Viernes, 24 de julio de 2009

severus snape
Disclaimer: esta es una historia que se basa en uno de los mejores personajes creados por la adorada J.K. Rowling. No, no es Harry Potter, es Severus Snape. (Desearía que Rowling me lo regalara. Jeje.)

Aclaraciones: es un fic que comienza romántico y algo lento para luego haber situaciones bien explicitas. Así que quedan advertidos. Puede haber ocasionales escenas de torturas y violaciones, por lo tanto esta clasificado para mayores de 18. Los pensamientos van entre comillas.

Pareja: Severus Snape y Selena.

Capítulo 47: Decidiéndonos a ir a la final.

Severus se apareció en la mansión Malfoy, llevando a su novia en brazos. A pesar de la aparición, la morocha se había quedado profundamente dormida, aferrada al traje de su novio y con su rostro acurrucado contra el amplio pecho del adulto. Lentamente, la llevó hasta el cuarto y la recostó en la cama. Ese pequeño movimiento y la lejanía del calor del cuerpo del morocho, despertó a la joven.
- Duerme conmigo.- Pidió con los ojitos cerrados y aún aferrada a él.
- Esta bien, déjame quitarme el traje.-
- Sí … ¿Y mi vestido?- Preguntó, haciendo espacio en la cama.
- Llamaré a la elfina o te lo quito con magia.-
- Magia.- Respondió la morocha.
- De acuerdo.- Decía Severus riendo, viendo como su novia trataba de mantenerse despierta. Hizo un rápido movimiento con su varita, quitándole el vestido y dejándola con la ropa interior. La cubrió con las sábanas para que no tomara frío y comenzó a desvestirse para acompañarla en la cama.
Lentamente, se recostó a su lado y la atrajo hacía sí, para que durmiera acurrucada en sus brazos. Unos minutos después, ambos dormían profundamente.

- ¿Dónde estuviste?-
- No es asunto tuyo, mujer. Aquí el que manda soy yo, que no se te olvide.- Le gruñó Casius a su esposa.
- ¿Estuviste con ella? Tienes el perfume de una mujer.- Dijo la señora Nott y Casius la sujetó por el cuello.
- Te he dicho que no es asunto tuyo.-
- Esa niña no te va a aceptar. Es una consentida y no tienes nada que ofrec…- Trató de decir la mujer, cuando el señor Nott, le apretó el cuello con más fuerza.
- Ten cuidado, no te queda mucho tiempo. Esa niña será mía y Lucius va a entregármela en bandeja.-
- Nunca lograras ser un Malfoy, ni ser como él.- Le escupió la señora Nott en la cara y Casius la golpeó, arrojándola al suelo.

