Mi?rcoles, 21 de enero de 2009

Versión 1: Selena y Severus Snape

Disclaimer: esta es una historia que se basa en uno de los mejores personajes creados por la adorada J.K. Rowling. No, no es Harry Potter, es Severus Snape. (Desearía que Rowling me lo regalara. Jeje.)

Aclaraciones: es un fic que comienza romántico y algo lento para luego haber situaciones bien explicitas. Así que quedan advertidos. Puede haber ocasionales escenas de torturas y violaciones, por lo tanto esta clasificado para mayores de 18. Los pensamientos van entre comillas.

Pareja: Severus Snape y Selena.

ADVERTENCIA: Escena subidita de tono. Aunque no llega a ser Lemon.

Capítulo 29: Decisiones difíciles.

Era la última noche de vacaciones y Lucius se la pasó yendo de la habitación de su hija a la de su hijo, para verlos dormir. La pesadilla que Draco había tenido días atrás, lo preocupó demasiado. Sabía que no era la primera vez que  su hijo tenía esos sueños, y también sabía que no era el único. Él mismo también sufría de ese tipo de pesadillas, y había escuchado a su pequeña quejarse en sueños por la misma cuestión. Sí Voldemort regresaba, todos estarían en serio peligro.
“Tengo que hacer algo, sobre todo por Selena, si él descubre quien es en realidad … no tengo dudas de que acabaría con ella.”
Luego del desayuno, el rubio llevó a sus hijos hasta el expreso de Hogwarts. - Quiero que se porten bien, nada de travesuras. Draco, recuerda que en unos días te enviaré una carta para que te presentes en la audiencia.-
- Sí padre, lo recuerdo.-
La morocha puso mala cara. - ¿Qué es, lo que vas a pedirles a los de la asamblea?-
- No pienses en eso, no importa.- Respondió el adulto.
- Sí tú no me lo dices, de seguro Draco lo dirá, lo más probable es que alardee sobre eso.-
- Esta bien, pediré que sea ejecutado el hipogrifo.-
- ¡NO! No puedes pedir eso, no esta bien. No lo hagas.-
- Pequeña, es lo correcto. Es una criatura peligrosa.-
- Todo fue culpa de Draco, no siguió las instrucciones de Hagrid y provocó al hipogrifo. No hagas eso, por favor.-
- ¿Qué quieres decir con qué lo provocó?- Siseó el adulto y miró a sus hijos.
 En ese momento, Draco estaba fulminando con la mirada a su hermana. - Estúpido sentimentalismo. Solo le dije a ese bicho que no era nada peligroso, que era una bestia asquerosa y …-
- ¿Es qué no tienes nada en ese cabezota? ¿Cómo demonios se te ocurrió desafiar a una de esas bestias?- Siseó el adulto.
- Padre, yo …-
- Eres un idiota. ¿Tienes idea de lo que pudo ocurrirte?- Gruñó el adulto. - ¿Por qué no me dijiste la verdad?- Le preguntó Malfoy a la morocha.
- Porque no quería meter a Draco en problemas, pero no creí que fueras a pedir algo así. Lo siento.-
- Tranquila, no estoy enojado contigo.- Respondió Lucius, acariciándole el rostro a la muchacha.
- ¿Qué harás ahora?-
- Seguir con el plan. No puedo dar marcha atrás, no se vería muy bien.-
- Pero no es justo.-
- Tengo que mantener las apariencias, por muchas razones y no puedo andar demostrando que me ablandé.-
- Pero …-
- No sigas pensando en eso, ya no hay vuelta atrás. ¡Oh! Selena … no llores.- Le pidió el adulto a la morocha, mientras le secaba las lágrimas con su mano. - ¿Ves lo que has hecho?- Reprendió el rubio a su hijo.
- Lo siento.- Se disculpó el joven, que no soportaba ver llorar a su hermana.
- Es tarde, deben subir al tren.- Dijo Lucius y saludó a cada uno de sus niños. Selena lo abrazó y le susurró al oído …
- Te quiero mucho, nunca lo olvides.-
- Yo también mi niña, ten cuidado.-
- Lo tendré, lo prometo.- Dijo la muchacha y subió al tren detrás de su hermano. Caminaron hasta encontrar un compartimiento vacío y entraron.
- Draco, lo siento.-
- Esta bien, no te preocupes. Como siempre dices “las mentiras tienen patas cortas.”-
- ¿Estás enojado conmigo?-
- Claro que no, tonta. Por unos instantes sí, porque me sentí traicionado, pero luego … te vi llorar y eso me puso muy mal.-
- ¿Me perdonas?-
- No tengo nada que perdonarte, todo esta bien.- Respondió el joven rubio, abrazando con fuerza a su hermana.
- ¿Qué nos perdimos?- Preguntó Nott, que entró junto a Blaise.
- Digamos que una pequeña reconciliación entre hermanos.- Dijo Draco.

Mientras tanto, Lucius se dirigió al caldero chorreante, pidió una habitación y se cambió su fina ropa de mago por un atuendo muggle. Bebió una pócima rejuvenecedora, que le quitó unos catorce años y salió del lugar. Ya no había vuelta atrás, debía pensar fríamente y asegurarse el bienestar de su familia. Se había decidido ni bien vio las lágrimas de su niña, no iba a permitir que el innombrable la lastimara, aunque eso significara que él debía hacer muchas cosas, que luego le pesarían en la conciencia.
Caminó hasta un callejón cercano y se desapareció. Unos segundos después, se encontraba muy cerca de la casa de los padres adoptivos de Selena. Fue hasta la sencilla vivienda y golpeó la puerta.
- ¿Qué desea?- Preguntó la mujer al abrirla, mientras un ligero escalofrío le corría por la espalda.
- ¿Me recuerda?-
- Sí y ya le dije que esa aberración no es mi hija.- Respondió la mujer, y trató de cerrarle la puerta en la cara al rubio, pero éste se lo impidió. La forzó hacia el interior, mientras trataba de mantener la mente fría sobre lo que debía hacer.
- ¿Su marido?- Preguntó el rubio.
- En el trabajo. Váyase, los de su tipo no son bienvenidos en este …- Trató de decir la mujer, pero Lucius le sujetó la boca, la obligó a dejarla abierta y le introdujo una poción. Unos instantes después, ella dejó de resistirse, había tomado la poción Amortentia. La pócima hizo efecto casi inmediatamente y una intensa pación se despertó en su interior. Lucius la sujetó y la llevó al sillón más cercano, y con palabras seductoras la hizo beber de la poción rejuvenecedora, para luego, mantener relaciones. Al terminar y sin ningún miramiento, la asesinó. Se quedó en la casa esperando a que regresara el padre adoptivo de la morocha, y cuando el hombre entró, corrió el mismo destino que su esposa.
“Esta hecha la primera parte del plan. Solo espero que Selena nunca se entere y si lo hace, que entienda porque tuve que hacerlo. Ahora solo debo manipular mis recuerdos, para que coincidan con mi historia.” Pensaba el rubio, mientras regresaba a la mansión Malfoy. Bajó a la cámara que se encontraba por debajo de la sala principal y allí, se puso a buscar varios objetos oscuros. Modificó sus recuerdos, hasta que estuvo seguro de que se ajustaban perfectamente a la historia que había inventado y que le diría al innombrable para proteger a la niña. Unos segundos después, la poción rejuvenecedora dejó de hacer efecto y Lucius recuperó su apariencia normal.

