Lunes, 22 de junio de 2009

severus snape, vampiros

Disclaimer: esta es una historia que se basa en uno de los mejores personajes creados por la adorada J.K. Rowling. No, no es Harry Potter, es Severus Snape. (Desearía que Rowling me lo regalara. Jeje.)

Aclaración: Es una historia de pocos capítulos. Contiene lemon o escena de sexo explicita, así que ya saben, para mayores de 16 años.

Capítulo 8: Dolor.

- Ayshane, ¿Sigues amando al profesor Snape?- Preguntó Hermione, mirando a su amiga y a la horrible marca que la joven tenía.
- Por supuesto, con todo mi corazón. No fue su culpa … es solo que … él no confía en nadie, no cree que en verdad lo amo. No sé porque es así, pero lo veo sufrir mucho y deseo hacerlo feliz. Aunque ahora todo se ha complicado y quizás ya no podamos estar verdaderamente juntos.-
- Debe haber alguna forma de romper esa marca.-
- El príncipe de los vampiros, dijo que nadie que haya creado una esclava a querido liberarla, así que cree que no hay ninguna forma de romper el sello.-
- ¿Príncipe vampiro?- Preguntó Hermione con curiosidad.
- Si, tienen un príncipe, un rey y una reina. Varias leyes y una forma de explicarlas que te aseguro, hace que jamás las olvides.-
- ¿No habían dicho nada sobre … los esclavos?-
- No, supongo que no hay ninguna ley que lo prohíba.-
- Iré a la biblioteca a buscar información.-
- No creo que haya algo allí.-
- Uno nunca sabe.- Dijo la castaña y se marchó a enfrascarse en los libros que tanto adoraba.
Ayshane regresó a su habitación, se peinó y arregló lo mejor que pudo. Su ánimo estaba por el suelo y la marca seguía incomodándola. Mientras se peinaba, pensaba en que estaría haciendo su profesor y si realmente habría alguna forma de ser liberada.
Sus compañeras de habitación se habían marchado y estaba sola, sumergida en sus pensamientos, cuando un aire frío le provocó escalofríos.
- Hola señorita Qadesh.- Dijo Boreas, completamente recuperado de sus heridas.
- No puede estar aquí, profesor.-
- Tenía mucha curiosidad. El director me dijo que no podía acercarme a ti, así que vine a investigar porque no puedo. Hueles muy bien, me gusta mucho ese shampoo que usas.- Dijo el vampiro, acercándose lentamente.
- Debe salir de la torre.- Dijo la castaña firmemente.
- Bombón ya no estoy enojado contigo … eres demasiado dulce.- Respondió, moviéndose tan rápido, que la castaña no tuvo tiempo de reaccionar. En un abrir y cerrar de ojos, se encontraba en los brazos del vampiro.
- Suélteme.-
- Así que era esto.- Dijo Boreas, sintiendo una descarga de electricidad por todo su cuerpo. - Ese estúpido te convirtió en su esclava.-
- Se equivoca.- Sentenció Ayshane firmemente.
- No puedes engañarme. Siento la corriente fluyendo por mi cuerpo y es … delicioso. Esto lo hace más emocionante, pero … ahora estas obligada a complacerlo y alimentarlo, soportando una tortura diaria por el resto de tu vida. En cambio … probablemente no te lo hayan explicado, pero puedes estar con otros vampiros que te den placer.-
- Eso no es cierto.-
- Lo es. La marca de esclava, solo te produce dolor cuando debes estar con tu amo, y le provoca dolor a cualquier otro vampiro que no sea él, pero en ese caso, tú no sientes nada.-
- Déjeme…- Trató de decir, cuando Boreas le pasó la lengua por el cuello y deslizó la mano entre sus piernas.
- Relájate …- Le susurró, al tiempo que comenzaba a estimularla lentamente. - Después de lo que esa bestia te ha hecho, mereces disfrutar.- Sentenció, sujetándola firmemente para que no se alejara.
- Espera …- Gimió Ayshane, sin poder evitar disfrutar el placer que estaba experimentando. Estaba chorreando y gimiendo, a medida que se acercaba al orgasmo.
- Mmm … estas diferente. Has alimentado a uno de los superiores.- Sentenció el vampiro.
- ¿Cómo … cómo lo sabes?- Preguntó entre gemido y gemido.
- Por como estas reaccionando. No puedes contenerte ni alejarme, te estas dejando llevar por lo que te estoy haciendo. Algo así solo es provocado cuando uno de los superiores se alimenta de la dadora. Las hacen adictas al sexo, de esa forma se aseguran de que siempre estén dispuestas a alimentarlos.-