De vuelta en el sitio de la fiesta …
- ¿Por qué solo nosotros tenemos que juntar esto? ¿Y garrapata?- Preguntó el joven Malfoy.
- Tu hermana estuvo organizando la fiesta durante toda la noche, mientras que tú, te escondías por los alrededores con tu novia. Así que no protestes y ayúdame a controlar que dejen la casa en condiciones.- Sentenció Lucius.
- Así que ahora garrapata se marchó a disfrutar con su novio.- Gruñó el joven rubio.
- ¡Se fue a dormir!-
- Sí, seguro, esos dos solos y durmiendo.-
- ¡DRACO!- Bramó Lucius. - ¿Le has sacado ese estúpido hechizo?-
- Por supuesto que sí padre.- Respondió el muchacho rápidamente y mostrando sus muñecas, para que el adulto comprobará que ya no tenía la pulsera puesta.
- Entonces, deja de decir idioteces.- Siseó Lucius, y siguió dándole ordenes a los elfos del servicio de fiestas.
Dejar la casa tal cual estaba antes de la fiesta, les llevó hasta pasado el mediodía. Una vez que terminaron con todo, los dos Malfoy regresaron a su hogar.
- Iré a ver a mi hermana.-
- Déjala descansar.- Siseó Lucius. - Vete a dormir un rato.-
- Bien, lo haré.- Respondió Draco, aunque la curiosidad por lo que estaba haciendo su hermana, lo estaba matando. Sabiendo que, si su padre lo pescaba curioseando en la habitación contigua, probablemente lo decapitaría, se trago sus dudas y se metió en su cuarto.
Como de tal palo, tal astilla, él que se asomó a ver en la habitación de la morocha fue el adulto. Abrió la puerta lentamente, tratando de no hacer ruido para comprobar que de verdad, estuvieran durmiendo. Dentro del lugar, solo se podía escuchar las respiraciones acompasadas de ambos morochos. El rubio entró y se acercó a la cama y contempló a su hija abrazada a su novio, durmiendo profundamente con una sonrisa.
- Solo dormimos.- Dijo Severus muy bajo.
- Es mi niña, solo quería verla. Solo a tu lado sonríe dormida.-
- ¿Celoso?-
- Quizás un poco. No logro que se sienta segura estando conmigo.-
- Te equivocas, ella es feliz como una Malfoy.-
- Eso espero. Sigue durmiendo. No has perdido tu toque, sigues atento mientras duermes.-
- Imagino que a ti te pasa lo mismo.-
- Esa vida de mortífagos, parece que nunca nos va a dejar.-
- Supongo que por ahora no.- Respondió Severus y Lucius se marchó.
- Eres tan desconfiado como yo.- Se quejó el joven rubio. - ¿Dormían?- Preguntó, asomado desde su puerta.
- Sí, vete a dormir.- Le respondió el adulto muy serio.
- Descansa padre.- Respondió Draco y cerró la puerta.
Lucius se marchó a descansar a su habitación, luego de un día y una noche muy larga. Se recostó en su amplia cama con sábanas de seda y pensó en lo feliz que era, al tener a esos dos niños en su vida. Lentamente, se quedó dormido con una sonrisa.
Hacía el anochecer, Selena se despertó aún entre los brazos de su novio, que tendía a abrazarla con todas sus fuerzas, como si tuviera miedo de que fuera a desaparecer.
- Sevi …- Susurró, tratando de despertar al adulto.
- Mmm.- Respondió el profesor de pociones medio dormido.
- Me dejas respirar un poco.- Le dijo muy suave, para no preocuparlo.
- Lo siento.- Dijo Severus, aflojando el agarre y despertándose.
- Esta bien, solo me estaba acalambrando un poco.- Dijo la morocha y se acomodó contra su novio.
- ¡SI! ¡PADRE! ¡GARRAPATA!-  Gritaba Draco, corriendo por el pasillo.
- ¿Qué bicho le pico a tu hermano?- Gruñó Severus.
- Ni idea, vamos a ver.- Respondió la morocha y se vistió rápidamente, para salir a ver que le ocurría al escandaloso de su hermano. Antes de que pudiera abrir la puerta, el joven rubio entró en el lugar como un tornado.
- ¡GARRAPATA! ¡MIRA!- Exclamaba, sacudiendo la edición de la tarde del profeta.
- ¿Qué? Quédate quieto, si quieres que lea eso.-