Los chicos habían llegado a Hogwarts, tras un largo día de viaje. Cenaron en el gran salón y la morocha le dedicó una enorme sonrisa a su novio. Luego de la cena, subió agotada a la torre en compañía del resto de los gryffindors.
- Hola Selena.-
- Hola Harry.-
- ¿Qué tal tus vacaciones?-
- Digamos que bastante bien ¿y las tuyas?-
- Nada se compara a las navidades del colegio.-
- Es verdad, son muy especiales.-
- ¿Pudiste celebrarlas? Tengo entendido que los Malfoy no la festejan.-
- Sí, pero Lucius decidió celebrarlas por mi, incluso hizo una fiesta.-
- Ese sujeto aún no me convence.-
- No tiene que hacerlo, basta con que yo confíe en él.-
- Discúlpame, pero me da la impresión de que eres muy ingenua.-
- Conozco a Lucius y sé que me quiere, estoy segura de que haría cualquier cosa por protegerme.-
- Sí tu lo dices … de todas formas, no te cuesta nada andarte con un poco de precaución.-
- ¿Por qué, cada vez que hablamos, terminamos discutiendo sobre mi familia?-
- Ya te lo dije, eres muy ingenua.-
- Y tú un perseguido. Mejor cambiemos de tema, ¿Conseguiste una nueva escoba?-
- Algo así, en Navidad me regalaron una Saeta de Fuego.-
- No sé mucho sobre escobas, pero escuché a Draco decir, que era el último modelo.-
- Así es, pero ya no la tengo.-
- ¿Por qué no?-
- La profesora McGonagall se la llevó.-
- ¿Qué travesura te mandaste?-
- Ninguna.- Dijo Harry un poco ofendido. - Como me la enviaron anónimamente, la profesora se la llevó para revisarla.-
- Ya veo … seguramente te la va a devolver pronto.- Dijo la morocha, que se había dado cuenta de que probablemente las medidas extras de seguridad eran solo para proteger a Harry.
- Van a desarmarla.-
- Solo están tratando de cuidarte.-
- ¿Qué sabes vos sobre eso?-
- No mucho, escuché un rumor sobre que Sirius Black … puede que te este buscando.-
- ¿Qué te contó Malfoy?-
- Nada, por lo menos a mi. Lucius trata de mantenerme alejada de la mayoría de las cosas, solo le cuenta a Draco.-
- Ya veo.-
- ¡A dormir!- Gritó Percy.
- Es hora de irnos, hasta mañana Harry.-
- Hasta mañana.-

