- Permiso profesor.-
- Hola Selena.- Dijo el profesor Lupin, con una cálida sonrisa. Era el único de los profesores, que llamaba a cada alumno por su nombre, a todos les caía muy bien, porque era un hombre muy bueno y comprensivo.
- Hola Profesor.-
- ¿Estás preparada para la clase de hoy?-
- Sí, algo.-
- Veo que estas un poco nerviosa.-
- En realidad … bastante.-
- ¿Quieres contarme, qué ocurrió cuando te enfrentaste por primera vez a un boggart?- Preguntó Lupin y por un largo rato, la morocha le contó lo ocurrido, evitando hablar de las imágenes que el bicho le había hecho ver.
- Y por eso … Lucius no quería que me vuelva a acercar a una de esas criaturas.-
- Ya entiendo. No imaginaba que habías estado tan mal, creí que Severus solo exageraba para sacarte de la clase, ¿Has intentado enfrentarte nuevamente?-
- Yo … el profesor Snape, me ayudo un par de veces.-
- Veo que Severus y vos se llevan muy bien.- Dijo Lupin con suspicacia.
- Él es muy bueno conmigo.-
- ¿Te ha enseñado el encantamiento?-
- Sí.- Respondió la morocha, y lo pronunció al tiempo que movía su varita.
- Muy bien, por ahora no te haré enfrentarte con un boggart, pero para el final de la cursada, haré distintas pruebas y probablemente una de ellas será enfrentarse con esa criatura. Así que lo mejor es que le pidas al profesor Snape que continúe ayudándote, si él no puede, yo lo haré.-
- Muchas gracias.- Dijo la morocha y suspiro del alivio. Lupin no pudo evitar sonreír al ver la expresión de felicidad de la morocha. - Profesor, ¿Puedo preguntarle algo?-
- Por supuesto, ¿Qué es?-
- ¿Conoce el encantamiento patronus o algo así?-
- Sí lo conozco, sirve para alejar a los dementores.-
- ¿La forma que adopta … es siempre la misma?-
- No. La forma de los patronus depende de la persona que lo halla invocado. Para crearlo, se necesita pensar en un recuerdo muy feliz y por lo general, la forma que adopta representa a la persona a la que más amamos.-
- Oh.- Dijo la morocha muy apenada.
- ¿Qué te ocurre?-
- No es nada, gracias por explicármelo.-
- ¿Haz visto el patronus de alguien que te importa mucho?-
- Sí, es alguien a quien quiero con toda mi alma, pero su patronus … no tiene nada que ver conmigo.-
- A veces los patronus, toman tiempo en cambiar de forma.-
- Pero, si se supone que él me quiere mucho y hace tiempo que … nosotros estamos juntos … su patronus ¿No tendría que haber cambiado?-
- Probablemente, pero el tiempo depende de cada persona. No deberías preocuparte por eso. La forma del patronus no quiere decir que esa persona no te quiera.-
- No, solo significa que no soy la persona a la que más quiere.-
- Selena, quizás deberías hablarlo con él.-
- No, estaré bien.-

Los días siguientes, tanto su hermano, como sus amigos y Severus, notaron que la morocha parecía estar algo triste.
- Hermanita, ¿Qué te ocurre?-
- Eh.-
- ¿Por qué estas triste?-
- No lo estoy.-
- Draco tiene razón. Ya no estas sonriendo todo el día.- Dijo Blaise.
- Es cierto.- Dijo Goyle.
- Lo ves, si hasta este descerebrado se dio cuenta.- Agregó Nott.
- No es nada, no se preocupen. Ya se me va a pasar.-
- ¿Qué hizo Snape?- Preguntó Blaise.
- Nada.-
- No mientas, es él único que puede ocasionar que te pongas mal.- Dijo Draco
- No quiero hablar sobre eso. Tengo que ir a clases, nos vemos luego.-