- Yo no …-
- Aún eres virgen, lo sé.- Dijo el vampiro, introduciendo su dedo dentro de la joven y rozando un punto que la volvía loca. Con su mano libre, le desabrochó la camisa, quitándosela para luego deshacerse del corpiño. - Me vuelves loco …- Gimió de placer.
- Espera …-
- No … así esta bien.- Gruñó Boreas y la condujo hasta una cama cercana.
- No es la mía.-
- No importa.- Sentenció y se acomodó sobre ella.
- Boreas …-
- Disfruta esto … no podrás hacerlo con él.-
- Yo no …- Trató de decir, cuando comenzó a besar su pecho con avidez, usando su lengua, sus dientes y sus labios. Cada vez que él succionaba una oleada de placer se extendía por todo su cuerpo, que hacía que su sexo lo deseara.
El vampiro fue bajando lentamente, besando cada centímetro de piel con el que se encontraba, lamiendo de forma implacable, hasta llegar a lo que deseaba. El húmedo sexo de la joven que palpitaba lleno de anhelo. Le separó los labios con cuidado, para acceder al hinchado y sensible clítoris. Lo lamió lentamente, demasiado lento, haciéndola desesperar.
Cuando Ayshane comenzó a removerse inquieta, comenzó a succionarlo, al tiempo que introducía sus dedos dentro de ella, rozando su virginidad.
A pesar de sus juegos, no tenía ninguna intensión de desvirgarla. No aún. No hasta que lograra lo que deseaba. Por eso trataba de controlarse, de mantener encerrado al demonio adicto al sexo que se escondía en su interior. Ese demonio que lo hacía legendario, entre cientos y miles de dadoras.
Ayshane gemía, aferrándose a las sábanas, humedeciéndolas hasta el colchón. Las oleadas de placer, parecían no tener fin. Era un orgasmo tras otro y a pesar de ello, quería más. Mucho más.
- Boreas … detente …- Suplicó entre gemidos sensuales y anhelantes. El vampiro la ignoró.
Excitado y hambriento, Boreas dejó al descubierto sus colmillos y los enterró en el clítoris, bebiendo la sangre que se derramaba, mientras la joven gritaba de placer.
La castaña arqueaba su cuerpo, moviendo su cabeza de un lado al otro y gimiendo fuera de si, cada vez que sentía las succiones en su sexo, que la hacían alcanzar orgasmos cada vez más potentes.
El olor de la excitación de la joven, se desparramó por todo el castillo. En cada piso y en cada habitación, se podía sentir ese exquisito olor. Un olor que solo podía ser sentido por un vampiro, sin embargo, para los humanos o magos, nada especial podía olerse en el aire.
Ese olor llegó hasta lo más profundo de las mazmorras, envolviendo al atormentado profesor de pociones. Snape caminó con ritmo normal, siguiendo el aroma. Normal, para un vampiro. Los estudiantes que se encontraban en los pasillos, eran sorprendidos por una ráfaga de aire helado que les congelaba hasta los huesos, dejándolos confundidos e intentando encontrar la fuente del viento.
Subió rápidamente hasta la torre y en cuanto vio abrirse el retrato de la dama gorda, se deslizó rápidamente al interior de la sala común de los Gryffindor. Cada escalón que lo separaba del cuarto de la joven a la que amaba, se convertía en una daga en su camino. Al llegar hasta la puerta de la habitación, se quedó escuchando los gemidos sensuales y desesperados de la castaña.
Lentamente abrió la puerta y se asomó. Boreas seguía alimentándose, mientras descargas eléctricas cada vez más fuertes surcaban su cuerpo. Descargas tan fuertes, que comenzaban a rasgarle la piel. Aún así, no se detenía.
- Detente … por favor.- Gimió Ayshane y otra vez, el vampiro la ignoro.
Al escucharla, Severus se acercó y sujetó al vampiro.
- Te dijo que te detengas.- Le siseó y Boreas se apartó. El frío profesor de pociones, tomó una manta cercana y la cubrió. La castaña estaba sonrojada y aún chorreaba, no solo por la excitación, sino también sangre, de la herida por la cual Boreas se había alimentando.
- Severus … lo siento … yo …- Trató de decir la joven, pero el adulto colocó la mano sobre sus labios.