- ¡MIRA! ¡ESTO!- Seguía gritando el rubio y señalando un titular.
- ¿Qué? “La final del mundial de quidditch, se jugará en Inglaterra” ¿Y?-
- ¡Es la final! ¡Podremos ir a verla!-
- Tanto escándalo por eso.-
- Tenías que ser una niña.- Gruñó Draco molesto, por el poco entusiasmo de su hermana.
- ¿Qué ocurre?- Preguntó Lucius entrando en la habitación con cara de dormido.
- ¡LA FINAL! ¡PADRE! ¡LA FINAL! ¿Vamos a ir?-
- Ya veremos.- Gruñó el adulto molesto, por haber sido  despertado por algo así.
- ¡Iremos de campamento!- Exclamó el joven rubio feliz.
- ¿Campamento?- Preguntó Selena con cara de pocos amigos.
- Sí, los partidos del mundial pueden durar incluso más de una semana.-
- ¿Bromea?- Le preguntó la morocha a su novio.
- No, es verdad. Hay casos en los que han durado hasta un mes.- Sentenció Severus.
- ¿Un mes? Yo no voy a estar un mes de campamento, para ver un partido de quidditch.- Se quejó la joven.
- Arréglense entre ustedes.- Sentenció Lucius. - O vamos todos o no va ninguno. No voy a dejarte sola en la casa.-
- Garrapata, más vale que vengas.- Siseó Draco.
- Pero no me gusta.- Protestó la morocha.
- ¡Es la final! ¿Entiendes? ¡LA FINAL!-
- ¿Por qué no van ustedes dos? Yo me quedo aquí.-
- No voy a dejarte sola.- Gruñó Lucius.
- Sevi puede cuidarme.- Respondió la morocha, poniendo carita compradora y mirando a ambos adultos. - ¿Tú no quieres ir a ese partido o si?-
- No, hay demasiada gente.- Gruñó el morocho.
- Entonces, puede cuidarme.- Sentenció con una sonrisa la  joven Gryffindor. Mientras que Lucius miraba a su yerno de forma asesina.
- ¿Y quién va a cuidarte de él?- Gruñó Malfoy.
- ¡Lu!-
- No voy a dejarlos tanto tiempo a los dos solos.-
- ¿Por qué no? Prometemos portarnos bien.- Dijo Selena, con su mirada más compradora.
- No hagas eso.- Le gruñó el rubio. - Esto es muy serio.-
- No haremos nada.- Sentenció Severus. - Puedo cuidarla y lo sabes.-
- Lo pensaré.- Gruñó Lucius.
- ¡Vamos padre! Deja que se quede con Garrapata, así podemos ir a la final.- Dijo Draco, tironeando del pijama del adulto.
- Deberías preocuparte un poco más por tu hermana.- Lo reprendió Lucius.
- Es su prometido.- Dijo el joven rubio, encogiéndose de hombros.
- Eso no me deja más tranquilo.- Siseó Malfoy y salió de la habitación.
- ¿Crees qué acepte?- Le preguntó la morocha a su hermano.
- Probablemente, o los dos vamos a volverlo loco.- Respondió Draco con una mirada calculadora.
- Son dos pequeños demonios.- Gruñó Severus, viendo las miradas cómplices de los jóvenes Malfoy.
- ¡Ey! Soy tu novia.-
- De todas formas, es cierto.-
- Iré a mandarle una carta a Dabria para saber si va. Espero que no sea amargada como tú.-
- ¡OSITO!- Le gruñó la morocha, cuando su hermano salía de la habitación a toda marcha.
- ¿Vas a cuidarme?- Preguntó Selena, acercándose seductoramente a su novio.
- Compórtate, si quieres que tu padre me deje quedarme.-
- Pero Osito tiene razón … eres mi prometido.- Dijo la morocha, rozando sus labios con los del adulto.
- Amor …- Gruñó el morocho, que le costaba mantener la distancia con la joven.
- ¿Si?- Preguntó la gryffindor y volvió a rozar sus labios.
- Eres mi perdición.- Respondió Severus y la besó con desesperación.
Ya que Draco había despertado a toda la familia, se juntaron todos en el salón principal para hablar un rato, antes de la cena.
- ¿Padre?-
- ¿Qué?- Gruñó Lucius, intuyendo que quería su hijo.
- ¿Ya te decidiste?-
- Aún no.-
- Pero las entradas … son pocos los buenos asientos.-
- Tengo mucho que pensar.-
- Es la final …-
- Nosotros estaremos bien.- Intervino Selena.
- Dejen de presionarme.- Siseó el adulto.
- No es justo que Draco se quede sin ir a ver ese partido, solo porque a mi no me gusta el quidditch.-
- Eres mi niña y mi responsabilidad.-
