Lunes, 29 de diciembre de 2008

Fic: El príncipe de ojos Grises.

Disclaimer: esta es una historia que se basa en los personajes creados por la adorada J.K. Rowling. Sólo algunos son inventados por mí.

Pareja principal: Lucius Malfoy y Ariadna Bast.

Aclaraciones: Es una historia en un universo alterno. Harry Potter sigue siendo el niño que vivió, Sirius Black es su padrino pero no ha estado en Azkaban, todo lo contrarío, trabaja en el ministerio. He modificado las edades de varios de los personajes, por ejemplo Black y Lupin tienen 30 años y Malfoy 25, esto es para que no halla tanta diferencia de edad entre la pareja protagonista y a su vez esta relacionado con algo de la historia. Por ahora, Severus Snape no tiene previsto aparecer en la historia.
Básicamente se trata de romance, intrigas, drama, lo de siempre, narrada en primera persona por Ariadna.

Capítulo 5: El primer beso.

Los días siguientes fueron terribles. Varios alumnos, recibieron la noticia de que algún familiar había desaparecido o peor, que estaba muerto.
Las horas de clases eran muy angustiantes y cada vez, que un profesor interrumpía a otro para hablar con un alumno, todos sabíamos de que se trataba. Lo único que podíamos hacer, era esperar que no vinieran por ninguno de nosotros. Yo no podía dejar de pensar en mi abuelo, en Sirius, Remus y Tonks, me moriría si algo les sucediera. Por los pasillos, el clima era completamente denso, como un funeral, las pocas risas que se escuchaban parecían de mal gusto y pronto desaparecían. Incluso, Peeves, parecía respetar lo que estaba ocurriendo.
A la hora de la cena, nadie tenía hambre, pero por suerte recibíamos cartas de los padres de Ron, o de Sirius o de Tonks, para tranquilizarnos a todos. Ninguno de los miembros de la orden estaba en problemas y la familia de Isa también estaba a salvo.
Otro, que no debía haber tenido un buen día era Malfoy. Algunos alumnos, lo señalaban y murmuraban por lo bajo. Su condición de mortífago lo hacía el blanco de las críticas y los insultos, por lo que escuchamos, dos alumnos de séptimo de Ravenclaw, trataron de atacarlo.
El miércoles, la clase de DCAO estuvo bastante tensa, sobre todo por el lado de mis compañeros Gry. A ninguno le agrada Malfoy y mucho menos confían en él. Por lo que, por cada cosa que él decía, los chicos trataban de desafiarlo. Me sentía muy mal, entiendo a mis amigos, pero no puedo evitar … sentirme mal por Malfoy. A las veinte, tenía la clase extra, me costó bastante convencer a los chicos para que me dejaran ir, pero al final lo logré. Necesitaba verlo y aunque sea, poder estar un ratito con él.
- Adelante.-
- Permiso profesor.-
- Señorita Bast, ¿Se encuentra bien?-
- Sí.-
- ¿Segura?-
- Solo espero el correo nocturno.-
- Me imagino que ha de ser muy difícil estar aquí, sin saber sobre su familia.-
- Lo es, no puedo dejar de pensar en ellos.- Respondí y comencé a temblar. Tenía los nervios destrozados por todo lo sucedido. Ese día, a un compañero de los gemelos de Ravenclaw le avisaron que habían asesinado a toda su familia, y a una de las pequeñas de gry, le comunicaron que su mamá había desaparecido. Eran demasiadas cosas que soportar, tanta tensión, tanta preocupación y nosotros aquí sin poder hacer nada. - Lo siento, creo que hoy no voy a poder …- “No debí haber venido.”
- Tranquila, todo va a estar bien.- Me respondió abrazándome. Me petrifique por su contacto, no esperaba que él fuera a abrazarme. - Lo lamento, no debí acercarme. Soy la última persona en este castillo a la que usted, debe querer cerca.- Agregó y se alejó.
- No es eso, solo … me sorprendió.-
- Aunque no lo crea, alguno mortífagos … tenemos … sentimientos.-
- No fue mi intención …-
- Lo sé. No se preocupe, es mejor que regrese a su sala común. Hoy no tendremos clases.-
- ¿Puedo quedarme?-
- ¿Por qué?- Preguntó sin poder ocultar su sorpresa.
- Las cosas en la torre gry …-
- ¿Están demasiado alteradas?-
- Así es. Si voy ahora … empezaré a llorar como todos y no quiero.-
- Llorar, a veces ayuda.-
- Pero no …-
- Puedes quedarte el tiempo que necesites.-
- Gracias.- Le respondí y me senté en el banco más cercano. Unos segundos después, él se sentó a mi lado. No sé en que momento las cosas con él … parecían haber cambiado.