En la clase de DCAO, Selena se sentó junto a Ron.
- Es raro que el profesor aún no halla llegado.- Dijo Ron.
- Tal vez, este en otro lado del castillo con una nueva clase práctica.- Dijo Sele.
- Sería genial, por primera vez aprendemos algo con …- Estaba diciendo Ron, cuando Snape entró azotando la puerta. - ¿Qué diablos hace este aquí?-
- Ni idea.- Respondió la morocha, que estaba tan sorprendida como el pelirrojo.
Severus, fiel a su forma de ser, comenzó a dar clases y en la primera oportunidad que se le presentó humilló a Hermione, ocasionando la furia de Ron que trató de defenderla, a pesar de que Sele quiso frenarlo. Las cosas se ponían de mal en peor, mientras los chicos leían el capítulo seleccionado, el profesor se puso a revisar los trabajos anteriores. Fue viendo uno por uno y descalificando la forma de corregir del profesor Lupin, hasta que revisó todos menos el de Selena …
- Oye, ¿Por qué a ti no te lo ha pedido?-
- No lo sé, quizás no se dio cuenta.- Dijo Selena.
- Quizás tengas suerte de que Malfoy te adoptara.-
- No creo que sea por eso.-
- Bueno, básicamente eres media serpiente, si vives con esos.-
- No es mi culpa, si Snape no me pide las cosas.-
- No lo dije para que te enojaras.-
- ¿Qué no? Últimamente me atacan por todo, por Draco y su brazo, y ahora porque Snape no pidió mis trabajos.-
- Te lo tomas todo muy a pecho.-
- ¿Qué esta ocurriendo aquí?- Siseó Severus, mirando amenazadoramente a Ron.
- Nada, solo hablábamos sobre algo del libro.- Dijo rápidamente Selena.
- ¿Y sé puede saber qué es?- Preguntó Snape, acercando su rostro al de ella.
- Sobre si en realidad, había hombres lobos en el bosque prohibido.- Respondió Selena. Severus sabía muy bien que le estaba mintiendo, pero por ahora lo dejo pasar.
- Bien, continúen leyendo y nada de hablar.- Siseó Snape.
- Gracias.- Dijo Ron. - Sino le hubieras mentido, probablemente me castigaría por el resto del año, ya bastante problemas tengo con el castigo que me va a dar.-
- Es mejor que hagamos lo que dijo.-
- ¿Por qué? Si te ha creído.-
- No lo hizo. Si ve que volvemos a discutir, ahí si que te va a castigar, pero de por vida.-
- ¿Cómo sabes que no te creyó?-
- Solo lo sé.-
Cuando terminó la clase, Ron tuvo que quedarse para saber que castigo le aguardaba y Selena también tuvo que esperar afuera, porque Severus le pidió que se quede. Cuando el pelirrojo salió destilando bilis, Selena pudo entrar.
- Amor ¿Qué demonios te estaba haciendo ese mugroso Weasley?-
- Nada.-
- No mientas.-
- Ya te dije que nada.-
- ¿Qué te sucede?-
- Nada.-
- ¿Te has olvidado del resto de las palabras o solo sabes decir nada?-
- ¿Qué quieres que diga?-
- Quiero que me expliques porque estas así.-
- ¿Así cómo?-
- Triste y distante.-
- No me pasa …-
- Ya sé, NADA.-
- Si lo sabes, para que preguntas.-
- ¿Por qué estas molesta conmigo?-
- No lo estoy.-
- Amor …-
- ¿Ya puedo irme?-
- No. Si hice algo que te molestó, quiero que me lo digas.-
- No es nada.-
- Ya deja de decir nada y dime que sucede, me estas lastimando.-
- No más de …-
- ¿Qué hice?-
- No importa, no es culpa tuya.-
- Lo es, porque te has alejado de mi.-
- Supongo que lo que vos sentís por mí, no es igual a lo que yo siento por ti.-
- ¿Por qué decís eso?-
- ¿Quién es tu patronus?-
- ¿Qué quieres decir?- Dijo Severus incómodo y preocupado.
- ¿A quién representa?-
- A nadie.-
- ¡Genial! Eso quiere decir que la persona a la que más amas en este mundo es … nadie.-
- ¿Dé que estas hablando?-
- No finjas que no sabes de lo que estoy hablando. Le pregunte al profesor Lupin, sobre lo que representaba un patronus.-
Severus se puso pálido. - Amor …-
- ¿A quién más le dices amor? ¿Quién es realmente tu amor?- Preguntó Selena y estalló en llanto. Dio media vuelta y estaba a punto de marcharse cuando Snape la sujetó. - Déjame ir.-
- No lo haré. No permitiré que me dejes.-
- ¿Qué soy, tu premio consuelo?-
- ERES LA MUJER A LA QUE MÁS AMO.-
- NO SEGÚN TU PATRONUS.-
- Amor …-
- DILE ESO A ELLA.- Gritó la muchacha y Severus la soltó. Selena se alejó de él, ocasionando que Snape se alterara aún más.
- ESTA MUERTA, CONFORME. MURIÓ HACE MUCHOS AÑOS Y FUE MI CULPA.- Bramó Severus, completamente angustiado.
La morocha se sorprendió y se dio vuelta para mirarlo. - ¿Era tu novia?-
- No lo era, nunca sintió nada por mi, salvo compasión y lastima. En un principio éramos amigos pero luego … no le agradó en lo que yo me estaba convirtiendo y se alejó de mi.-
- ¿Por qué dijiste qué …?-
- Murió por mi culpa. No quiero hablar sobre eso, aún no. No sabía como explicarte lo del patronus, no creí que siguiera manteniendo su aspecto, supongo que no ha cambiado, por la culpa que siento por haber causado su muerte.-
- Severus …-
- Te amo Selena, tienes que creerme … por favor, no me dejes.- Dijo Snape, tratando de acercarse nuevamente a ella.
- Yo … lo siento, no quise actuar así.- Respondió la morocha y lo abrazó.
- Fue mi culpa, debí habértelo explicado.-
- No sigas culpándote de todo. Eres un verdadero masoquista, cargas con la culpa de todo lo que sucede y estoy segura de que no eres siempre, cien por ciento culpable de las cosas.-
- Amor … ¿Beso?- Preguntó el morocho, imitando la actitud de la muchacha cuando necesitaba cariño.
Selena no pudo evitar sonreí al ver la carita de Severus. Tomó el rostro del adulto con su mano y lo besó tiernamente, mientras le hacía caricias para tranquilizarlo. Se separaron solo por unos segundos para recuperar el aliento y luego la morocha, comenzó a darle pequeños besos por todo el rostro, para luego regresar a los labios del adulto, succionando primero el labio superior y luego el inferior.
- Te amo Severus, no quise lastimarte.-
- Lo sé. Todo esta bien, yo también te amo.-