- Y Draco es tu niño y tu responsabilidad.-
- No se va a morir por no ver un partido.-
- Tal vez, pero de seguro tendremos problemas entre hermanos.- Sentenció Selena, haciendo un pucherito, mientras que su platinado hermano, la fulminaba con la mirada. Severus miraba para otro lado, sabiendo que todo estaba planeado por ambos hermanos.
- ¡Van a volverme loco!- Exclamó Lucius, sintiéndose entre la espada y la pared.
- Padre … aún nos debes una com…- Decía Draco cuando su hermana le dio un fuerte codazo, sabiendo hacía donde apuntaba el joven.
La expresión de Lucius cambió rápidamente.
- Bien, ustedes ganan.- Siseó molesto, se levantó y se marchó a la cocina.
- ¿Viste lo que hiciste?- Le gruñó la morocha a su hermano.
- ¿Lo conseguimos o no?-
- Lo lastimaste, lo hiciste poner mal. Eso no era lo que yo quería.- Gruñó Selena y se levantó para seguir al adulto.
- ¿Garrapata?- La llamó Draco, pero su hermana lo ignoró. - ¡Mujeres! ¿Quién las entiende?-
- Debiste pensarlo. Conoces muy bien a tu hermana.- Lo sermoneó Severus.
- ¡Usted también!- Protestó el joven rubio, sintiéndose un incomprendido.
- ¿Lu?- Dijo Selena, entrando en la cocina.
- Aquí.- Respondió el adulto desde la despensa.
- ¿Te encuentras bien?-
- Obtuvieron lo que quisieron, ¿No estas conforme?-
- Yo no quería que te pusieras mal, lo siento.-
- No es tu culpa, supongo que aún no me repongo del engaño.-
- Iré con ustedes, así ya no habrá mas problemas.-
- No, a ti no te gusta el quidditch y no voy a obligarte a ir con nosotros. Puedes quedarte aquí con Severus, si me prometes que cuando vuelva, aún seguirás siendo una niña. ¿Entiendes lo que digo?- Preguntó el rubio.
- Lo entiendo y te lo prometo.- Respondió Selena sonrojada.
- Entonces, todo arreglado.- Sentenció Lucius y la morocha lo abrazó con todas sus fuerzas.
- Te quiero mucho.-
- Y yo a ti, mi pequeña. Estoy bien, no te preocupes.-
- No quiero verte mal.-
- Solo necesito un poco de tiempo.- Respondió Lucius y le acarició el rostro a la joven. - Vamos pequeña, o tu hermano se preocupara.-
- Se lo merece por haber jugado tan sucio.-
- Es un Malfoy, es nuestro estilo.-
- Tal vez con las personas de afuera, pero nosotros somos familia.-
- Selena … él fue criado …-
- Lo sé, pero aún así …-
- Olvidalo, no te enojes con él.- Le pidió el adulto.
- Esta bien, pero solo porque vos me lo pedís.-
- Eres una buena niña.- Sentenció Lucius sonriendo, aunque la morocha, internamente quería protestar, porque ya no se consideraba una niña.
Regresaron al salón, en donde Draco, trataba de hacerle ver a Severus, las cosas desde su punto de vista. Por la expresión del morocho, ya no le quedaba mucha paciencia.
- Al fin regresaste.- Le susurró el morocho a su novia.
- ¿Qué pasa?-
- Tu hermano es insoportable.-
- Siempre creí que era tu alumno favorito.-
- Eso es solo porque pertenece a mi casa y …-
- Y es el hijo de Lucius.-
- Exacto.-
- Los Sly son muy complicados.-
- ¿Falta mucho para la cena?- Preguntó Draco.
- Aún están cocinando.- Respondió Lucius.
- ¿Ya tienes hambre? Anoche comiste como por tres personas.- Le dijo su hermana.
- Eran los nervios … no podía dejar de pensar en el momento del baile.-
- Me sorprendiste con eso, no me habías contado nada. Estuviste muy romántico.-
- Soy un Malfoy, sé como impresionar a una chica.- Respondió orgulloso.
- Y también, como meterte en problemas.-
- No sé de que me hablas.-
- De Pansy, ¿Ya te dijo que quiere?-
- Aún no.- Gruñó Draco molesto.
- ¿Qué ocurre entre tú y la hija de los Parkinson?- Gruñó Lucius.
- Es solo un pequeño malentendido.- Se excusó el joven rubio.
- No armes líos con esa familia, son muy vengativos.-
- Todo esta bien, padre. Sé como manejar esto.-
- Seguramente, me va a salir una fortuna.- Se quejó el adulto.
