Jueves, 30 de abril de 2009

severus snape

Disclaimer: esta es una historia que se basa en uno de los mejores personajes creados por la adorada J.K. Rowling. No, no es Harry Potter, es Severus Snape. (Desearía que Rowling me lo regalara. Jeje.)

Aclaraciones: es un fic que comienza romántico y algo lento para luego haber situaciones bien explicitas. Así que quedan advertidos. Puede haber ocasionales escenas de torturas y violaciones, por lo tanto esta clasificado para mayores de 18.
Los pensamientos van entre comillas

**************** Advertencia **************************
Escenas muy subidas de tono, así que quedan advertidos. Si no les gusta, pueden salteárselas o saltearse el capi. En cualquiera de los dos casos, nos vemos al final o en el próximo. Si es que todavía les interesa esta historia.
Nos leemos luego.
Miaka Snape.
PD: ¿Alguien lee estas advertencias?
****************************************************

Capítulo 37: Los demonios de la lujuria.

Esa noche, Severus se quedó en la mansión Malfoy para cenar y dormir. La morocha no quería que se marchara, por temor a que la furia aprovechara ese momento para atraparlo en sus redes nuevamente. Lucius accedió a la petición de la joven y alojó a Snape en uno de los cuartos de invitados.
Draco se pasó la mayor parte de la cena, tratando de llamar la atención de Selena. Sin embargo, la suerte no estaba de su lado, la morocha no le quitaba los ojos de encima a ninguno de los dos adultos. Lucius y Severus eran el equilibrio perfecto en todo sentido. La belleza del rubio contrastaba con el aspecto del profesor de pociones, pero el sentimiento cálido que despertaba el morocho en la joven, no se comparaba a nada de lo que había experimentado hasta el día en que lo conoció.
Cuando llegó el momento de irse a dormir, Narcisa se despidió y se marchó a su cuarto, en donde Belial la esperaba impaciente. Draco se marchó molesto y sin decir nada. Mientras que ambos hombres, acompañaron a la morocha a su cuarto.
- Hasta mañana.- Les dijo Selena, dándoles un beso a cada uno, en la puerta de su habitación.
- Duerme bien, amor.- Respondió Snape. Aunque internamente, deseaba entrar con ella.
- Sabes que cualquier cosa, puedes llamarme.- Dijo Lucius.
- Puedo dormir sola.- Les dijo la joven, al notar que ninguno de los dos adultos, parecía dispuestos a marcharse. - ¿Se van a quedar toda la noche en la puerta?-
- No, claro que no.- Dijo el rubio. - Solo quiero asegurarme de que estés bien.-
- Yo diría que te estas asegurando, de que voy a dormir sola.-
- Eso también.-
- Tú eres el peligroso.- Gruñó Severus.
- Y tú, no desaprovecharías ninguna oportunidad de sumar puntos.-
- No empiecen. Es tarde y quiero dormir.- Los interrumpió la morocha. - Si quieren quedarse en la puerta, pueden hacerlo, pero no hablen muy fuerte. Hasta mañana.- Agregó y cerró la puerta.
- Es tú culpa.- Le gruñó Snape a Lucius.
- Si te hubieras marchado, ella no se habría enojado.-
- Y tú te estarías metiendo en su cama.-
- ¿De qué te quejas? Tú estas pensando exactamente en lo mismo.-
- No soy como tú.-
- No me engañas.-
- ¡Váyanse a dormir!- Exclamó la morocha, desde el interior de la habitación. - Voy a dormir sola.- Agregó.
- Es tú culpa.- Gruñeron los dos, al mismo tiempo y se marcharon.