El tiempo pasó rápidamente, y el último fin de semana del trimestre por fin llegó. Un nuevo viaje al pueblo fue anunciado, lo que les permitía a los chicos, salir a hacer las compras navideñas. Severus acompañó a la morocha hasta las rejas del colegio y luego regresó al castillo.
Esta vez, Lucius no fue a verlos para almorzar, según él andaba ocupado con unos trámites importantes.

Las vacaciones de Navidad llegaron en un abrir y cerrar de ojos. Pero esta vez, llegaron con más problemas …
- Mañana empiezan las vacaciones, ¿Vas a quedarte con nosotros en la mansión Malfoy?- Preguntó Selena.
- Amor, yo … lo siento, pero no puedo. Le prometí a Albus, que me quedaría en el castillo.-
- ¿Por qué? Es Navidad.-
- Sabes bien, que Black anda suelto.-
- ¿Y qué?-
- Debo quedarme para ayudar a proteger el castillo.-
- ¿Por qué ese sujeto iba a regresar? Solo hay profesores y un montón de … Harry, ¿Lo busca a él?-
- Es una posibilidad.-
- ¿Por qué tienes que quedarte? A ti no te agrada.-
- Lo cual, no quiere decir que no valla a protegerlo.-
- Lo sé. No me refería a eso. Se supone que soy tu novia, deberías pasar la navidad conmigo.-
- Pero no puedo, tengo responsabilidades.-
- Sé supone que yo debería ser más importante que los demás.-
- Lo eres, pero vos no estas en peligro.-
- No es justo.-
- No hagas un berrinche.-
- No puedo evitarlo, quiero que estés conmigo.-
- Pasaré año nuevo contigo.-
- ¡NO!-
- ¡Selena!-
- Haz lo que quieras.- Respondió la morocha furiosa. A pesar de que Severus trató de detenerla, ella salió como un tornado de la oficina. Por el camino, se encontró con su hermano …
- ¡Oye, que cara! ¡Asustas!-
- No me provoques.-
- ¿Y ahora qué hizo?-
- No va a pasar las vacaciones con nosotros.-
- ¿Por qué no?-
- Se queda en el castillo, para ayudar a protegerlo.-
- Ese hombre debería reevaluar sus prioridades.-
- No me des manija.-
- Dile a padre que hable con él.-
- ¡NO! Sino quiere estar conmigo, problema de él.-
- En verdad te contagiamos.-
- ¿Qué cosa?-
- Estas haciendo un berrinche, estilo Malfoy.-
- ¡DRACO!-