- Todo esto te esta afectando demasiado.- Dijo casi en un susurró, por lo que no sé, si lo pensó y lo dijo sin darse cuenta o porque lo dijo. - Ariadna, deberías tomar una poción para los nervios.-
- Dudo que a Madame Pomfrey le quede alguna.-
- Supongo que tenerme a mi cerca, siendo un mortífago solo …-
- No quiero hablar sobre eso.- Lo corté. Él volvió a sorprenderse por mi reacción. Sé que estoy siendo demasiado transparente con mis sentimientos, pero en estos momentos no puedo evitarlo. Quiero estar con él, sin tener que pensar en lo que es, o en lo que podría hacerme. En verdad, quiero confiar en él.
- ¿Quieres qué te abrace?- Me preguntó y yo solo pude asentir. Me abrazó suavemente, asiéndome sentir segura y protegida. Es tan fuerte y su aroma tan agradable, que no puede evitar aferrarme a él. - Tranquila, vas a estar bien, ya lo veras.-
Estuvimos un largo rato abrazados, quizás una hora y sin embargo, me pareció tan poco tiempo, como si hubiera sido solo un segundo. Se apartó cuidadosamente, y en ese momento, me sentí completamente frágil y expuesta.
- Gracias.- Le dije, alejándome aún más y muy avergonzada.
Se acercó un poco y acarició mi rostro con dulzura, para secar las lágrimas que no pude contener. - A los dos nos hizo bien compartir este momento.- Me respondió sonriendo, e hizo que no me sintiera tan estúpida, por haberme aferrado a él y haber sido tan transparente.
- Yo …-
- Todo esta bien. Es casi la hora de cenar. Lo mejor es que vallas hacia el gran salón, así recibes noticias y en verdad, espero que sean buenas.-
- Yo también lo espero.- Le respondí y por unos segundos me quedé mirándolo a los ojos, antes de levantarme e irme.-
- Ariadna.- Me llamó, cuando llegué a la puerta.
- ¿Si?-
- Es mejor … que no le digas a nadie … sobre que nos llevamos bien o que por lo menos … -
- ¿Por qué no?- Pregunté algo confundida, antes de que él pudiera terminar de hablar.
- Solo no lo comentes con nadie, es lo mejor, ¿De acuerdo?-
- Lo prometo.-
En la cena, Errol llegó con una carta de Charlie, diciendo que todos estaban bien, aunque no entró en muchos detalles. Aún así, nosotros suspiramos aliviados. Desafortunadamente, otros compañeros no tuvieron la misma suerte, y el salón se llenó de gritos y llantos.
Miré hacia la mesa de los profesores y Malfoy me miraba atentamente, por lo que le sonreí para demostrarle que eran buenas noticias y para mi sorpresa, él también me sonrió.
Al día siguiente, varios alumnos fueron retirados del colegio por sus familias, algo que nosotros sabemos, que en determinado caso, nuestras propias familias también harán. Por desgracia, El profeta, trajo noticias aún más desalentadoras, sobre pueblos muggles completamente arrasados, por los mortífagos y los inferis. Aún no entiendo, ¿Cómo es posible que esto este ocurriendo?
Por la noche recibí una carta de Sirius. Quería que el sábado, día de visita a Hogsmeade, me encuentre con él. Automáticamente, acepté ir y le mande la respuesta. Quería verlo y asegurarme de que en realidad estaba bien. El viernes transcurrió igual que el resto de la semana, la tensión y las malas noticias, eran moneda corriente en el castillo. Mi único escape, eran esas clases extras. Malfoy, comenzaba a tener un efecto sedante sobre mi, muy diferente a lo que debería sentir, al tener que estar sola en una habitación con un mortífago.
- Pase.-
- Permiso, profesor.- Dije entrando en el lugar. Se lo veía muy mal, agotado y algo más …
- Me alegra verte.-
- ¿Se encuentra bien?- Le pregunté preocupada, casi sin prestar atención a su sonrisa.
- Sí, solo he tenido un mal día y una semana demasiado larga.-
- Si quiere descansar, podemos dejarlo para otro día.-
- ¡No! Ariadna … por favor, quédate.- Me dijo angustiado. Me sorprendió su reacción, me acerqué a él un poco insegura y lo abracé. Él me respondió abrazándome muy fuerte.
- ¿Qué sucede?- Le pregunté sin dejar de abrazarlo.
- Todo lo que está sucediendo … cuando acepté este castigo, nunca pensé que tendría que soportar todo esto … varios alumnos, se me han acercado tratando de averiguar por sus familias. Algunos furioso y otros … dispuestos a hacer cualquier cosa que yo les ordenara … incluso algunas alumnas … creen que porque soy un mortífago, debería saber en donde están sus familias, pero no lo sé. De lo único de lo que estoy seguro, es que una vez que el Señor Oscuro, obtenga lo que desea de los desaparecidos … él los asesinará.-