Selena se cambió la ropa y se puso un bonito camisón de seda. Era corto y las breteles estaban adornados con un encaje blanco y un lazo por debajo del busto resaltaba su figura. Se acercó al espejo para peinarse y casi se desmaya, cuando Edwing se apareció.
- Estas demasiado hermosa. Vas a ocasionarme un infarto.-
- No deberías andar espiándome.- Respondió sonrojada.
- Te estoy cuidando.-
- ¿Y qué dice la Selena del futuro? ¿No está celosa?-
- Un poco, pero sabe que te estoy protegiendo.-
- Debe ser muy raro, estar celosa de uno mismo.-
- ¿Tú estas celosa?-
- Supongo que un poco. Te tiene para ella solita y yo te tengo que andar compartiendo con una furia.- Respondió haciendo un pucherito.
- Soy solo tuyo.-
- Tu Severus pasado, no es tan así.-
- Confía en mí, me vuelves loco.-
- Quizás solamente a ti y no … esto es muy complicado.- Dijo la morocha resoplando. Severus rió.
- Tranquila amor, estaremos juntos. Lo prometo.-
- ¿Cuándo?-
- Ahora están juntos.-
- A medias … no hemos hablado bien sobre ello. Y además …-
- Esta ese rubio entrometido.- Gruñó el Severus del futuro.
- Él me quiere y yo también lo quiero.-
- Lo sé.- Respondió gruñendo.
- ¿Qué? ¿A caso seremos un trío? Como lo dijo Lucius.-
- ¡NI LOCO TE COMPARTO CON ESE!- Bramó Severus exasperado.
- No tienes que gritarme.-
- Lo siento. Pero de solo pensar en … olvídalo.- Gruñó. - ¿A ti te gustaría?-
- ¿Qué?-
- ¿Qué estuviéramos los tres juntos?-
- Bueno … no quiero que Lu se quede solo. No me mires así … tú también querías un trío, conmigo y mi yo futuro, ¿Lo olvidas?-
- Eso es distinto …-
- Machista …-
- No lo digo por eso. Seguiría estando con la misma persona.-
- No es tan así …-
- Aún así … no puedo compartirte con Lucius.-
- Y yo no puedo compartirte con esa furia.-
- No es mi culpa.-
- Eres Severus, ¿O no?-
- Sí, pero … No sigamos con esto, no quiero pelearme contigo.-
- Cobarde.-
- Selena …- Le gruñó el morocho.
- Oye … ¿Me viste mientras me cambiaba?- Preguntó sonrojada y Severus también se sonrojó.
- Te estaba cuidando.- Se excusó.
- Fisgón.-
- No tienes nada, que yo ya no te haya visto antes.-
- No es lo mismo.-
- Conozco cada centímetro de tu cuerpo.-
- Eso no justifica que me andes mirando.-
- Entonces no te cambies frente a un espejo.- Le gruñó molesto.
- ¿Qué tanto me conoces?-
- Mejor no te respondo.-
- ¿Somos novios?-
- Es el futuro, no te puedo decir eso.- Respondió sonrojándose.
- Dime, por favor.- Suplicó poniendo la carita de cachorrito abandonado, que sabía convencía al adulto.
- Estamos casados.-
- ¿En serio?- Preguntó con una sonrisa.
- ¿Qué? ¿No te casarías conmigo, si te lo pidiera?- Preguntó temeroso, de que la morocha se sintiera más atraída por Lucius que por su yo pasado.
- Dudo mucho que me lo pidas. ¿Te lo pregunté yo?-
- No. Soy el hombre, yo soy el que te propuso matrimonio.-
- De seguro, que solo llevamos casados una semana.-
- Tonta …- Gruñó. - Estamos casados …-
- ¿Qué?-
- No puedo decírtelo, te estoy dando demasiada información sobre el futuro. Te voy a sacar las sorpresa o peor … arruinar todo.-
- Pero … quiero estar contigo. Y mi Severus … parece que se va a tardar un siglo en elegirme con exclusividad.- Dijo la morocha haciendo un pucherito. El adulto rió.
- Tenme paciencia amor, por favor.-
- Esta bien, lo prometo.-
- Acuéstate a dormir, que ya es tarde.-
- De acuerdo, pero con una condición …-