Al día siguiente, el expreso de Hogwarts llevó a los chicos hasta la plataforma 9 y ¾. Los dos Malfoy y sus mascotas bajaron rápidamente del tren y Selena corrió para arrojarse a los brazos de Lucius.
- ¡Mi pequeña! Te extrañé un montón.-
- ¡Lu! Yo también, tenía muchas ganas de verte. ¿Podemos ir a casa?-
- ¿Por qué tienes esa carita?-
- Buenas noches, padre.- Dijo Draco cargando con las mascotas de ambos.- Snape no vendrá.-
- ¿Cómo que Severus no vendrá?-
- Va a quedarse protegiendo el castillo.- Contestó Draco.
- Más bien a Potter, ¿Cómo se atreve a dejarte? Iré a hablar con él.- Gruñó Lucius.
- No lo hagas. Sino quiere estar conmigo, a mi no me importa. Vamos a casa, ¿Si?-
- No puede hacerte esto.-
- Lu, quiero ir a casa.-
- Esta bien, mi pequeña.- Dijo el rubio y se desvaneció junto a sus pequeños, las mascotas y el equipaje.
- ¿Puedo irme a dormir?-
- No, vas a cenar con nosotros y no quiero que sigas pensando en Severus, yo voy a arreglar esto.-
- No, si lo obligas a venir, va a arruinar la Navidad. Deja que haga lo que se le antoje.-
- Esta bien, mi niña. Te prometo que esta, va a ser la mejor Navidad de tu vida, aunque ese imbécil no este.-
- Sé que lo harás.- Respondió la morocha.
Luego de la cena, Lucius acompañó a Draco hasta su habitación, se quedó un rato hablando con él y después fue hasta el salón a buscar a la muchacha.
- Pequeña, ya es muy tarde. Si te dijo que no va a venir, no lo hará.-
- Lo sé. Pero, creí que …-
- ¿Segura qué no quieres que hable con él?-
- Muy segura.-
- Vamos.- Dijo el rubio alzándola. - Te llevaré a tu habitación.-
- Yo …-
- No voy a dejar, que te quedes levantada esperando a ese idiota.-
- No es eso …-
- ¿Entonces?-
- ¿Puedo … dormir contigo?-
- Claro que sí, mi pequeña.- Dijo Lucius con una enorme sonrisa. Malfoy la dejo en su habitación para que pudiera cambiarse y él hizo lo mismo. Un rato más tarde, Selena se acostó junto a él, con un bonito camisón de seda de color rosa pálido.