- Amo, la cena esta lista.- Sentenció uno de los elfos.
- ¿Vamos?- Preguntó Severus, tendiéndole su mano a la joven.
- Contigo a donde sea.-
- Compórtate.- Gruñó el morocho.
- Solo es una forma de decir que …-
- Lo sé, pero tienes que comportarte.-
- Esta bien.- Respondió la morocha y se sentó junto a su novio.
La cena transcurrió calmadamente, con una amena charla entre todos los presentes. Draco era el que más hablaba, entusiasmado con la final de quidditch.
Luego de la cena, Severus y Selena, salieron a caminar por el jardín de los Malfoy bajo la luz de la luna, mientras que el joven rubio, fastidiaba a su padre tratando de decidirse cual sería el mejor asiento en el estadio.
- Sevi …-
- ¿Qué?-
- ¿Qué vamos a hacer, mientras mi familia esta en ese tonto partido?-
- Comportarnos.-
- Sí, eso lo sé, pero … vamos a pasar mucho tiempo juntos.-
- Será igual que cuando vivías en el colegio.-
- ¿Te han dicho qué de romántico no tienes nada?-
- No, porque nunca salí con nadie.- Gruñó el morocho.
- No importa, yo me encargaré de planear cosas románticas para los dos.-
- Lo mejor será, que te pongas a hacer los deberes.-
- ¿Por qué estas así?-
- Tengo que quedarme a cuidarte.-
- Estoy empezando a creer que esto es todo un sacrificio para ti.- Gruñó Selena muy molesta por la actitud apática de su novio.
- No es eso, uno de los dos debe mantener el orden.-
- Lo dices como si estuviéramos en el colegio.-
- Y así, debemos comportarnos. Tu padre confía en mi y no voy a traicionar su confianza.-
- Él también confía en mi, y no estaba hablando sobre eso.- Respondió Selena sonrojándose.
- Ya te enojaste.-
- No estoy enojada, solo me molesta que estés tan distante.-
- Es porque sino empezaremos como siempre y no podremos separarnos.-
- Esta bien, como tu digas.- Respondió la morocha y se adelantó unos pasos.
- ¿Vas a seguir enojada?-
- Ya te dije …-
- ¿Entonces, vas a seguir molesta?-
- Tengo derecho ¿O no?-
- No debí aceptar cuidarte.-
- Aún estas a tiempo de decirle a Lu que no puedes hacerlo.- Le gruñó Selena, se dio media vuelta y caminó apresuradamente hasta la casa. A mitad de camino, Severus la sujetó con fuerza.
- Te amo y no quiero perderte, tampoco quiero que tu padre se arrepienta de permitirme casarme contigo.-
- Él no haría eso.- Respondió la joven, dándose vuelta y abrazando a su novio.
- Si nos dejáramos llevar … tu padre no me lo perdonaría.-
- Te entiendo, no quise ser tan dura contigo.-
- Todo esta bien, solo debemos controlarnos un poco. Me cuesta mucho estar lejos de ti.- Dijo Severus, mirándola intensamente, se acercó lentamente y la besó con dulzura.
- Te amo.-
- Y yo a ti, mi Selena.-
- ¿Garrapata? ¡Ya esta el postre!- Gritó Draco desde la entrada del jardín.
- Vamos, quiero helado.- Dijo la morocha.
- Tú te quejas de tu hermano, pero a la hora de los dulces no te quedas atrás.-
- Tú tienes la culpa.-
- ¿Yo? ¿Por qué?-
- Porque los dulces me recuerdan a ti, los dos son deliciosos.-
- Deja de decir tonterías.- La reprendió el morocho sonrojándose y Selena le sonrió.
Luego del postre, Severus se acostó junto a su novia y los otros dos Malfoy se fueron a sus respectivas habitaciones. A la mañana siguiente, Lucius fue al ministerio, para hacer unos tramites.
- Señor Malfoy.-
- Señor Ministro, buenos días.-
- Fabulosa fiesta, mi señora quiere realizar algo parecido para el cumpleaños de nuestra hija.-
- Debería hablar con mis hijos, fueron los de la idea.-
- Seguramente, mi esposa se ponga en contacto con ellos, si no le molesta.-
- Para nada, que hable con mi hija. Selena es la que tuvo la idea, ella estará feliz de poder ayudar.-
- Gracias señor Malfoy, su familia siempre tan atenta. Recibí la noticia de su generosa donación al hospital.-
