Jueves, 22 de octubre de 2009

El viernes 16 fue mi cumple… mmm… ahora soy un año más vieja, jajaja. ¡Que mal! En realidad no tanto, ya tengo 29 años y las cosas son muy diferentes a como pensé que serían hace unos meses atrás.
Por fin, un cumpleaños que fue algo diferente. A diferencia de la mayor parte de mis cumpleaños, este año, a pesar de que en un momento creí que sería una vez más uno de mis peores días en mi vida. Las cosas tomaron un nuevo rumbo. Pude estar unas horitas con mi dulce angelito, su sola presencia da alegría a mi vida. Dimos unas vueltas por ahí y fuimos a uno de los parques de la ciudad, allí hay un arrollo y por encima pasa un puente del ferrocarril. En un momento, mi angelito me dice: “vamos, crucemos el puente negro” y yo le dije que sí. Claro que no lo pensé del todo, solo me mandé porque estaba con él. Los primeros pasos no hubo problema, pero llegando a la mitad… casi me muero del susto, aunque no mire para abajo, me entró un susto que creí que me quedaría paralizada, pero la verdad es que estando a su lado, en el fondo me sentí segura. Lo cruce de una punta a la otra, tomada del brazo de mi lindo novio. (Cada vez que le digo que es bonito me dice: “esta bien, te creo, pero no me mientas más.” AY! Es cabeza dura! Para mi es bonito, no sé como explicarlo, eso es estar enamorada.) A mitad de camino, le dije que tenía vértigo, y dijo que nada iba a pasarme que era caminar 1,2,3 como si fuéramos marchando, jejeje, y eso se apegaba muy bien a la situación, ya que él es militar y estaba con su uniforme.
Estar en sus brazos, es una sensación inexplicable, que me hace enormemente feliz. Sentir el latido de su corazón, es algo increíble, algo que me hace sentir muy bien.
Tengo que reconocer que no todo es color de rosa. Aunque esta semana nos hemos visto más seguido… y yo bailo de felicidad al recordarlo, jejeje. Cuando no puedo verlo, es cuando las dudas acechan en mi interior. ¿Qué dudas? Pues, si él realmente me ama, si esto es real para él, si es importante. Parte de mí, tiene miedo de ser solo un chiste, una broma, o algo por el estilo. ¿Por qué? Por mi pasado, mi historia personal, los dichos de mi madre sobre que a mi nadie me iba a amar nunca, que siempre estaría sola. El otro día hablando con él, me dijo que a mi me gusta que estén pendiente de mi. Supongo que doy esa sensación, por lo menos a él, porque constantemente quiero estar a su lado. Pero la realidad, es que no es que quiero que estén pendientes de mi, sino que … he pasado tantos años sola, sintiéndome tan vacía, que no quiero volver a sentirme de esa forma, y estar a su lado hace que ese sentimiento se aleje.
Claro que aún no le he explicado este “pequeño” detalle. Me cuesta hablarle de mis cosas, por miedo a ser demasiado sincera y abrirle las puertas de mi corazón y que luego me lo destruya. No porque pienso que él haría eso, sino que es el miedo innato de toda mi vida, de todo lo que he pasado y de lo que he escuchado.
Reconozco que soy muy insegura, y el hecho de que él sea separado y vea a su ex de forma seguida, me vuelve aún más insegura. Me da miedo perderlo, pero entiendo que él no es mío. Nunca he sido celosa, supongo que porque nunca he tenido realmente a alguien a quien celar… hasta que mi angelito apareció. Y sí, me pongo celosa, pero en lugar de ponerme celosa y enojarme, me pongo celosa y triste. Supongo que porque la tristeza es parte de mi naturaleza, el curso normal por donde mi vida tiende a transcurrir, o porque es a lo que estoy acostumbrada.
Pero afortunadamente, últimamente, son más los recuerdos alegres que los tristes. Me encanta cuando él me cuenta su vida, sus cosas, sus locuras, sus sueños, cuando jugueteamos… es que él usa gorra, y a mi me da la sensación que cuando la usa pone carita de malo, (Jejeje si, estoy loca, queridos lectores) y cuando la esta usando trato de quitársela, claro que pierdo como en la guerra, no le puedo ganar nunca. Y es que a él, le encanta usarla…
Ah! Si, también sigo media traumada con la cuestión de su edad, pero ya no tanto, jejeje. Es que él es muy maduro, me siento segura a su lado, y como ya lo dije un millón de veces, soy feliz a su lado. Mmm… a sí, un amigo me dijo que soy “profanadora de cunas” por salir con mi niño, mmm… ¿Tan grave es? Y bue… el amor es así, no hay edad. (Vaya escusa! Por lo menos es mayor de edad y hace rato, de lo contrario me moriría! Jejeje)
También se que me cuesta mucho decirle que LO AMO, por lo general le digo que lo adoro y lo quiero, pero … “Te amo” me cuesta decírselo. ¿Por qué? Es lo que siento, de eso estoy muy segura, pero decirle TE AMO, me da miedo, porque si no llegara a funcionar esta relación… me dolería aún más si le digo lo mucho que lo amo. Pero poco a poco, me voy animando a decírselo, mientras que él me lo dice a cada rato cuando estamos juntos.

 


Tags: amor, romance, dolor, tristeza

Publicado por miakayuki2006 @ 20:28  | zona personal
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.