- Voy a matar a Severus, por hacerte sufrir.-
- No lo harás, a menos que quieras lastimarme.-
Lucius Gruñó. - Él debería cuidarte mejor.-
- Me quiere a su manera.-
- Sí, una manera que te hace sufrir.-
- ¡Lu!-
- Lo siento, pero no soporto verte tan triste.- Dijo el rubio acariciándole el rostro.
- Te quiero.-
- Yo también.- Respondió el adulto y lentamente se acercó a ella. - Selena, yo …-
Ella asintió, interpretando lo que Lucius deseaba y unos segundos después, él la beso tiernamente.
- Lo siento pequeña, sé que te prometí que …-
- No importa, todo esta bien. Sé que no puedes cambiar lo que sientes por mi.- Respondió la morocha, acurrucándose contra él. - ¿Lu?-
- ¿Sí?-
- ¿Alguna vez has invocado a un patronus? ¿Qué forma tiene?-
- Yo no necesito hacer el encantamiento patronus, los dementores combatían a nuestro lado y por eso no nos afectaban.-
- ¿Eso quiere decir, qué si un dementor se te acerca, no te hace nada?-
- No, si me encerraran en Azkaban sufriría igual que cualquier mago, pero cuando el Señor Tenebroso los invocaba para pelear a nuestro lado, no nos afectaban. Por eso, nunca necesite aprender el encantamiento patronus, ¿por qué?-
- Curiosidad, quería saber como era tu patronus.-
- Seguramente, adoptaría una forma que te representaría a ti.-
- ¿Qué forma crees que tendría?-
- Supongo que un Dragón, después de todo es el símbolo de tu familia.-
- ¿Sólo asume forma de animales?-
- No, adopta cualquier forma, pero es más efectivo si adopta algo que tiene movimiento. De lo contrario, mi patronus tendría una forma de flor, porque vos sos dulce, tierna y delicada, como una flor.-
- Te quiero mucho.-
- Yo también te quiero mi pequeña. Ahora dime, ¿Por qué me has preguntado sobre los patronus?-
- Escuche que servían para defenderse de los dementores.-
- ¿Y?-
- Que … asumían la forma de alguien que te importaba mucho.-
- Eso es, porque se necesita pensar en un recuerdo alegre para invocarlos y generalmente, ese recuerdo es la persona a la que más amamos.-
- Entonces … ¿Si es un recuerdo triste, no aparecería el patronus?-
- Por lo que sé sobre ese encantamiento, no. Se supone que representa una fuerza positiva de la cual el dementor se alimenta.-
- Oh.- Dijo la morocha, entristeciéndose aún más.
- ¿Severus tiene un patronus?- Preguntó el rubio, dándose cuenta de por donde venía la mano.
- Sí, lo usó para alejar a un dementor y que yo pudiera pasar por las rejas del colegio.-
- ¿Qué forma tiene?-
- No importa, hasta mañana.-
- Selena.- Dijo Lucius muy serio. - ¿Qué forma tiene? - Volvió a decir.
- Es una cierva plateada. Según él, representa a una persona a la que quería pero que murió y cree que es su culpa y por eso, su patronus no a cambiado.-
Malfoy estaba furioso, al darse cuenta de lo mucho que lastimaba a Selena, saber que no era la persona más importante en la vida de Snape y que para colmo, este se había despachado con semejante mentira. - Pequeña …-
- Él no me quiere.-
- No digas eso.-
- Pero su patronus …- Dijo la morocha y comenzó a llorar.
- Mi pequeña … Tranquila, todo va a estar bien. Severus te quiere.-
- Pero no como yo lo quiero a él ... Lo siento.-
- ¿Por qué?-
- Porque ahora sé lo mucho que te lastimo por no sentir lo mismo por vos.-
Lucius se mordió el labio, no sabía que responderle, para poder calmarla. Ahora sí, que Severus la había hecho en grande. - No te preocupes por eso, vos me queres y …-
- Pero te lastimo, como … Severus me lastima a mi.-
- Selena … ya no pienses en eso.-
- Sería mejor que … nunca los hubiera conocido. Así yo no te lastimaría a vos y Severus no me lastimaría a mi.-
- No vuelvas a decir eso.- Siseó Lucius. - Eres lo más importante en mi vida, jamás creí que podría ser feliz, como lo soy estando contigo y que formes parte de mi familia. El que no me ames, no cambia nada de las cosas buenas que hay entre nosotros.-
- Pero …-
- Pequeña, no te das cuenta de lo mucho que has cambiado mi vida. Antes todo era gris y oscuro, nada me importaba, ni siquiera mi hijo. La única diversión en mi vida, era tratar de arruinar la vida de los demás, porque estaba celoso de las cosas buenas que ellos tenían y yo no. Por eso durante muchos años odie a los Weasley, no tienen dinero suficiente para vivir con lujos como yo, y sin embargo, nunca he conocido a una familia más feliz que ellos. Tienen muchos hijos, son unidos y se apoyan unos a otros, mientras que yo … tenía una esposa frígida, bueno solo conmigo, que solo estaba dispuesta a darme un hijo y a la cual, jamás le he importado. Tenía un hijo con el cual no sabía relacionarme y un montón de aduladores que solo estaban conmigo por mi dinero.-
- ¿No estas arrepentido de haberme conocido?-
- Jamás me voy a arrepentir. Ya es tarde pequeña, es mejor que duermas. Veras como mañana, las cosas no parecen ser tan malas. Dulces sueños.-