- Es mi deber contribuir con la sociedad mágica.-
- ¿Consiguió entradas para la final de quidditch?-
- Pensaba ir a comprarlas luego de hacer los tramites.-
- No se moleste, usted y su familia serán mis invitados, en el palco del ministerio.-
- Es usted muy amable, señor Ministro.-
- No es nada, reservaré tres asientos a mi lado.-
- Dos, a mi hija no le agrada el quidditch, ha decidido quedarse en casa.-
- Entiendo, mi esposa y mi hija, decidieron irse de vacaciones, supongo que ha de ser algo de mujeres.- Sentenció Fudge, estrechó la mano de Lucius y siguió su camino.
- ¡Malfoy!-
- Bagman.-
- ¿Has conseguido entradas?-
- Me acaba de invitar el ministro.-
- Tú siempre tan bien conectado. ¿Cómo anda tu familia? Muy buena la fiesta.-
- Mi familia esta bien, gracias.-
- ¿Van a Hogwarts?-
- Por supuesto, es una tradición de los Malfoy.-
- ¿Te has enterado?-
- ¿De qué?-
- Así que no has oído nada … - Decía Bagman tratando de ser misterioso.
En la mansión Malfoy, Draco volvía loco a su hermana y a su cuñado, para que lo ayudaran a preparar la carpa.
- ¿Cómo se supone que vamos a armar esto?- Gruñía Selena, molesta porque la habían sacado de la cama muy temprano.
- Es fácil, solo que no recuerdo el hechizo.- Se excusaba su hermano, mientras que Snape los miraba divertido, tomando una taza de café y leyendo el profeta.
- Esto no se parece a una carpa muggle.-
- Por supuesto que no, es una carpa mágica.- Sentenció el joven rubio medio ofendido.
- ¿Entonces, cómo quieres que yo te ayude? Nunca armé una carpa mágica.-
- Dile a tu novio que nos ayude.-
- Sevi …-
- ¿Mmm?- Dijo Severus, haciéndose el distraído.
- ¿Puedes ayudarnos?-
- Creí que los Malfoy podían hacer cualquier cosa.-
- No te burles.- Se quejó Selena.
- Háganse para atrás.- Dijo Severus y los dos jóvenes, caminaron hasta ponerse a su lado. Hizo un movimiento rápido con su varita y la carpa quedo armada en segundos.
- ¿Esto es una carpa?- Preguntó la morocha atónita, viendo una replica de la mansión Malfoy, pero hecha de seda a rayas.
- Por supuesto que lo es. Vamos, tenemos que ver que le falta.- Sentenció Draco, agarrando a su hermana y jalándola al interior.
La morocha se quedó muda al ver el espacioso interior, que tenía la misma distribución que la casa. Con un amplio living, un salón comedor, la cocina, las dependencias de servicio y las habitaciones.
- ¿Cómo entra todo esto?-
- Magia.- Respondió Draco, poniendo los ojos en blanco ante la respuesta obvia. - Hay que perfumarla un poco, huele a encierro. Hay que llenar la despensa y cambiar las sábana, ¿Estas anotando?-
- Sí.- Le respondió su hermana, que no salía del asombro.
Los dos jóvenes se mantuvieron entretenidos durante todo el día, acomodando la carpa al gusto del joven rubio.
- ¿Siguen ahí adentro?- Preguntó Lucius cuando regresó.
- Sí, tu hijo es un fastidio.- Respondió el morocho. - ¿Conseguiste las entradas? No me gustaría escucharlo el resto del verano quejarse por no ir a ese partido.-
- Sí, nos invitó el ministro Fudge. ¿Seguro que no quieres venir?-
- No, lo que dije es cierto, hay demasiadas personas.-
- ¿Sabes que va a suceder este año en el colegio?-
- Sí, Albus me escribió contándome sobre eso. Se va a armar un revuelo entre los estudiantes, que no podremos controlar. ¿Los dejaras participar?-
- Draco de seguro querrá ser parte, pero mi niña …-
- Selena es más tranquila.-
- ¿Los cuidaras por mi?-
- Solo es deporte.-
- ¿Lo harás?- Insistió el rubio.
- Sabes que sí, cuidaré a mi novia y a mi cuñado.-
- Bien, tengo tu palabra. La marca …-
- Se mantiene si cambio, esta oscura pero él no …- Dijo Severus.
- Aún no ha retornado … no nos ha llamado. Eso me tiene intranquilo.-
- No podemos hacer nada sobre eso.-
- Lo sé.- Respondió Lucius.