- Tranquilo, no es su culpa. Ha estado en el castillo todo este tiempo, no es justo lo que le sucede.-
- Ariadna … quédate conmigo … yo … te necesito.-
Me partía el corazón, verlo sufrir así.
- Me quedaré, lo prometo.- Le respondí. No hubiera podido dejarlo ni siquiera, si mi vida dependiera de ello. Sí esta era una actuación de su parte, realmente merecía el oscar. No puedo evitar tener dudas sobre él. Aún así, nos quedamos abrazados, por largo rato, sin decir nada.
- Deberíamos estar practicando.- Dijo de pronto, apartándose bruscamente.
- Podemos hacerlo otro día.- Le respondí confundida.
-Le pido disculpas. Me he comportado como un idiota, soy su profesor y no debería haberle contado mis problemas, y mucho menos, atreverme a llamarla por su nombre o abrazarla.-
- Fui yo quien lo abrazó, además, también le he contado mis problemas y no me molesta que me llame por mi nombre.-
- Eres mi alumna, es natural que me cuentes tus problemas.-
- Sí mal no lo recuerdo, usted dijo que no era un profesor.-
- Aún así, yo …-
- Todo esta bien.- Le dije, tratando de acercarme a él, iba a abrazarlo cuando sujetó mis manos.
- No. Fue un error confundirte de esta forma.-
- Creí que … podíamos ser amigos.-
- ¿Un mortífago y la nieta de un auror? No somos amigos, ni nada parecido. Tú no confías en mi, ni siquiera te has atrevido a llamarme por mi nombre … ¿Cómo podríamos ser amigos?-
- Yo no sabía si podía … llamarlo por su nombre.-
- Sería lo justo.- Me respondió tranquilizándose.
- Entonces, lo haré.-
- Ariadna … tengo que serte sincero … no estoy seguro de que sea una buena idea que seamos amigos.-
- ¿Por qué?-
- Tienes que tener mucho cuidado … el Señor Tenebroso … tiene un informante en el castillo, alguien muy cercano a ti, que reúne información sobre vos, tus amigos y sus familias. No sé quien es, pero es alguien muy peligroso.-
- ¿Por eso me pidió que no diga nada sobre … que nos llevamos bien? ¿Por eso … no podemos ser amigos?-
- Sí … porque el Señor Tenebroso, podría obligarme a …-
- ¿Lastimarme?-
- NUNCA VOY A LASTIMARTE.-
- ¿Entonces …?-
- Eres solo una niña, no deberían involucrarte en esta … guerra.-
Soy una idiota, por un momento creí que … solo soy una niña estúpida para él. - Entiendo.-
- ¿Sucede algo?-
- No. Tengo que irme, ya es tarde, es hora de cenar.-
- Esa bien, pero recuerda que …-
- No se preocupe. Adiós profesor.- Le respondí y salí lo más rápido que pude de ese lugar. No pude llamarlo por su nombre, porque estaba segura que me largaría a llorar. Corrí hasta la torre gry y no bajé a cenar. Solo soy una niña tonta … debí imaginármelo.
No pude evitar llorar toda la noche hasta que al fin me quedé dormida. Fui una pobre ilusa al creer que él, tal vez … Por la mañana, no tenía ganas de levantarme, pero le había prometido a Sirius ir a verlo. Seguramente estar con él me hará bien, solo debo estar confundida con todo lo que esta pasando. Malfoy solo es … él es … UN ASQUEROSO MORTÍFAGO … pero yo …
A pesar de mis intento de ocultar mis ojos rojos e hinchados, no había maquillaje, ni hechizo que funcionaran. Pero como todos estábamos alterados, nadie me preguntó nada.
En el pueblo …
- ¡Ariadna!- Dijo Sirius abrazándome y levantándome del suelo. Se lo veía muy cansado, pero por lo menos, estaba bien.
- Sirius, estoy feliz de que estés a salvo.- Le dije mientras seguíamos abrazados, en medio de la calle principal.
- Tú eres la que me da las fuerzas para continuar …
- Sirius, yo …- Logré decir, antes de que me besara.
- Te amo, Ariadna.- Me dijo y volvió a besarme, no pude evitar corresponderle. Cuando nos separamos, miré hacía un lado y ahí estaba Malfoy, mirándonos. Me sentí inmediatamente incómoda y Sirius lo notó, miró a hacía donde yo estaba mirando y …
- ¿QUÉ HACE AQUÍ MALFOY?- Bramó Sirius.
- La calle es publica.- Respondió completamente sereno.
- No debería estar suelto. Los sujetos como usted merecen el beso del dementor.-
- ¡Sirius!- Le dije.
- ¿Y usted no debería salir con niñas?-
- Ariadna no es una niña. Nos amamos, pero supongo que usted no entiende lo que eso significa.-
- ¡Sirius, basta! Déjalo tranquilo, no ha hecho nada malo.-
- ¿Qué no ha hecho, nada malo? ¿No sabes lo que es?-
- Basta o me voy.-