- No tienes que explicarme nada. todo esta bien, debí imaginarme que él aprovecharía esta situación.- Sentenció Snape y ambos miraron al vampiro. La castaña se horrorizó al ver las múltiples heridas por todo el cuerpo de Boreas, mientras que Severus, internamente se alegraba.
- ¿Qué …?- Trató de preguntar Ayshane.
- Esto es lo que le ocasionaras a cualquier vampiro que no sea tu amo y se alimente de ti. Sin embargo …- Dijo sombríamente. - Esto es lo que te sucederá, cuando tengas que alimentarlo y satisfacerlo.-
Severus se tensó, las múltiples heridas sangrantes en ese vampiro era una cosa, pero que lo mismo le ocurriera a la joven a la que amaba, era otra.
- Eso no sucederá.-
- Me temo que sí. Y he hecho esto, para que tengas una buena idea de que es lo que has ocasionado.- Sentenció Boreas, mirando al joven vampiro con desprecio. - No hay nada más patético, que un vampiro que esclaviza a una dama.-
- No lo hizo a propósito.- Intervino Ayshane.
- No concientemente, pero en el fondo te ha querido a su lado a toda costa y por eso la marca de la esclava apareció en tu cuerpo.-
- Ciérrale la herida.- Gruñó Severus, al oler y ver las sábanas manchadas.
- Es tu esclava, hazlo tú.- Sentenció Boreas y se marchó. La sangre salía abundantemente, esparciéndose y tiñendo las sábanas de un rojo carmesí.
- Ayshane …- Dijo Severus, acariciándole el rostro.
- Lo sé, tiene que cerrarla, pero también debe … alimentarse.- Respondió sonrojándose.
- No puedo hacerte eso.-
- Sabe que si no se alimenta … moriré.- Dijo la castaña y le acarició el rostro con mucha ternura a su profesor. - No pude detenerlo … no …-
- Lo sé. Eres adicta al sexo gracias a Paris. Me envió una carta explicando algunas cuestiones.- Respondió sombríamente el morocho. Poco a poco, la fue recostando y le separó las piernas. - Seré breve.- Susurró contra el sexo de la joven y clavó sus colmillos en la fina y delicada piel.
Ayshane gritó con todas sus fuerzas y esta vez, no era de placer. Un dolor agudo e insoportable se extendía por su cuerpo, comenzando en donde su profesor se estaba alimentando, un dolor tan fuerte que la llevaba al borde del desmayo, pero sin darle ese alivio. Una tortura lenta que la hacía querer patear y alejar a ese hombre.
Severus no soportaba los gritos de la castaña, tenía los puños cerrados y se alimentó lo más rápido que pudo. Cerró las heridas con su lengua y se alejó de ella.
- Lo siento pequeña.- Dijo con los ojos brillosos, mientras ella se apartaba aún más de él.
Ayshane tenía el rostro surcado por lagrimas y su cuerpo se estremecía, aún presa del dolor. El adulto trató de acercarse para calmarla pero …
- ERES UN MONSTRUO, ALEJATE DE MI.- Le gritó alterada por un dolor tan fuerte, que parecía que la estuvieran cortando en pedazos.
Severus se apartó hasta el otro extremo de la habitación, dolido y furioso consigo mismo. Contemplándola temblar y llorar. Ahora ni siquiera podía consolarla y eso lo destrozaba.
- Lo siento …- Susurró, sentándose en el suelo y golpeándose la cabeza contra la pared.
La joven respiró con dificultad, tratando de controlarse y alejar el dolor de su mente. Poco a poco, esa horrible sensación comenzaba a marcharse. Conciente de lo que le había dicho al hombre que amaba, se levantó suavemente de la cama. Al pararse, cayó al suelo presa de un fuerte dolor entre sus piernas.
- Ayshane.- Dijo Snape y se acercó hasta ella, colocándola suavemente en la cama. - Iré por Poppy.-
- No … espera, quédate.- Le pidió, sujetándolo por la capa. - Lamento lo que te dije, no fue mi intensión.-
- No has dicho nada, que no fuera verdad.-
- Eso no es cierto. No me dejes.-
- Ayshane … no puedo acercarme a ti, sin producirte más dolor.-
- Por favor, Severus, abrázame.- Le pidió la castaña con lágrimas en los ojos. El adulto se acercó a ella y se recostó a su lado, envolviéndola entre sus brazos. A pesar del fuerte dolor, la joven se acurrucó aún más contra él, buscando la calidez y sintiendo ese aroma que tanto le agradaba.