- Dulces sueños para ti también.- Respondió la morocha.
Lucius la acarició por largo rato en la espalda, para ayudarla a dormir. Cerró los ojos, solo unos instantes, sintiendo la calidez y el perfume de la morocha.
- ¿Sele?- Preguntó el adulto.
- ¿Si?- Respondió ella, más dormida que despierta.
- No sigas pensando en él.-
- Desearía haberme enamorado de ti, porque sé que nunca me lastimarías.- Dijo la muchacha y Lucius tomó su rostro.
- Déjame consolarte.-
- ¿Cómo?-
- Severus no te esta haciendo feliz. Permíteme entregarte todo lo que él te esta negando.-
- Lu …-
- Te amo Selena y siempre serás lo más importante en mi vida.- Dijo el rubio y la besó apasionadamente. Selena no se resistió y poco a poco, Lucius fue colocándose sobre ella. Besó su cuello suavemente, mientras recorría el cuerpo de la muchacha con osadas caricias. Le quitó el camisón y le acarició los senos por sobre el corpiño, primero uno y luego el otro, sintiendo como poco a poco se iban endureciendo. Bajó hasta el ombligo, lamió el contorno lentamente y luego lo succionó varias veces, ocasionando que ella gimiera.
- Lu … espera.- Gimió la morocha.
- Pequeña … lo siento, no debí …-
- No es eso …- Respondió sonrojada. - Yo … no quiero que Draco nos escuche.-
- No te preocupes.- Dijo el rubio. Tomó su varita y realizó un hechizo silenciador. - Listo, ahora nadie podrá escuchar lo que hagamos.- Agregó el rubio y le quitó el corpiño.
- ¡Lu!-
- ¿Quieres que me detenga?-
- No.- Respondió la morocha, completamente sonrojada.
Lucius se quitó toda su ropa en pocos segundos. - ¿Estuviste así con Severus?-
- No …-
El rubio se recostó sobre su espalda. - Puedes mirarme, no me molesta.-
Selena observó muy avergonzada, la perfecta anatomía del adulto. Con los músculos del abdomen ligeramente marcados y con una gran erección. El adulto tomó la mano de la morocha y la guió para que explorara su cuerpo, hasta llegar a su miembro erecto, y lo acariciara suavemente, subiendo y bajando su mano, con lo que un gemido escapó de su boca. No podía seguir esperando. La recostó con delicadeza y volvió a besarla, mientras deslizaba su mano por el abdomen de la muchacha, siguió bajando, dejando resbalar su mano por debajo de las bragas hasta el monte que indicaba el comienzo de la feminidad de la morocha. Bajó hasta los pezones endurecidos, para amamantarse primero de uno y luego del otro, succionándolos y ejerciendo una pequeña presión sobre ellos con sus dientes, al tiempo que le acariciaba el clítoris con movimientos suaves y rítmicos.
Sin poder contenerse, Selena comenzó a gemir más y más fuerte. - ¡Lu!-
Él le quito las bragas, la única pieza que cubría su cuerpo, y comenzó con un camino de besos y caricias hasta el sexo palpitante de la morocha. Lo lamió y succionó, hasta llevarla al borde del orgasmo. Introdujo su lengua, en la abertura húmeda y tibia, la sacó, la metió y la movió, hasta que al fin, ella se corrió.
- ¡Lucius!- Gimió fuera de si, contorsionándose por el placer experimentado.
El rubio regresó siguiendo el camino de besos ya trazado, con su miembro cada vez más duro y necesitado. Se amamantó nuevamente, mientras tomó un frasquito del cajón de su mesa de noche y lubricó su dureza.
- Te haré mía. Tranquila, seré cuidadoso.- Le susurró al oído. Selena estaba demasiado fuera de sí, como para tratar de detenerlo. Lucius entró lentamente en la estrecha cavidad de la morocha, y casi se corre del placer experimentado. Por fin estaba con la mujer a la que tanto amaba. Ella se arqueó, por la mezcla de placer y dolor experimentado. Al principio, las embestidas eran suaves y lentas, para que ella se fuera acostumbrando, pero era algo que estaba desquiciando a Malfoy.
- ¡Lu! ¡Más!- Gimió ella. Y Lucius obedeció, aumentando la velocidad y la fuerza en cada embestida, hasta que se corrió con un potente orgasmo.
- ¡Selena!- Gimió con todas sus fuerzas. Agotado pero feliz, se acercó para besarla cuando ella desapareció. - ¿Selena?- Logró decir, antes de despertarse. Todo había sido un sueño, provocado por la calidez y el perfume de la morocha que dormía profundamente en sus brazos, ajena a todo lo sucedido. Solo había sido un condenado sueño, húmedo y pegajoso, ya que su pantalón pijama estaba mojado y viscoso. Se movió lentamente para alcanzar su varita y se aplicó un hechizo limpiador y uno secador, no quería que la pequeña notara lo ocurrido. Volvió a dejar la varita sobre la mesa, pero el movimiento despertó a la morocha.
- ¿Lu? ¿Qué sucede?- Preguntó media dormida.
- Nada, no te preocupes. Vuelve a dormir.- Respondió el adulto y ella volvió a acurrucarse contra él. Había sido el orgasmo más potente de su vida y solo había sido un maldito sueño. No quiso volverse a dormirse, por temor a comenzar a gemir en sueños y ocasionar que la pequeña no quisiera estar otra vez con él.