- ¿Cuál?-
- No me dejes sola en el futuro. Ve con tu Selena, me imagino lo mal que se debe sentir al estar lejos de ti.-
- Bien, iré con mi esposa, pero cuídate mucho. No quiero perderte.-
- No lo harás. Estaremos juntos para siempre. Te amo Severus.-
- Y yo a ti amor.- Respondió el adulto y se desvaneció.
Selena se acostó a dormir, cayó en un profundo sueño en el que estaba junto a Severus. Sintió una pequeña cosquilla en la mejilla y eso la despertó.
- ¿Qué haces en mi habitación?- Gruñó media dormida.
- Lo siento. Solo … quería estar un rato contigo. Cuando duermes … no me rechazas.- Respondió Draco, sonrojado.
- ¿Has estado viniendo a mi habitación, mientras duermo?-
- Solo cuando padre no ha dormido contigo.- Gruñó el rubio molesto.
- Los Malfoy son incurables.-
- Creí que ya no estabas enojada conmigo, pero no me hablas.- Dijo apartando la mirada.
- Lo siento … supongo que no te he perdonado del todo.-
- ¿Por qué no? Tú nunca me quisiste.-
- Eso no es del todo cierto. Sí te quiero … es solo que …-
- No es igual a lo que sientes por padre o por Snape.- Dijo Draco gruñendo, al pronunciar el nombre del jefe de su casa.
- ¿Qué?-
- Lo llamas en sueños. Siempre sueñas con él.-
- ¿Eh?-
- Con Snape. Pronuncias su nombre dormida.-
- Ya veo.- Dijo sonrojada.
- ¿Por qué lo quieres a él y no a mi? Soy más atractivo, tengo más dinero y no soy un dinosaurio.-
- Severus no es un dinosaurio. Y él es bonito para mi, muy bonito.-
- Estas loca.-
- ¿Y entonces por qué te gusto?-
- No lo sé. Quizás tu locura me parece … muy tierna.-
- Tú estas peor de la cabeza que yo.-
- Eso ya lo he pensado.-
- ¿Qué?-
- Duerme, es tarde.-
- Vete a tu cuarto.-
- No, quiero verte dormir.-
- No me voy a dormir, contigo mirándome.-
- Prometo no hacerte nada malo.-
- ¡Eres un Malfoy! -
- Veo que ya has descubierto, lo que padre puede hacer.-
- No.- Mintió la morocha. - Pero tú, me has dicho lo suficiente como para que no me duerma contigo a mi lado.-
- Duerme.- Le repitió. Acariciándole suavemente el rostro y comenzó a tararearle un hermosa canción.
- ¿Tú cantas?-
- No vayas a decírselo a mi padre o me matará.-
- ¿Por qué? Suena muy bonito.-
- Porque no es propio de un Malfoy. Duérmete, por favor. Me iré cuando estés dormida, lo prometo.-
- Esta bien.- Respondió de mala gana. Aunque en el fondo, se sentía mal por haber estado comportándose de esa forma con el joven rubio. Draco comenzó a cantar nuevamente, y ese canto la fue sumergiendo en los brazos de Morfeo.
El joven rubio, sonrió al notar que la morocha se había quedado profundamente dormida. Y tal como lo prometió, se marchó. Pero primero, apoyó sus labios sobre los de ella y pudo saborearla por unos segundos, teniendo mucho cuidado de no despertarla. Regresó a su habitación y se acostó feliz por haber podido hablar con ella.
Una fría presencia, merodeaba las habitaciones de la casa, observando con detenimiento a cada uno de los habitantes mientras dormían. Pero manteniéndose lejos, de la habitación de Narcisa, ya que ella estaba en compañía de Belial. El demonio despertó, sintiendo la presencia invasora en la mansión. Se levantó con cuidado y se dirigió a hablar con el intruso.
- No deberías andar por aquí.- Dijo Belial.
- Esto no es asunto tuyo.-
- Son mis asuntos, tus andanzas perturban a mi reina.-