Los días pasaron rápidamente y el fin de semana llegó. El sábado era el cumple de Severus y al mismo tiempo, el partido de Ravenclaw contra Slytherin. Selena se levantó muy temprano esa mañana y fue a ver a su novio …
- ¡Feliz Cumple!- Exclamó entrando en la oficina.
- Gracias amor.- Respondió Severus y se besaron apasionadamente.
- Ten, es para ti. Espero que te guste.- Dijo la morocha entregándole una pequeña cajita a su novio. Severus la abrió cuidadosamente y muy intrigado. En el interior, se encontraba un colgante que tenía la forma de un joven que sostenía un cuerno de la abundancia en una mano y espigas de trigo en la otra.
- Es hermoso, ¿Es un daimones, verdad?-
- Lo es, de esa forma siempre te va a proteger.- Respondió Selena y le colocó el colgante a su novio.
- Gracias por preocuparte por mi y cuidarme.-
- Te amo Severus.- Dijo la morocha y lo besó con mucha ternura. Se quedaron juntos hasta las diez de la mañana, hora en la que debían subir al Gran salón para desayunar. Selena se acercó a la mesa de Slytherin a desearle suerte a su hermano y darle ánimos.
- Quédate un rato más.- Le pidió Draco, que estaba bastante nervioso.
- Solo unos segundos.-
- ¿Por qué no quieres quedarte conmigo?- Preguntó el rubio y la morocha miró a Marcus Flint, que la fulminaba con la mirada.
- Él me da miedo, yo no le agrado y es mejor que me vaya.-
- No te hará nada, o Snape lo asesina.-
- Draco, recuerda que no todo el mundo sabe que …-
- Ya, lo entiendo. Pero quiero que te quedes.-
- Es hora de ir al vestuario.- Sentenció Flint, mirando a los dos Malfoy.
- Ven conmigo.- Le dijo Draco tomándola de la mano.
- ¿Estás loco? No puedo ir al vestuario de Slytherin contigo.-
- Esta bien. Te veré después.-
- ¡Draco!- Dijo Selena y lo abrazó. - Buena suerte y gana el partido como regalo de cumple para Sevi.-
- ¿Qué, es el cumpleaños de Snape?-
- Sí.-
- Gracias por ponerme más presión.-
- Lo siento.-
- Esta bien, ganaré el partido por mi futuro cuñado.- Sentenció Draco solemnemente.
- Te quiero hermano.-
- Yo también, hermanita.- Dijo el rubio y se retiró junto al resto del equipo de quiddicht.
Los Slytherin ganaron el partido con algo de esfuerzo, pero festejaron durante todo el día en su sala común. Razón por la cual, Selena apenas pudo ver a su novio y a su hermano. Cerca de la hora de la cena, por fin, la morocha encuentra a su novio en su oficina.
- ¿Así qué nada de fiestas? Has estado todo el día celebrando en tu sala común.-
- Es diferente.- Se excusó Severus.
- Felicitaciones por el partido.- Dijo la morocha haciendo un pucherito.
- Ven preciosa.- Dijo el morocho, extendiendo sus brazos. Selena se sentó sobre su regazo y se besaron con desesperación. Severus deslizó su mano por debajo del buzo de su novia, para acariciarle la espalda, ya que la tibieza de la piel de la muchacha, era una sensación que le agradaba. Recorrió suavemente esa piel tibia dirigiéndose al abdomen, casi de forma inconciente, mientras la besaba y su mano subió hasta tocarle los senos. Acarició primero uno y luego el otro, hasta que los pezones se endurecieron. Se concentró en las puntas, apretándolas suavemente y Selena gimió de placer haciendo que Severus reaccionara.
- Lo siento.- Se disculpó el morocho, retirando su mano y confundiendo a su novia.
- ¿Por qué?- Preguntó, mientras deseaba que él continuara acariciándola.
- Me extralimite.-
- ¿De qué hablas?-
- No debí tocarte de esa forma.-
- A mí me gustó.- Respondió sonrojándose.
- Lo sé, pero aún eres muy pequeña.-
- No estábamos haciendo nada malo.-
- No fue lo que dije. Aún no estas preparada para … que nosotros hagamos el amor.-
- No estábamos haciendo eso, solo … me acariciabas.-
- Y no me di cuenta de lo que hacía, ¿Qué pasa si me dejo llevar? ¿Qué ocurriría si me pidieras que me detenga y no lo hago?-
- ¿No te parece que estas exagerando un poquito?-
- No, solo me aseguro de que vos estés bien.-
- Me estabas acariciando, no me estabas haciendo daño.-
- Tengo miedo de …-
- ¿De qué?-
- De perder el control y lastimarte, eres virgen.-
- Sí, ¿Y?-
- ¿No lo entiendes? Lo más probable, es que la primera vez te duela y si no me controlo, te va a doler aún más.-
- Severus … hablas como si fueras una especie de animal o bestia salvaje.-
- Nunca he sido gentil mientras mantenía relaciones.- Respondió Severus, apartando la mirada y sonrojándose. - Todo lo contrarío, solo me preocupaba mi propio placer, aunque eso significara que debía lastimar a la persona que estaba conmigo.-
- ¿Amaste a alguna de esas mujeres?-
- Nunca, solo han sido … prostitutas y algunos encuentros casuales.-
- ¿No crees que estando conmigo, te sentirías diferente?-
- Quizás, pero quiero esperar a que seas mayor. De esa manera, tendrías más fuerza para detenerme.-
- Todo va a estar bien, confío en ti. No tenemos que hacer nada tan pronto … podemos ir algo más despacio, como recién.-
- ¿A qué te refieres? ¿No te doy miedo, luego de lo que acabo de decirte?-
- Te amo, ¿Cómo podría tenerte miedo?- Respondió la morocha, tomando el rostro de su novio y obligándolo a que la mirara. - Podemos ir despacio, una caricia por vez, hasta que los dos estemos cómodos y las cosas se den por si solas.
- Selena …-
- Shh, tenemos todo el futuro por delante.- Dijo la muchacha y besó a su novio muy suavemente. Se alejó solo un poco para recuperar el aliento y sonreírle. Volvió a besarlo lentamente, concentrándose primero en el labio superior, acariciándolo con la punta de su lengua, haciendo que Severus se fuera relajando. No sabía muy bien que hacer, pero le prestó mucha atención a las reacciones de su novio. Luego, besó de la misma forma el labio inferior, al tiempo que le desabrochaba los primeros botones del traje. Una vez que pudo acceder al cuello del adulto, le dio pequeños besos, para luego jugar con el lóbulo de la oreja, besándolo y succionándolo. Haciendo que Severus deseara cada vez más.
- No estas jugando limpio.- Exclamó el profesor casi con un gemido y Selena rió.
- ¿Te gusta?- Preguntó sonrojándose.
- Es obvio.-
Selena volvió a reírse. - ¿Entonces, de qué te quejas?-
- No me quejo, es solo que …-
- Severus …-
El adulto decidió tantear su suerte y ver que tanto podía contenerse. Tomó a la morocha por la cintura y la obligó a que se levantara. Ella lo miró confundida nuevamente pero él, le sonrió.
- Es un pequeño experimento, cuando quieras que me detenga, tienes que decírmelo.-
- Lo haré.- Respondió sonrojada.