- Tiene suerte Malfoy, de que la señorita …-
- ¡Sirius!- Le grité y lo deje solo. Es un idiota por comportarse así y haber dicho algo tan horrible. El beso del dementor … no es algo que le desearía a nadie … ni siquiera a los mortífagos.
- ¡ARIADNA! ¡ESPERA!- Gritaba Sirius, tratando de alcanzarme. Tuvo que correr hasta las afueras del pueblo para frenarme, no pude evitar estar molesta con él.
- ¿Qué quieres? ¿Terminaste con tu demostración de cavernícola?-
- ¿Por qué lo defiendes?-
- porque no nos estaba haciendo nada y vos lo atacaste. Sabes bien que no me gustan las peleas.-
- Lo lamento, pero no puedo evitarlo … lo odio.-
- ¿Por qué?-
- Te amo Ariadna, perdóname.-
Sirius sí, que sabe como evadir una pregunta. Estuvimos un rato juntos, pero nunca le respondí lo que sentía por él y mucho menos, dejé que vuelva a besarme. Regresamos al pueblo y nos juntamos con los demás, incluyendo a Remus y Tonks que vinieron a vernos.
El domingo, me encontré con Malfoy en un pasillo …
- ¿Podemos hablar?- Me preguntó. Asentí y lo seguí hasta un aula cercana. - Lamento haber arruinado tu cita. Yo … creí que no tenías novio.-
- No lo tengo. Sirius, ayer … él me dio mi primer beso.- Respondí sonrojándome, sintiéndome una idiota, por contarle eso.
- No deberías salir con alguien tan mayor.-
- No es viejo y no estamos saliendo. Yo no …-
- ¿No le has dicho que sí? Él dijo que ustedes … se amaban.-
- Aún no le he respondido. ¿Por qué ustedes se odian?-
- ¿No te lo ha dicho?-
- No.-
- No es algo que deba decirte. Ayer arruiné un momento muy especial en tu vida y no fue mi intensión.-
- No fue su culpa.-
- ¿Por qué aún me tratas de usted?-
- Yo … lo siento, supongo que es la costumbre. ¿No va a decirme?-
- Eso es algo entre él y yo.-
- Pero …-
- No quiero que te pelees con él, por algo del pasado.-
Me sorprendí por lo que dijo, por lo cual, mi curiosidad aumento. Me armé de valor y dije … -Te considero mi amigo y si sabes de una buena razón por la cual no deba estar con Sirius, me gustaría que me la digieras.-
La cara de sorpresa que puso, no sé si fue, por el hecho de que no lo traté de usted o porque le dije que era mi amigo.
- Ariadna, yo …-
- Por favor.-
- De acuerdo. Es mejor que te sientes. Ya sabes que hace algunos años estuve casado … ella se llamaba Narcisa Black.-
- ¿Black?- Pregunté asombrada.
- Era prima de Sirius Black. Sin embargo, sus lazos sanguíneos no impidieron que ellos fueran amantes. Sirius Black me robó a mi esposa, aunque debo reconocer que jamás la amé. Aún así, haber sido engañado de esa forma … constituye un insulto muy grave para mi familia.-
No lo podía creer, la mujer casada con la que Sirius salía era … la esposa de Malfoy.
- Comprenderé si no me crees. Debes tener mejor concepto de él que …-
- Te creo.- Le dije, antes de que terminara de hablar. Volvió a sorprenderse. - Yo había escuchado que él salía con una mujer casada, pero no sabía quien era.-
- No creo que alguien como él, deba salir con una persona tan especial … como vos.- Dijo casi en un susurro. - ¿Qué?- Preguntó al ver mi expresión.
- No creí que … pensaras que yo era especial, salvo que te refieras a que soy especialmente inútil.-
- No te he tratado muy bien, si crees eso. Supongo que por eso … te cuesta confiar en mi y que seamos … amigos.- Me dijo acariciando mi rostro. Me gusta tanto que lo haga. - Eres muy especial … para mi.- Volvió a decir muy suavemente. No pude evitarlo y lo abrace.
- Somos amigos.- Le dije casi al oído.
- Quizás, ahora lo somos. Debes regresar con tus amigos o van a preocuparse.-
- Gracias.- Le dije antes de salir.
- ¿Por qué?-
- Por ser sincero conmigo.-
- ¿Ariadna?-
- ¿Si?-
- ¿Qué harás con Black?-
- Nada. Lo quiero mucho, es mi amigo pero no lo amo.- No podía decirle que al que amaba era a él. Si no lo hubiera conocido, si no fuera mi profesor, probablemente en estos momentos, estaría comprometida con Sirius. Pensando que él era el indicado, sin saber … que en otro lugar, estaba el hombre con el que siempre he soñado.
- Lamento, si por lo que te …-
- No tiene nada que ver con lo que me contaste.- Le dije, antes de que terminara de hablar. - Hace mucho, que en el fondo sé que no estaba enamorada de él. Pero me era difícil darme cuenta que lo adoro, porque es mi mejor amigo. Hasta luego.- Le dije y salí del aula.