- Lo que hago, te conviene. Tarde o temprano ella será libre.-
- ¿Qué quieres decir?-
- ¿No te has dado cuenta? Mi misión ,es unir a Lucius con la niña. Para ello, debo alejarla de ese hombre testarudo, llamado Snape.-
- Te deseo suerte con eso. La niñata y ese hombre tienen un fuerte enlace. Aunque Alecto ha tratado de cautivarlo, no ha tenido éxito.-
- Alecto es una idiota … no ha usado todas las armas que posee. No puedo fiarme de ella.-
- Me mantendré alejado, mientras no perjudiques a mi reina. Sabes que soy uno de los reyes demonios y puedo destruirte.-
- Me gustaría ver que lo intentes. Los reyes demonios se creen la gran cosa … pero no estoy segura de que puedas vencerme.- Dijo la extraña presencia y se marchó.
- Tap, sal de ahí. Se qué estas entre las sombras.- Gruñó Belial.
- No eres mi rey. No sigo tus ordenes.- Siseó Tap manteniéndose en la oscuridad.
- Mantente alejado de mi reina.-
- No me interesa la mujer. Tengo mis planes y pienso seguirlos.- Siseó, alejándose lentamente.
Otra sombra se removió intranquila en la habitación de Lucius. La presencia de Belial en la casa no era de su agrado. Se acercó a la cama del rubio y tocó su frente con cuidado, encendiendo la chispa del deseo en el cuerpo de Malfoy.
- Ve por la joven … ella tiene lo que necesitas … te pertenece.- Susurró el demonio.
- Señor Bitru …- Lo llamó Tap.
- Vete con la joven y haz tu parte.-
- Si mi señor, pero Belial …-
- No estamos en su territorio, no tiene porque haber una guerra entre nosotros.-
- Como ordene mi señor.- Dijo Tap y se apareció en la habitación de la morocha. Se acercó sigilosamente hasta ella y comenzó a susurrarle. - Él vendrá esta noche y tú lo deseas … él es el hombre de tu vida. Tu cuerpo lo sabe … ríndete a él …-
El ruido de la puerta, ocasionó que se desvaneciera. Lucius había entrado en el lugar y se acercó a la cama. Se sentó junto a la morocha y le acarició el rostro.
- Mi amor …- Susurró. - Eres tan hermosa …-
- ¿Lucius?- Preguntó confundida.
- Sí … quiero estar contigo.- Respondió, acercando su rostro y besándola suavemente. Selena lo correspondió rápidamente, sintiendo la necesidad de estar cerca de él. El rubio se recostó sobre ella, apartando las sábanas que la cubrían. Deslizando su mano por el cuerpo de la morocha y quitándole el camisón.
- Lu …- Gimió, cuando él se concentró en su cuello, lamiéndola y mordisqueándola. Al tiempo que sus manos recorrían con ansias su cuerpo.
Las sombras regresaron al cuarto, rodeándolos y sumergiéndolos en las profundas aguas de la lujuria. Incrementando el deseo que sentían el uno por el otro.
El rubio le quitó el corpiño con delicadeza, besando con suavidad la piel y lamiendo el pezón con la punta de su lengua, hasta que este se endureció. Comenzó a amamantarse, mientras Selena enredaba su mano en el pelo del rubio, arqueando su cuerpo y obligándolo a que llevara su pecho, más adentro de la boca.
- Lu …- Gemía, disfrutando de lo que el rubio le estaba haciendo. Malfoy, se despojó rápidamente de su pijama, quedando desnudo. Rodó hacía un costado, arrastrando a la joven, para que quedara sobre él. La morocha se acomodó a la nueva posición y comenzó a besarlo lentamente, primero en los labios y luego bajando por el cuello, para continuar con el pecho del adulto, mientras sentía la erección rozar sus bragas.