- Siéntate sobre mi, pero … con tus piernas, una a cada lado de mi cuerpo.- Le dijo Snape, aún más colorado que ella. La morocha se sentó y lo miró a los ojos, sin poder contenerse, lo besó nuevamente hasta quitarle el aliento. Severus le quitó el suéter y luego le desabrochó la camisa dejando a la vista, la suave piel y el corpiño. Selena se sonrojó tanto, que creía que su rostro se iba a prender fuego, pero no le pidió que se detenga, ni siquiera cuando él le desabrochó el corpiño. El morocho la besó con mucha ternura, mientras con su mano recorría esa cuerpo que tenía sobre el. Acarició los senos, con movimientos algo fuerte pero aún así agradables. Realizó un recorrido de besos, hasta el arco que formaba el cuello con los hombros, donde se entretuvo por un buen rato, hasta que decidió ir por más. Suavemente la recostó un poco sobre el escritorio que estaba detrás de ellos, para poder besarle los pechos. Succionó primero el pezón izquierdo que estaba endurecido por las caricias previas, rozando la punta sensible con su lengua y Selena volvió a gemir por la sensación experimentada, envolviendo sus dedos dentro del pelo de su novio. El morocho se concentró luego en el otro pezón, succionándolo y jugueteando con su lengua, mientras Selena se arqueó cuando él presionó la punta con sus dientes.
- Severus …- Gimió la morocha por las sensaciones que envolvían su cuerpo y el adulto se alejó, preocupado por haberla lastimado.
- ¿Te lastime?-
- No … - Susurró con la respiración entrecortada y enderezándose, para poder mirarlo a los ojos. - Todo lo contrarío, me gustó mucho.- Confesó sonrojada.
- ¡Ah No!- Exclamó Draco que entró en el lugar y Severus cubrió a su novia con su capa.
- ¡LARGO!- Gruñó Snape.
- ¡Lo sabía! Tú necesitas esa charla más que yo.- Dijo el joven rubio enfurruñándose.
- Draco, vete.-
- ¡Estaban haciendo chanchadas!-
- Te equivocas.- Dijo Selena sonrojada.
- Sí como no, y por eso estas semidesnuda.-
- ¡MALFOY! LARGO DE MI VISTA.- Bramó Severus.
- No, hasta que me escuchen.- Siseó el rubio.
- ¿Qué quieres?- Preguntó Selena.
- Lo hacen a propósito.- Refunfuñó el joven rubio. - Saben que voy a venir y se ponen a manosearse y ahora se pasaron.-
- ¡El mundo no gira entorno tuyo!- Gruñó Severus.
- ¿Qué hubiera pasado si no era yo? Pudo ser McGonagall, si van a estar de arrumacos, deberían irse a un cuarto o cerrar la puerta con algún encantamiento. No quiero que todo el mundo vea a mi hermana semidesnuda.- Gruñó Draco.
- ¡Draco!-
- No vas a decirme que no estas semidesnuda, porque te vi.-
- Esta bien, ¿quieres verme o te vas a ir para dejarme vestir?-
- ¿Estas loca? ¿Crees que quiero verte? Avísame cuando estés vestida, te espero afuera.- Dijo el rubio y salió apresurado.
Selena no pudo evitar reírse.
- ¿Se puede saber que te da gracia?- Preguntó Snape.
- La cara de mi hermano, creo que nunca vi a Draco tan incómodo.-
Severus lo pensó por unos segundos y también se echo a reír. - Tienes razón.-
- MÁS VALE QUE NO SE ESTEN BURLANDO DE MI.- Gritó Draco desde afuera.
- ¿Estas bien?- Preguntó Selena.
- No es a mi a quien vieron semidesnudo.-
- Es mi hermano, no me incómoda demasiado. Me refería a …-
- Estoy bien, no te hice daño. Era lo único que me preocupaba.-
- Lo ves, es solo cuestión de ir despacio. Fuiste muy suave y atento, todo estuvo bien, salvo la interrupción de mi hermano. Te amo Severus.-
- Y yo te amo aún más Selena.-
- ¿CUÁNTO TIEMPO NECESITAS? ¿QUERES UN MANUAL?- Gritó nuevamente Draco.
- ¡YA VOY!- Le respondió la morocha exasperada.
- ¿Por qué crees que lo hace?- Preguntó Severus mientras la ayudaba a abotonarse la camisa.
- ¿Qué cosa?-
- Interrumpirnos a cada rato, es como si supiera lo que estamos haciendo.-
- Ni idea, cuando este más tranquilo se lo pregunto.- Respondió Selena y se puso el suéter. Le dio un beso a Severus antes de levantarse y abrirle la puerta a su hermano. - Ya esta, puedes entrar.-
- Él todavía no está listo.- Dijo Draco, señalando el pecho descubierto del jefe de su casa.
- Señor Malfoy, ¿Me va a decir que nunca ha visto a un hombre con el torso al descubierto?-
Draco se sonrojó. - Sí lo he visto, pero no después de haber estado manoseando a mi hermana y mucho menos cuando es el jefe de mi casa.-
- ¿Se puede saber que te altera?- Le preguntó la morocha.
- Nada, me es incomodo saber que están juntos, prefiero obviar las cosas que hacen.-
- ¿A qué viniste?-
- A traerle un regalo a mi futuro cuñado, antes de que termine el día.-
- ¿Un regalo?- Preguntó Severus.
- Selena me dijo que es su cumpleaños. En realidad, yo lo sabía … Selena solo me lo recordó.- Dijo Draco y salió nuevamente, cuando entró, traía una caja con agujeros. - Es para usted.- Dijo entregándole el presente al jefe de su casa. Snape la abrió con mucho cuidado, no estaba seguro de cuales eran las intenciones de ese muchacho, pero al ver el interior, se llevó una enorme sorpresa. Tomó a la pequeña criaturita con su mano y la sacó para que su novia la pueda ver …
- ¿Qué es?- Preguntó la muchacha perpleja.
- Es un Chumaihuen.- Respondió Severus.
- Es muy bonito.- Dijo la morocha acariciando a la peluda criaturita.
- Gracias Draco, en verdad, muchas gracias.- Dijo Snape.
- De nada.-
Selena observó la expresión de Severus y quería saber porque estaba tan conmovido.
- ¿Tiene alguna habilidad mágica?-
- Se supone que le otorgan una larga vida y fortuna a sus dueños.- Dijo Draco sonrojado.
- ¿Cómo lo ha conseguido? Son extremadamente raros.- Dijo Snape.
- Soy un Malfoy nada es imposible para mi.- Respondió con orgullo el joven rubio.
- Gracias nuevamente.- Dijo Severus.
- Me alegra que le gustara, fue muy difícil elegir algo para usted.-
- Dímelo a mi.- Dijo Selena.
- ¿Qué le regalaste?-
- Un daimones.- Respondió Severus, mostrando el collar.
- Guau, esta genial.- Dijo el rubio.
- Es hora de que suban a cenar.- Sentenció el adulto.
- ¿No vienes con nosotros?-
- No, tengo que dejar al Chumaihuen en mi habitación.-
Selena se acercó y le dio un beso. - Feliz cumple, te amo.-
- Yo también te amo, este ha sido el mejor cumpleaños de mi vida.-
- Te prometo que el año que viene, será mejor.- Le susurró la morocha al oído.
- Buenas noches y feliz cumpleaños.- Dijo Draco y abrió la puerta para esperar a su hermana. Se encaminaron al gran salón y …
- ¡Gracias!- Le dijo Selena abrazándolo.
- ¿Por qué?-
- Por haberle hecho un regalo a Severus y que encima fuera un regalo tan bonito. A él le gustó mucho.-
- También es una especie de regalo para ti.-