Nota de la autora:

Perdón por haberme tardado tanto en actualizar esta historia. Incluí el mundial de quidditch, porque quiero mostrarlo desde el punto de vista de los Malfoy. El torneo de los cuatro magos, no se llevará a cabo pero sí habrá algo de deporte involucrado … aún nos queda por saber que le pedirá Pansy a Draco y que sucederá con Lucius y Mireya, ¿Se volverán a ver?
El foro de los malos fics, se ha vuelto a fijar en mi, y esta vez para criticar esta versión y la del fic de Ari y Lu, como siempre diciendo que las protagonistas son Mary Sue, que en el caso del fic de Ari y Lu, alteré demasiado la historia, que sigo apoyando la pedofilia a pesar de que explique extensamente sobre lo que pienso en las notas de un capítulo pasado. Que los personajes no se parecen en nada a los originales, y bla, bla, bla, por lo que me he visto obligada a quitar estas historias de fanfiction … así que …
1) se supone que son historias originales, ¿Qué gracia tiene contar otra vez las historias de J.K? si ella, es insuperable.
2) esto solo es una historia ficticia, nada de lo que ocurre es real. Es un mundo imaginario en donde existen otras reglas … así que Selena puede estar con Severus aunque tengan una gran diferencia de edad. No quiero decir que en el mundo en el cual vivimos nosotras eso este bien, la realidad es la realidad y una historia es una historia. De lo contrario tendríamos que ponernos a pensar que Edward Cullen era un pedófilo, ya que él, era mucho mayor que Bella y ella aún no era mayor de edad cuando comenzó a frecuentarla. Por eso vuelvo a insistir, son historias no hechos reales.
3) sí hay escenas Lemons, pero hago las advertencias correspondientes, no obligo a nadie a leerlas, cada uno es responsable de si lo lee o no. Se supone que en el caso de los menores, las pc contienen los programas anti porn que bloquea este contenido para los menores y sus padres vigilan lo que leen. Es lo mismo que una película con escenas de adulto, no van a dejar de transmitirlas por la tele, solo porque una parte de la población no debe verlas. Se supone que en las casas, los padres deciden que pueden o no ver sus hijos.
4) La historia la vemos desde el punto de vista de Selena, es por eso que Severus tiende a no ser tan gruñón, amargado, injusto, y todas esas “cualidades” que nos conquistaron. Con ella tiende a no comportarse de esa forma. ¿Por qué elegí que Selena fuera su alumna y la relación empezara con ella tan joven?
Por una sencilla razón, los chicos tienden a no juzgar tanto como lo hacemos los adultos, son capaces de dar una oportunidad y a perdonar más fácil de lo que nosotros lo hacemos. No creo que una mujer adulta, sea capaz de tomarse su tiempo para descubrir como es Severus en realidad, que debajo de esa apariencia de gruñón, antisocial, hay una persona que necesitaba cariño. Por lo menos es lo que pienso de Severus, sí él hubiera tenido cariño en su vida, estoy segura de que todo hubiera sido muy diferente.
Bueno no me explayo más hablando sobre esto, pero quería decir lo que pensaba.