Nota de la autora:

Las cosas con Lucius comienzan a cambiar.
 ¿Qué ocurrirá entre Ari y Lu?
¿Sucederá algo con Sirius?
¿Quién será el informante?

Kia Malfoy: Amiga, me alegro que te guste este fic y mucho más que te guste Malfoy. Pobrecito, casi todas me lo discriminan. En realidad, no creo que el Lucius Malfoy original, (el creado por J.K.) sea tan pero tan malvado como todos piensan. Bueno, obviamente, tampoco es un santo, pero creo que en el fondo y quizás muy en el fondo, era bueno. Lo que me lleva a pensar en esto, es que Draco no salió tan malo. Es decir  (Spoiler de Harry potter y el príncipe mestizo) ……………………….. Si Lu fuera completamente malvado, habría criado a su hijo de la misma forma y por lo tanto, Draco no hubiera tenido el menor problema en hacer sushsi a Dumbledore y sin embargo, no pudo hacerlo. También, le hubiera entregado a Draco a Voldemort ni bien este regresó y todo lo contrarío, la única razón por la cual Draco termina siendo un mortífago es porque Lucius estaba en Azkaban y no pudo protegerlo, una actitud muy diferente de la de Bellatrix, ella no habría tenido ningún problema en entregar a su propio hijo al servicio de ese lunático, bien lo dice en la escena de Spinner‘s end. Otra cosa, si Lu fuera tan pero tan malvado, hubiera movido cielo y tierra buscando a Voldy y no lo hizo, ¿Por qué? Probablemente porque estaba arrepentido de haberse unido a semejante … Asesino, desquiciado, como lo era Voldy y cuando este regresó no tuvo otra opción que fingir que le era fiel.