- ¿Qué quieres decir?-
- El Chumaihuen le da una larga vida a su dueño y como Snape es algo mayor que vos … es para que estén juntos mucho tiempo. Sé que es inevitable que termines formando una familia con él y si va a ser mi cuñado … más vale empezar bien.-
- ¡Te adoro!- Exclamó la morocha y abrazó a su hermano nuevamente.
- Y yo te quiero mucho.-
- ¿Puedo preguntarte algo?-
- Claro, ¿Qué?-
- Bueno … me da la sensación que siempre nos interrumpes … sabiendo que estamos haciendo Severus y yo, ¿Cómo lo haces?-
Draco rió. - Me preguntaba cuando te darías cuenta.-
- ¿Entonces es cierto? ¿Qué hiciste?-
- No te enojes, es por tu bien.-
- ¿Qué me hiciste?- Gruñó Selena, poniéndose las manos sobre la cintura y cortándole el paso a Draco.
- Te lancé un hechizo … la noche que te reconciliaste con Snape. ¿Ves mi pulsera?-
- Sí ¿Y?-
- Cuando … estas … digamos que “muy feliz” con Snape, la pulsera comienza a dar calor, entre más “feliz” estés, más calor me da la pulsera, por lo que me da una idea de lo que andan haciendo.-
- Draco, ¡Eres un pervertido! Quítame ese hechizo.-
- No puedo, no hay forma.-
- ¿Quieres decir que vas a saber de por vida lo que yo haga con Severus?-
- No de por vida.-
- ¿Entonces?-
- Solo hasta que te cases, el hechizo se desvanece cuando contraigas matrimonio.-
- ¿Por qué me lanzaste algo tan estúpido?-
- Para cuidarte.-
- No tienes que cuidarme de Severus.-
- Lo sé.-
- ¿Quieres explicarme que anda pasando por tu cabeza desquiciada?-
- Este hechizo esta diseñado para guardar la “virtud” de las doncellas de las familias, tanto el padre como el mayor de los hijos varones pueden lanzárselo a las vírgenes de la familia.- Respondió Draco sonrojándose.
- Tú no tienes que cuidar nada mió.- Dijo Selena también sonrojada.
- Es mi deber.-
- En todo caso, sería el de Lucius y él no lo ha hecho.-
- Porque confía en Snape y yo también.-
- Un momento, ¿Dices que confías en mi novio y de todas maneras me lanzaste el hechizo? ¿Estás loco?-
- Lo que pasa es que … Sabes bien que Snape es … igual que nuestro padre.-
- ¿En qué?-
- Sabes lo que son.-
Selena tomó a Draco y entraron en un aula. - Severus y Lucius, fueron mortífagos, ahora no lo son.-
- Solo porque el Señor Tenebroso no está. Cuando regrese, ellos no van a tener otra opción que unírsele de nuevo.-
- ¿Y qué tiene que ver eso, con lo que yo haga con Severus?-
- Ambos le deben muchas explicaciones a nuestro señor y …-
- Espera un segundo.- Dijo Selena, frenando a su hermano. - No lo llames así, él no es tu señor.-
- Lo será, no tengo opción.-
- Lucius no te dejará que te le unas.-
- Eso espero, porque no quiero hacerlo. Pero tienes que entender, que tanto nuestro padre como Snape, deben muchas explicaciones y sí no lo logran convencer … los mataran.-
- ¡No digas eso!- Exclamó Selena al borde de las lágrimas.
- Es una posibilidad y debemos pensar en eso. Si tú te acuestas con Snape antes de que se casen … y luego a él lo asesinan, no podrás casarte como es debido con otro hombre.-
- En ese caso, no me interesaría casarme sino es con Severus.-
- No puedes estar segura. En el hipotético caso de que todas esas horribles cosas se den, y unos años después conoces a otro hombre … no podrás casarte si le has entregado tu virginidad a Snape, sin haber contraído matrimonio previamente.-
- Eso es ridículo. Esas cosas ya no se dan hoy día.-
- Entre los sangre puras del mundo mágico si.-
- No me interesa casarme con un sangre pura.-
- Sé que amas a Snape y él a ti, solo quiero que … si tienen relaciones lo hagan después de haberse casado.-
- Ya te dije que no es asunto tuyo. La próxima vez no podrás interrumpirlos.-
- Lo haré, ya te dije que sé cuando se están yendo de manos.- Dijo Draco, mostrando la pulsera.
- Puede que lo sepas, pero si Severus le lanza un hechizo a la puerta, te quedarás del lado de afuera.-
- Lo romperé.-
- ¿En serio crees que podrías romper un hechizo hecho por Severus? Recuerda que él, sabe mucho más que tú y encima, ha creado varios hechizos.-
Draco se mordió el labio, no fue buena idea sugerirles lo del hechizo cerradura. - No lo hagas.-
- No lo vamos ha hacer tan pronto, cuando se de … lo haremos y punto.-
- Hablaré con él.-
- Ni se te ocurra, eso es un asunto entre él y yo.-
- Tú eres una niña.-
- Tengo la misma edad que vos.-
- Sigues siendo muy pequeña.-
- Las mujeres maduramos antes que los hombres, por lo tanto, soy mayor que vos.-
- No lo eres.-
- ¿Se puede saber que hacen todavía aquí y encima discutiendo?- Siseó Severus. - Su conversación se escucha desde el pasillo.-
- Me hechizo.- Dijo Selena y Severus miró de muy mala forma a su futuro cuñado.
- ¿Qué le has hecho?-
- Solo le lancé el hechizo radar.- Dijo Draco sonrojado y Snape también se sonrojó.
- ¿Puedes quitármelo?- Le preguntó la morocha a su novio.
- No hay contrahechizo.- Respondió el adulto. - Entiendo tu preocupación por tu hermana, pero quiero decirte que mis intenciones con ella son serias.-
- Lo sé.- Respondió el rubio mirando el suelo. - Solo me preocupa lo que pueda ocurrir, si el Señor Tenebroso regresa y usted … no puede justificarse. Si mantuvo relaciones con mi hermana y luego …-
Severus comprendió todo rápidamente. - Lo entiendo, no había pensado en eso.- Respondió ensombreciéndose.
- ¡IDIOTA!- Le gritó Selena a su hermano, al ver la reacción de su novio. - Severus, no te preocupes por eso.-
- Él tiene razón.-
- Lo siento.- Respondió Draco y salió del lugar. Se fue a su sala común y se encerró en su habitación, conciente de haberle arruinado el cumpleaños a Snape y que encima, logró que su hermana se enfureciera con él.
- ¡Es un idiota sin remedio!- Gruñó la morocha.
- No te enojes con él. Lo que hizo fue porque te quiere.-
- Lo sé, pero eso no quita que sea un idiota.-
- Debemos ir a cenar.-
- Espera.- Dijo Selena tomándolo de la mano y acercándose a él. Se puso en puntas de pie y lo besó. Severus la sujetó con fuerza por la cintura, jalándola aún más hacía él. - Te amo.- Susurró Selena contra los labios de su novio.
- Yo también amor.-
- Nada malo va a pasarte, siempre estaremos juntos.- Dijo la morocha, acariciándole el rostro al adulto.
- Tendré cuidado, solo por ti.- Respondió Severus y la besó apasionadamente.
Al día siguiente, Draco no bajó a desayunar. Selena se acercó a la mesa de Slytherin, para saber que ocurría con su hermano.
- ¿Y Draco?- Le preguntó a Crabbe y a Goyle.
- No quiso venir.- Dijo Crabbe. - Le insistí pero no me hizo caso.-