Querida Lau! Al fin, actualice esta historia, jeje … perdón por tenerte en suspenso. ¿Cómo te fue en tus exámenes? Imagino que muy bien.

Querida Miss Mafdet: Aquí estoy regresando nuevamente al ruedo, y estaré actualizando alguna historia semanalmente.

Querida Marmik: gracias por tu consejo. Sobre la cristalería … no se me ocurría otra forma de expresar que cuando Sele se molesta, su magia tiende a salirse de control, así que dado que era una fiesta y había botellas y copas cercas, pues que vibraran un poco me pareció lo mejor. Después de todo, cuando Pansy se enojó, hizo estallar los platos. Feliz verano para ti y felices vacaciones, por aquí comenzaron las vacaciones de invierno, así que podrías mandarme un poco de solcito desde tu país, jeje.

Querida Euge!! que envidia, que lindo viaje. ya volví y sigo escribiendo, el apagon de inspiración por suerte ya se ha ido. Me muero por ir a ver la 6ta peli, pero ya escuche comentarios bastante malos sobre ella, y sobre Sevi ... por lo pronto yo subo una escenita de esa peli en otro artículo para las que quieran verlas. Cómo seguis con la uni?? imagino que muy bien.

Amiga Kia Malfoy! si, regresé. y te sigo dejando con las dudas, solo te digo que si Casius te cae mal, en próximos capis te van a caer a un peor.

Jansev! bienvenida al blog, gracias por seguirme hasta aquí, espero que sigas disfrutando de esta historia

Besitos y buena semana para todas.


Tags: severus snape, lucius malfoy, drama, lemon, romance

Publicado por miakayuki2006 @ 12:52  | Sele y Sevi vers 1
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por lau snape
Viernes, 24 de julio de 2009 | 16:06
pues los examenes muyy biennn!!! gracias xd k eso de k kritiquen tus fics.... bah!! pasa de ellos!! es envidia!! a mi m gustan muxo!! son... originales!! bsitos y buena semana!!!!Chica
Publicado por euge
S?bado, 25 de julio de 2009 | 1:29
La universidad bien, este semestre tengo 7 ramos de nuevo..full dificiles todos :S uchis y tu como va la U?..
la 6ta peli..a mi m gusto mucho sev se ve mas joven y apuesto..m gusto mxo ..
mil besitos..cuidate
Publicado por kiamalfoy
S?bado, 25 de julio de 2009 | 18:35
oLA..amIGa.
Ha.
ME fAscIno..sTa HisTOriA..
Ya sABes.
COMo Todo..!
oyE QUE KISITE DECIR..CON LO DE..
(((por lo que me he visto obligada a quitar estas historias de fanfiction ...)))
uMm..
Y pOR lO DE K'.. tE CriTICan..pOR lO QUE esCriBES..
QUE INJUSTICIA..!!
YO LEEO TU BLOG..Y ME FASCINA JUNTO..CON TODO..LO QUE ESCRIBES..ESPERO QE NO DEJES..DE ESCRIBIR..SOLO POR UNOS..CUANTOS.. AMARGADOS..!!
YO ME DIVIERTO CON LO QUE ESCRIBES..
ADORO..TUS HISTORIAS..
Y ESPERO.. SIGAS ESCRIBIENDO..!
YA SABES..SIEMPRE QUE PUEDA PASARE A LEER..
QUE PARA ESO ERES GENIAL..!!
klAro y ParA MUCHAS COSAS MAS..
Publicado por kiamalfoy
S?bado, 25 de julio de 2009 | 18:38
Y CLARO..QUE NO... TODOS.. SABEMOS..QUE JK..
ESCRIBIO..UNA GRAN HISTORIA..!QUE ADORO..!
PERO.. ME GUSTAN.. TUS HISTORIAS..
ES BUENO LEERLO..DESDE TU PUNTO..DE VISTA..!
QUE SE ME HACE GENIAL.!!
Y LAS ESCENAS SUBIDITAS..DE TONO.. TIENES MUXA RAZON.. TU NO OBLIGAS A NADIE A LEERLAS..
CLAAROO..EL LOGICO QUE POR ESO HACES ACLARACIONES..!!!
Y CADA KIEN LO LEE... BAJO..SU RESPONSABILIDAD...
AMIGA.. NO POR UNOS CUANTOS.. DEJES DE ESCRIBIR Por que eso..seria.. un pecado..
y te lo digo yo...que.. amo tus historia..
jeje..creo..que me extendi un pokito.. escribiendo..
pero..es k'.. Ardiendo no me parece..que te critiquen.. si son adorables tus historias..!!
hasta pronto..nena. kuidate.
bzos.!
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.