 Nota de la autora:

Chicas, por favor, díganme que por lo menos una, creyó que la escena de Sele y Lu estaba ocurriendo y que no se trataba de un sueño o todas se habían dado cuenta.
¿Qué les ha parecido este capítulo?
¿Qué sucederá con Sele y Sevi?
¿ Amará realmente Sevi a Sele?
¿Qué forma debería adoptar el patronus que representara a Sele?
¿Cómo sería el patronus de Sele?
¿Tendría que pasar Sevi la navidad con Sele?

En el próximo capi, ahora sí, va a venir la celebración de Navidad, es que me surgieron otras cosas a medida que iba escribiendo el capi y no la pude incluir.

Euge: me alegra que te este gustando y espero que con este nuevo capi te diviertas aún más.

Lau Snape: los capis los podes encontrar en donde dice categorias: fics y te fijas la versión y sino esta version se encuentra publicada en fanfiction:
http://www.fanfiction.net/s/4128939/1/


besitos y buena semana
miaka Snape


Tags: fic, fanfic, severus snape, lucius malfoy, drama, romance

Publicado por miakayuki2006 @ 8:56  | Sele y Sevi vers 1
Comentarios (9)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Euge
Lunes, 29 de diciembre de 2008 | 11:05
pense que estaba ocurriendo ...wow!!
buensisismo...aunk menos mal q era de mentiritas, porque pense en severus..y quede plop!!
sigue asi amiga, besitos.
PD: FELIZ Y PROSPERO A?O NUEVO. =)
Publicado por lau snape
Lunes, 29 de diciembre de 2008 | 14:06
waw!!m lo krei entero aunk en un subkonciente sabia k no podia ser real k severus...weno tu lo sabras mejor k yo!!xd gracias x tu ayuda para encontrarlos xd eres genial!!weno escribe y publica pronto!!feliz a?o nuevo a todos!!
Publicado por kia malfoy
Martes, 30 de diciembre de 2008 | 22:48
ola..
aMigUIS..
no manxs...
yo si que me lo creeii,..
me hubiera.. gustado.. que no fuera un sue?o...
me quede asi como k' caida de mandibulas..
pero.. buenoo...
te imaginas que haria sevi .,.. si se enterara de eso..
woww..
no pero.. bueno..te felicito.. tu imaginacion. y los detalles..de todo.. lo ocurrido.. geniales,,,
ok.
kuidate.

te deseo.. lo mejor.. de lo mejor.. para este 2009...
hasta pronto.. bzos..!
Publicado por Invitado
Martes, 30 de diciembre de 2008 | 23:57
Kny: caida de mandibulas...a decir verdad yo igual me lo crei!!!...aunk dude un poco en una k otra parte pero en fin...me alegre tanto al saber k solo fue un sue?o xD....ya veia lo destrozado k habria kedado snape T_T....sk ya le he tomado cari?o xD...en fin....han estado muy wenos los capitulos!! ^^....espero k sigas....Que Tengas Un Feliz A?o Nuevo Y Que Este Nuevo A?o Te Vaya Bien!! ^^...cuidate muxo...bye
Publicado por S T E L L A
Mi?rcoles, 31 de diciembre de 2008 | 14:30
dios

me lo crei entere

xo no paraba de pensar en el pobre Severus

llega a ser verdad y creo q me da algo

bueno

felices fiestas y feliz 2008

me encanta tu historia

asta otra

besos
Publicado por Invitado
Lunes, 05 de enero de 2009 | 20:31
Chica
Publicado por Invitado
S?bado, 17 de enero de 2009 | 22:02
ChicaAmor
Publicado por Invitado
S?bado, 17 de enero de 2009 | 22:02
ChicaAmor
ME ENKANTA TU BLOG..
OK..
BYE Ojos locos
Publicado por Anlee
Mi?rcoles, 03 de febrero de 2010 | 4:17
Owww entiendo a selena al ponerse triste porel patronus, es feo q alguien aquien amas demasiadoo te oculte cosas ... se siente horribleeeee


y si me la creiiiii aaaii nooooo jajaj nome despegaba del monitor hasta q dijo q fue un sue?o jajajaj
me fasino este capitulooo Amor
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.