Goyle le hizo señas de que se acercara y le susurró al oído … - Sí sabe que te lo dije, me mata. Pero estuvo llorando toda la noche. Lo escuché y cuando le pregunté que le pasaba, me dijo que no es asunto mío.-
Selena se puso mal, no había sido su intención lastimar a Draco. - ¿Pueden ir y decirle que quiero hablar con él?-
- Si, pero no te garantizamos que nos haga caso.- Dijo Crabbe, se levantó con Goyle y fueron a las mazmorras.
- ¿Qué ocurrió?- Preguntó Blaise.
- ¿Se pelearon?- Preguntó Nott.
- Algo así, me enojé con él porque … me lanzó el hechizo radar.- Susurró Selena para que solo Blaise y Theodore la pudieran escuchar. Ambos muchachos estallaron en carcajadas.
- Se pasó.- Dijo Zabini muerto de risa.
- No sabía que era tan cuida.- Agregó Nott.
- ¡Dejen de reírse!- Los reprendió la muchacha.
- ¡Oh, Vamos! Tienes que reconocer que es gracioso.- Dijo Nott. - Eso ya ni se usa.-
- Y tienes que admitir que pudo ser peor.- Dijo Blaise.
- ¿Peor? ¿Cómo?- Preguntó Selena.
- Te pudo lanzar el cinturón de castidad.- Explicó Theodore.
- ¿Y eso qué es?-
- Es un cinturón mágico, que se crea alrededor de la cintura. Es invisible, pero cuando … “la temperatura” sube, el cinturón te provoca mucho dolor y no te permite respirar. Entonces, no puedes continuar.- Explicó Nott.
- Incluso unas simples caricias o un beso, desencadenan la reacción del hechizo.- Agregó Blaise.
- Esta bien, admito que pudo ser peor. Pero eso no justifica lo que hizo.-
- Ni siquiera en mi familia, lo usan. Mi hermanita se ha salvado de eso.- Dijo Theodore, viendo a su hermana pequeña que estaba en primer año de Slytherin.
- Te deseo suerte, no podrán quitarte ese hechizo hasta que te cases.- Dijo divertido Blaise.
- Ya lo sé, no te burles.- Le dijo Selena, dándole un golpe en la cabeza. Crabbe regresó en ese momento.
- No quiere salir, ni siquiera nos habla. Vince se quedó con él.-
- ¡Genial! ¿Y ahora cómo le hablo?-
- Ven.- Dijo Blaise, tomándola de la mano.
- ¿A dónde?-
- A ver al guardabosque de tu hermano.-
Theodore también se levantó y los siguió. Al llegar a las escaleras, Nott tomó un pañuelo …
- Esta limpio.- Le dijo a Selena al ver la expresión que ponía.
- No puedes ver por donde vamos.- Explicó Blaise.
- Pero me lo podrían poner luego de bajar las escaleras, me asustan. No tienen baranda a los costados.-
- No te dejaremos caer.-
- Más les vale, o les juro que mi fantasma los va a acosar por toda la eternidad.-
- Eso me gustaría.- Dijo Blaise y se sonrojó, justo cuando Theodore le cubrió los ojos a la morocha.
- ¿Ves algo?- Preguntó Nott.
- Nada, no me dejen caer.-
- No lo haremos.- Le respondió Blaise, sujetándola por la cintura. Bajaron lentamente, y luego caminaron unos cuantos metros, hasta detenerse.
- Artes oscuras.- Pronunció Theodore y un extraño ruido se escuchó.
- ¿Qué fue eso?-
- Nada, la entrada a nuestra casa.- Le dijo Blaise, sujetándola más fuerte contra él. - Cuidado que hay unos escalones.- Agregó.
Bajaron unos diez escalones más y caminaron un largo recorrido, esquivando algunos muebles. Subieron por una escalera y se detuvieron. Zabini le retiró la venda de los ojos a la morocha y ella tardó un poco en acostumbrarse a la luz.
- Llegamos.- Sonrió Blaise.
Selena miró la puerta que estaba frente a ella y leyó: -Malfoy, Crabbe, Goyle, ¿Y su habitación?-
- La nuestra es la siguiente.-
- ¿No duermen todos juntos?-
- No, de tres en tres.-
- ¿Ustedes sí?-
- Todos los de un mismo año sí, por eso yo comparto la habitación con Hermione, Lavander y Parvati. Y los chicos, también tienen una única habitación para todos.-
- Son raros.-
- Gracias por traerme.- Les dijo, dándole un beso en la mejilla a Theodore y luego a Blaise.
- Te esperaremos aquí.-
- Esta bien.- Respondió la morocha y entró en la habitación. Draco seguía en la cama, y Goyle estaba sentado en el borde y por poco, se le queda la mandíbula inferior abierta permanentemente al verla entrar. Selena le hizo señas de que no diga nada y el muchacho se retiró. El rubio estaba de espalda y se podía ver que estaba sollozando. La morocha se sentó y lo abrazó.
- No llores.-
- Selena … Lo siento.- Dijo el rubio dándose vuelta y mirando a su hermana.
- Esta bien, entiendo porque lo hiciste.-
- No estés enojada. Sí algo le pasara a padre, me quedaría solo.-
- Nada va a pasarle a Lucius y yo estoy contigo.-
- Pero ahora me odias.-
- No seas tonto, no te odio.- Le respondió secándole las lágrimas. - Lamento haberte lastimado.-
- Me lo merezco, por meterme en donde no me llaman.-
- No es verdad.- Dijo la morocha y le dio un beso en la frente.
- Ayer arruiné todo, no quise estropear el cumpleaños de Snape.-
- Lo sé, no te preocupes por eso.-
- Es solo que no puedo dejar de pensar … en el Señor Oscuro.-
- ¿Por la pesadilla del otro día?-
- No es la primera vez que sueño con algo así. Es un sueño que se repite cada tanto, pero últimamente lo tengo muy seguido.-
- ¿Se lo has dicho a Lucius?-
- No, pero estoy seguro de que lo sabe.-
- Estaremos bien, Lucius y Severus nos van a cuidar.-
- Tú no lo entiendes, no creciste escuchando las historias sobre él.-
- Tengo una buena idea de lo que ese sujeto es capaz de hacer y de las cosas que Lu y Sevi han hecho por su causa. Lo vi en los recuerdos de tu papá, cuando mi magia se salió de control, luego del ataque del boggart. Incluso vi, cuando Lucius se convirtió en mortífago.-
- No lo sabía.-
- No me gusta hablar sobre eso.-
- ¿Qué vas ha hacer?-
- ¿Con qué?-
- El día que él regrese … todos tendremos que elegir un bando y tomar decisiones difíciles. Seguramente no van a ser muy agradables, pero tenemos que hacer lo necesario para seguir sobreviviendo. Es por eso que padre no puede demostrar que se ablandó y dejar el asunto del hipogrifo así como así, porque no se vería bien ante los ojos del Señor Tenebroso. ¿Vas a abandonarnos?-
- Nunca. ¿Pero no crees que podrían pedir ayuda?-
Draco rió sombríamente. - Nadie querría ayudar a los Malfoy, aunque padre tratara de hacer lo correcto. Desde tiempos muy remotos, nuestra familia nunca a sido aceptada dentro de la comunidad mágica, solo nos respetan por temor de lo que somos capaces de hacer y por eso nunca nos ayudarían. Tenemos que asegurarnos nosotros mismo, nuestro futuro.-
- No voy a dejarlos, ni a ti, ni a Lucius, ni a Severus. No importa el camino que elijan, ustedes son mi familia.-
- ¿Entonces, si él regresa y padre se le vuelve a unir … no te iras?-
- No lo haré, uno no abandona a su familia.-