Nota de la autora:

Jeje … lo corté en la mejor parte, ¿No? …

Unas pequeñas aclaraciones:

Los demonios incitan a Lu y a Sele a estar juntos.  Si bien, ellos creen que sin si presencia, Lu y Sele no se sienten atraídos … no es tan así. Obviamente, Lucius siempre a sentido algo de lujuria por Selena y para ella, el rubio es muy atractivo, algo que siempre ha dicho. Así que los demonios solo impulsan un poco las cosas. Lucius no necesita demasiada ayuda, para dejarse llevar por lo que siente, pero Selena si. Aunque Lucius le gusta … ama a Severus y es obvio que siempre lo elegiría al morocho, si no intervinieran los demonios.

Bitru: Gran príncipe de los infiernos, que se aparece con forma de un leopardo alado. Cuando aparece en forma humana, es una de enorme belleza. Comanda 70 legiones y se encarga de despertar la lujuria en los hombres. (Extraído del diccionario demonológico.)

¿Quién es la sombra que se encuentra con Belial? ¿Por qué quiere que Lu y Sele estén juntos?
¿Se cumplirá el futuro o los demonios lograran que las cosas cambien?

Marmik! Existen dos versiones de la historia. Ambas son iguales en los primeros 8 capítulos pero luego se desdoblan y cambian por completo. Si bien, he utilizado el nombre de algunos personajes en ambas (Soy muy mala inventando nombres, así que reciclo bastante), sus relaciones no son iguales. En ambas aparecen los Mafdet y Aine. Ella en esta historia es una muchacha que iba al colegio con Lucius y él estaba loco por ella, pero nunca fue correspondido y Selena tiene cierta semejanza física con Aíne lo que lleva al rubio a considerarla en un principio la reencarnación de la otra muchacha. En la otra versión … ocurre algo similar, pero … durante la época de mortífago de Lu sucede algo importante. No te cuento que es exactamente por si quieres leer la historia, para no arruinarte la intriga.
Ay! me encantaría hacer una peli con mi historia pero no tengo dinero y no creo que algun productor se interese. aunque supongo que a Jason Isaacs tal vez lo podríamos contratar después de todo, dijo que le gustaría hacer veinte películas de Harry Potter (Es un amor, este hombre) pero a Alan no ... ya se cansó de estas pelis, lo dijo en una entrevista, Bua!!!.

Amiga Kia!!! Uyyy cuantas dudas y ... te voy a dejar con la intriga ... jeje ... siempre tan mala. Pero por lo menos ya les confirme quienes son los de los espejos ... Ahhh! SEVI!!! qué lindo hasta en el futuro se preocupa por Sele ... quiero un hombre así ... si los deseos se cumplieran ...

Pixel Amiga!! Sip supuse que eso las despistaría pero si hablaban de otra forma, el misterio se resolvería antes. me costó bastante escribir esa escena. jeje ... Y al conejito cómo le pusiste??? me encantan los conejos pero con mis dos gatos y mi perro ... como que no sería posible tener más mascotas.

Besitos a todas y buen fin de semana.

severus snape, lucius malfoy


Tags: severus snape, lucius malfoy, fic, amor, romance, lemon, drama

Publicado por miakayuki2006 @ 11:01  | sele y sevi vers 2
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por marmik
Jueves, 30 de abril de 2009 | 18:12
si Alan no quiere continuar...
seguro encontramos alguien dispuesto ha hacer su papel.
pero tuuuuuuuu no cambies a nuestro severus...
quizas algun dia podamos ver esas peliculas tan apasionantes, que en este momento salen magicamente
por tu mente.
no tardes a escribir!
espero inpasiente saber como continua!!!
besotes...
Publicado por kia malfoy
Jueves, 30 de abril de 2009 | 23:49
hey..
amiga--
me dejas..
con la duda.... noooo...:Llorica
mmmm.. bueno..ya que me tendre..que esperar..
bueno.. espero.. que en el prox.. capi..no te quedes..en la mejor...parte..hee..!!
kuidate.
bzythos.!
xaaoo-.!
Publicado por Pixel
S?bado, 02 de mayo de 2009 | 12:56
hii!!!! Vaya demonios!!!!! Estan separando a Sev de Selena.... para juntar a Selena con Lucius! Seguro k fue la furia quien los mand? hacer eso ??....y k pesado es Draco!! Si ya selena le dijo k no lo keria... xk tiene k seguir detras suya???? no me tiene a mi?? xDDD k desgraciada soy xDD. Espero k Selena se de cuenta de lo k esta haciendo y deje de hacerlo antes de k vaya a peor.

weno ps te dejo bss y cuidate!

PD: Le e puesto de nombre bambii!! Le iba a poner tambor (como el conejo de la peli de bambi) peroesk es hembra y aunke bambi sea tb un nombre de maxo...me gusta mas xDDD
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.