Lady Drakos: Mi querida amiga y fiel Lectora, gracias por tus halagos. Ahora, ¿Cómo es eso, de que a nadie le gusta el lindo de Lu? Si él es tan pero tan lindo (O por lo menos, lo es en mi imaginación.) La pelea entre Lu y Sirius en algún momento va a ocurrir, sobre todo con el pequeño dato que nos reveló Lu. (Pobre, Black me lo hizo cornudo, es una injusticia.) Sobre que ambos son guapísimos … mmm … tengo que diferir, bueno dependiendo, cuando leí los libros, si me imaginé a Sirius muy bonito pero en las pelis … no me gusta Gary Oldman, ni su apariencia ni su voz, es algo … chillona, sobre todo en la orden del fénix, cuando le grita a Kreacher, supongo que es una cuestión de piel.

Próximo capi: “Una noche de diversión, una noche de tristeza.”

 


Tags: fic, fanfic, lucius malfoy, drama, romance

Publicado por miakayuki2006 @ 9:14  | el principe de ojos
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por kia malfoy
Martes, 30 de diciembre de 2008 | 23:29
realmente este cap.
es inpirador.. como todos.. los de tu blog..
sip..
aunk'.. ya kiero.. que lu.. se le declare..a ari..
y que ella aga lo mismo.. mmm.
bueno.. srita.. nos vemos..
kuidte..
bzits..!
Publicado por Invitado
Jueves, 01 de enero de 2009 | 16:35
Lady drakosSs! hola!! perdon por no pasarme! es que lei los fics pero no alcanzaba a firmar, estan hiper geniales...excepto la escenita!1 xD es que no lei las aclaraciones! ^.^U y poes me lleve una sorpresota!! Perd?n por las exigencias, pero tu siempre aca buena onda que nos complaces de todo!! Muchas risas espero que sigas asi de buena onda y yo procurare nos e tan exigente! xD FELIZ A?O NUEVO!! FELIZ NAVIDAD!! te deseo lo mejor del mundo! miles de abrazos! Sonrisa de verdad que espero que este a?o te vaya super bien y que te la pases a todo dar!! Muchas risas cuidate y gracias por tus fics!! de verdad es algo muy lindo que haces!! abrazs y felicitaciones miaka! Muchas risas cuidate vale?? MIL GRACIAS biieee! x)
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.