Nota de la autora:

Como les dije en el capi anterior, las cosas se van poniendo cada vez más sombrías. El resurgimiento de voldemort se siente en el aire, por lo menos es lo que pueden percibir los Malfoy. Cada miembro de la familia, trata de asegurar el futuro de las personas a las que quieren de una u otra forma.

¿Qué opinan del hechizo que le lanzó Draco a Sele?
¿Y de la nueva mascota del morocho?
¿Por qué Lucius asesinó a la familia adoptiva de Sele? ¿Cuál es su plan?

Algunas Aclaraciones:

* El hechizo de Draco, sirve para saber cuando Sele esta disfrutando de los mimos de su novio y por eso, Draco no se enteró del ataque de Vayu, porque en ese momento, Selena estaba aterrada y no gozando de lo que estaba ocurriendo, como es obvio.

* El colgante que Selena le regala a Severus, representa a un Daimones o Genios, son seres que en la antigüedad los griegos y los romanos, los consideraban criaturas mágicas, que los acompañaban durante toda la vida, algo así como un ángel guardián. Selena también tiene uno, (Con forma de estrella, rodeada por una serpiente) el cual, se lo regaló Lucius cuando cumplió los doce años. El talismán de protección funciona, si bien no hizo efecto contra el boggart, tiene una explicación que daré cuando sea el momento. En cuanto al ataque de Vayu, en ese momento no lo llevaba puesto, porque no combinaba con el vestido y Lucius no creyó que la morocha estuviera en peligro durante la fiesta y por eso, le permitió que no lo usara.  Más información:
DAIMONES O GENIOS.
Eran un orden de seres invisibles, que estaban asignados por Zeus cada uno a un hombre, para ayudarle, protegerle y guiarle. No tenían nombre y, como la multitud de la humanidad, eran innumerables. Algunos actuaban como ayudantes personales de deidades de un orden superior, y en ese caso eran representados bajo formas particulares, teniendo nombres distintivos, mientras que se creía que otros vigilaban distritos particulares, ciudades o naciones. Mientras los griegos consideraban estos Daimones como deidades de un orden inferior, los romanos creían que eran una clase de seres intermedios que unían a la humanidad con los dioses. Se suponía que los Daimones asignados a las mujeres eran femeninos.
A cada hombre al nacer se le asignaba un Daimon. Identificándose con él, intentaba, durante toda su vida, guiarla en un curso sabio, y a la hora de su muerte moría con él. Estar de buen humor, y tener cuidado de prolongar la vida, era vivir en obediencia con el Daimon del hombre o Genio. Estar triste y vejado, o acortar la vida por el descuido, era hacer mal al espíritu ayudante. En los cumpleaños era usual ofrecer un sacrificio de vino, leche, flores o incienso al Genio, mientras en la mayoría de las comidas se servía al «Buen Daimon» vino sin mezcla (agatho-daemon)
La representación usual de un ser de esta clase era en forma de un joven que sostiene un cuerno de la abundancia y un plato en una mano, y algunas cabezas de amapolas y espigas de trigo en la otra. La presencia de un Daimon también se simbolizaba con la figura de una serpiente.
Junto a la familia general de los Genios, los romanos tenían un gran Genio a quien reconocían entre los dioses del segundo orden y estimaban altamente, creyendo que tenía cierto control sobre los otros.

* Sobre los nombres de Vayu y Siva, son dioses hindúes …

VAYU (Lo elegí por personificar a una fuerza aplastadora, ya que su función original en el fic, era violar y matar a Selena y me parecía que ese nombre era el correcto)
Es el dios de los vientos, o del aire. Aliados con él están los Maruts, los dioses de la tormenta, o «aplastadoras», cuyo nombre deriva de una raíz que significa machacar, y que está obviamente conectada con nombres tales como Marte y Ares. La misma raíz aparece en Miólnir, un epíteto de Thor, concebido como el dios machacador. Los maruts son los equivalentes hindúes de los ogros escandinavos, los fieros seres de la tormenta que cambian el mar en espuma y que, en los cuentos escandinavos, están representados como seres armados con palos de hierro, que con cada golpe hacen que la tierra salga volando unas cuantas yardas por el aire. El significado original del nombre está claro por los pasajes védicos que describen a los maruts rugiendo en los bosques y rasgando las nubes con la lluvia.

SIVA (Sí bien es un dios masculino, lo elegí, por significar “Destrucción” ya que la mujer de nombre siva del fic  tiene tanto deseo de tener un hijo, que seduce a Lucius y termina ocasionando la destrucción de Selena y por consiguiente también de Lu y Sevi, en mi idea original)
Es el destruidor, la tercera fase de la energía de Brahma. Está representado como de color blanco. Su sacti es Bhavani o Pracriti, la terrible Doorga o Kali, y su vahan, un toro blanco. Algunas veces Siva está representado con un tridente en una mano y en la otra una cuerda o pasha, con la que él, o su esposa Kali, estrangulan a los malhechores. Su gargantilla está hecha de calaveras humanas, sus pendientes son serpientes, tiene las ijadas envueltas en piel de tigre y de su cabeza sale el sagrado río Ganga.