Nota de la autora:

Perdón por el capi cortito y por actualizar solamente este fic. No he tenido tiempo de escribir y además mi ánimo esta por el suelo o más bien por el centro de la tierra.
El final que rendí el jueves, salí mal. La primera parte iba re bien pero luego me agarró una laguna mental y terminé por hundirme. Si creen que Severus es desagradable con Harry, deberían conocer a mi profesor. Me dio un buen y largo sermón que me dejó completamente deprimida. Además me dijo que no me va a permitir rendir hasta después de las vacaciones de invierno (Julio - Agosto) de lo contrario, si trato de presentarme antes, me dijo que lo voy a hacer enojar y no me va a aprobar más.

Amiga Kia Malfoy! No quería dejarlas sin nada para leer, así que me despache con este capi minúsculo. Aún así, espero que te guste. Me temo que tendrás que quedarte con tus dudas hasta la próxima semana … jeje … soy mala, no voy a contarte nada.

Querida Pixel! Ayshane lo ama demasiado, por eso lo perdona. Además el pobre Sevi no lo hizo a propósito … No tienen opción si Sevi no se alimenta diariamente de Ayshane, ella se muere. Así que termina siendo una tortura para ambos, a él lo destroza tener que lastimarla.
Amiga estudia mucho, que luego podrás darle una leída a estas historias. ¿Cómo has salido? Imagino que muy bien.

Bueno chicas, eso es todo. Un  beso enorme para todas y cuídense mucho.
Mucha suerte para todas las que están rindiendo exámenes y no dejen de estudiar, no quiero recibir cartas vociferadoras por parte de sus papis.

severus snape, lucius malfoy


Tags: severus snape, vampiros, fanfic, lemon, drama, romance

Publicado por miakayuki2006 @ 11:48  | vampiro
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por pixel
Viernes, 26 de junio de 2009 | 15:30
K penaaaaa!! Pobre Ayshane! Boreas se aprovecha de ella (es un cerdo ??) y Sev..... se que lo hace sin querer pero si yo fuera Ayshane preferiria morirme que alimentarlo! Pero bueno yo se que ella lo ama y no puede hacer nada contra eso...

Al final aprob? todas las asignaturas!! =D Aunke me tengo k hacer unas actividades de matematicas como si me hubiera suspendido porque esa profesora me tiene una maniiia!!! Te puedes creer k me ri?a asta kuando me siento sola?? Pues bueno se lo pregunt? el otro dia y me dijo QUE YO HABLABA SOLAA!! ??... weno espero k tu tb apruebes ^^
Publicado por kiamalfoy
Mi?rcoles, 15 de julio de 2009 | 17:17
k' mala.. eres.!!
jeje..
no amix..
yo entiendo.
y no t preocups.. spero..que cuentes..
mas...de esta..linda..pareja..
haa..
pobre..sevi.
pero..el amor..
hace..que ashyane...
soporte...todo.!!
bueno.
nena.
me voe.
aios.
tkm.!
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.