( La información sobre los genios, el significado de Siva y Vayu fue extraído del libro: QUIÉN ES QUIEN EN LA MITOLOGÍA de ALEXANDER S. MURRAY)

IZANAGI:  (El apellido de Vayu, esta relacionado con una historia que cuenta que la esposa de Izanagi muere dando a luz a cuatro dioses. Izanagi la ama tanto que va al infierno a buscarla, es más o menos lo que hace Vayu al ir a la mansión Malfoy en busca de venganza.)
Cuando Izanagi ve morir a su esposa en medio de terribles dolores dando a luz a Kagu-Tsuchi (el dios del fuego), se echó a llorar y de sus lágrimas nació la diosa del llanto. Pero eso solo fue un consuelo momentáneo, llevado por la cólera con su espada le dio muerte al hijo responsable de la muerte de su esposa y de la sangre del niño, nacen otras ocho divinidades. Sin embargo Izanagi quería recuperar a su esposa al precio que fuese y se decidió a bajar a los infiernos, allí encontró a su amada pero era tarde, había comido en el país de los muertos y ya no podía regresar, a menos que el dios de los muertos se lo permitiera. Izanagi regresó al mundo de los vivos, esperando que su esposa consiguiera tal permiso, pero como ella no regresaba, descendió nuevamente al infierno y ahí la vio, siendo devorada por los gusanos que habían nacido de la descomposición de su cadáver.
(Extraído del libro: Diccionario de mitología universal)

* La mascota que Draco le regala a Severus es …
Chumaihuen: m.zool. (Dromiciops australis gliroides, Thomas). Monito de Chiloé, Comadrejita trompuda, Perrito del árbol o de la Virtud. Según la creencia local habita en el corazón mismo de los coigües, sin comunicación alguna con el exterior porque, siendo un animalito de virtud, no necesita alimentarse para vivir. Quien se topa con uno de ellos tendrá larga vida y fortuna
(Extraído de: El Diccionario de Mitos y Leyendas es una producción del Equipo NAyA. Es un libro virtual, que recoge creencias populares de la Argentina, Chile y Uruguay.)

Stella: La escenita de Sele y Sev, va dedicada especialmente para ti. Ya que me habías preguntado cuanto falta para que pasara algo entre la parejita principal. Por lo pronto, solo van a ocurrir este tipo de cosas entre ellos. La verdadera escena de amor entre los protagonistas, la tengo pensada para cuando ocurra algo en el fic, pero no quiero adelantar nada. jeje, quiero que se queden con la intriga. Espero que te haya gustado. Me temo que el regreso de Voldy es inevitable, ya veremos como se las ingenian los Malfoy y Severus para sobrevivir al resurgimiento.

Lau Snape: Desafortunadamente, no tengo mucho tiempo para escribir el fic, así que a veces me tardo un poco más de tiempo y para colmo, no lo reviso lo suficiente, así que tiene bastantes faltas de ortografía, por lo cual, pido perdon. Gracias por el halago, y sí me estan quedando un poquito cortos algunos capis.

Kny: no hubo suerte, Sele no pudo convencer a Sevi para una fiesta de cumple, definitivamente a este hombre no le gustan las fiestas. Sobre Voldy ... ya veremos que hace. Sobre los planes de Lucius ... ya vemos que no son exactamente buenos, hace lo que tiene que hacer para proteger a quienes ama, aunque eso signifique lastimar y matar a otras personas. ya veremos porque hizo lo que hizo.
Sobre el regalo ... la pobre Sele casi se vuelve loca pensando que regalarle a su novio, pero creo que escogio un muy buen regalo.

Kia Malfoy: No puedo imaginarme un abuelo más sexi que Lu, en eso tienes razon, pero veremos cuando ocurre ese acontecimiento.

Bueno, creo que eso es todo. Espero que les haya gustado este capi y nos vemos en el próximo. Besitos y buena semana para todas.
Miaka Snape.


Tags: severus snape, lucius malfoy, fics, fanfics, drama, romance

Publicado por miakayuki2006 @ 9:21  | Sele y Sevi vers 1
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 21 de enero de 2009 | 21:09
ola..
amiga..
wooww..
k' detalles... caida de mandibulas
jeje...

sip.. bueno me parece fantastico k' draco le importe tanto sele sip se me hace asi como k' muy tierno..Amor
sip y nuevamente felicidades.. de vdd... me enkantan.. tus fic's...
y bueno.... k' mas que espero leer pronto el proximo capitulo..bueno.. me voe..
se te aprecia..ok.. nos vemos bye..

haa..oye.. y k' va a hacer..lu... k' tiene en mente.. eso de ir a matar a los padres.. de selena... se hace.. raro.. mmmm.....aunk' se portaron mal con ella...pero.. aun asi.. ella se va a enojar.. que no se enojee..con lu..!! Llorica
bueno me quedo con la duda.. no tarde en subir el proximo.. cap.. ok... jeje...ya quiero saber que sigue...
me voe.. bye,..!
bzoss..!
Publicado por Lady drakos
Mi?rcoles, 21 de enero de 2009 | 23:26
aWWWWWWWWWWWW!! hiper genial!! a la BESTIA!! xDD esta genialisimo este capi! xD pero vaya que tengo intrigasSs...que va a pasar con lucius! y con draco!! aww drako! ^?^ xD es que aww!! que lindo!! protege a su hermanita!! es lindisimo...estep..sevi s epasa un poquito..peropoes es algo cotidianoOo! =,= creo...xDD en fin! espero que estes bn! sigo leyendo los dem?s! ^^ cuidate! mil abrazosSs! Muchas risas biee! x)
Publicado por S T E L L A
Jueves, 22 de enero de 2009 | 13:05
dios muxas gracios x escribirlo x lo q te dije

draco siempre se mete donde no debe.

falta muxo xa la llegada del se?or tenebroso??

tienes q decir ya xq lu le hizo eso a los padres adoptivos de sele me pika la curiosidad.

siges escribiendo igual de bien q siempre incluso mejoras mientras van pasando los capitulos

gracias x escribir esta historia tan interesante


adios besos!!
Publicado por Invitado
Viernes, 23 de enero de 2009 | 13:30
miakaaaaa!! t cuento k me parecio este capitulo en una sola palabra va?? xd PERFECTO xd. siwe asi k lo ases genial!! bxitos Chica
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.